FOTO: FRANCISCO FLORES SEGUEL/AGENCIAUNO

Por primera vez en la historia del deporte profesional español sancionan a un deportista por homofobia

Se trata del waterpolista serbio Nemanja Ubovic quien insultó a un jugador contrario por su orientación sexual

Durante la mañana de este viernes fue sancionado el waterpolista Nemanja Ubovic de Serbia de haber realizado insultos homófobos al español Víctor Gutiérrez durante un encuentro en la Liga de Waterpolo en la 15va jornada de la División de Honor masculina hace dos semanas en España.

Víctor Gutiérrez del CN Terrasa, quien en 2016 se convirtió en el primer jugador de élite de un equipo de Waterpolo en hacer pública su orientación homosexual, denunció que el jugador serbio lo insultó en dos ocasiones durante el encuentro gritándole “maricón”.

Una vez finalizado el juego Gutiérrez expresó su molestia con lo ocurrido haciendo una denuncia de lo ocurrido. “Lo ha escuchado la grada, algún compañero mío y estoy bastante afectado. Estoy orgulloso de ser quien soy, de ser homosexual, gay maricón, que para mí no es insulto, pero me ha tocado la fibra”, sostuvo entonces a El País.

“Yo estoy muy orgulloso de ser quien soy y de ser tal y como soy. Pero hoy mis lágrimas son de rabia e impotencia porque un compañero de profesión quiera atacarme por ahí. Los árbitros no lo han recogido en acta porque no lo han escuchado. Pero tanto compañeros como aficionados lo han escuchado”, dijo en su momento a RTVE el waterpolista.

Esta mañana, sin embargo, la denuncia realizada por Gutiérrez fue acogida por el Comité de Competición de la Federación Española de Natación, quienes consideraron el hecho como una infracción que se encontraría tipificada en el Régimen Disciplinario, arriesgando Ubovic cuatro partidos de suspensión junto a una multa de 200 euros.

Según el Comité en la reiteración provista por las imágenes del Canal Terrasa y las manifestaciones por parte de los presentes, se probó que Ubovic “profirió un insulto homófobo al waterpolista del CN Terrassa Víctor Gutiérrez al finalizar el partido y cuando ambos equipos procedían al protocolario apretón de manos, fuera de la pileta”.

Comentarios