Las batallas de Pablo Dittborn: “Jamás voy a votar por el Partido Comunista”

El exeditor y director editorial, de 74 años, hoy candidato a concejal por Vitacura, cree que Daniel Jadue es “chanta” y opina que el discurso “fácil” de Pamela Jiles es “hábil, efectista y bien dirigido”. Desde el retorno a la democracia, asegura que Ricardo Lagos fue “un gran presidente” y que el “peor gobierno” ha sido el de Sebastián Piñera. Además, recuerda cuando intentó encargar la biografía del empresario Horst Paulmann, pero tuvo que desistir.

Ha sido una de las figuras claves del mundo editorial nacional de los últimos 40 años. Sus vínculos y afectos se asocian a la cultura y a la política. Pablo Dittborn, hoy de 74 años, se formó como cadete en la Escuela Militar, fue militante del MAPU y parte del emblemático sello Quimantú durante la Unidad Popular. Tras el golpe militar, se exilió en Argentina, donde siguió trabajando en el rubro editorial. En Buenos Aires, a comienzos de los 80, logró éxito y dinero, editando las revistas de Los Pitufos, He-Man y Condorito, vendiendo 50 mil ejemplares semanales.

En 1994, Pablo Dittborn Barros regresó a Chile y se hizo cargo de Ediciones B. Entre sus labores, fue el responsable de que las memorias de la “geisha”, “Me llamo Anita Alvarado”, se convirtiera en un bestseller tras su aparición en 2002. Luego, fue director de la editorial Random House hasta su retiro hace ocho años.

Pablo Dittborn ha integrado el directorio de la Cámara Chilena del Libro y ante los conflictos en el gremio, en 2015 se unió a la nueva Corporación del Libro y la Lectura. Hace algunos días, su nombre fue anunciado por la ministra Consuelo Valdés, como consejero nacional del Ministerio de las Culturas. Además, tomó un nuevo desafío: es candidato a concejal -en una lista Independiente PS-PPD- por la comuna de Vitacura.

“Sobre la campaña, la mayor presencia en los medios la tienen los constituyentes y casi anulan, en términos de noticias, de espacio y de propuestas, al resto. Es razonable. Este fin de semana es la elección más importante en la historia de Chile”, comenta quien también fue uno de los dueños y fundadores de The Clinic, y que hace un par de años tiene una segunda residencia en Playa Ancha, Valparaíso.

¿Tú quisiste ser candidato o te ofrecieron la posibilidad de serlo?

-En marzo del año pasado me quedé en Playa Ancha y no volví a Santiago hasta febrero de este año. Busqué ir de candidato a concejal por Valparaíso. Sentía que había un gran trabajo que hacer. Pero, la gente con la que conversé del sector PS-PPD, encontraron que yo era muy nuevo para presentarme en Valparaíso. Entonces, en esa conversación, me dijeron “hay espacio en Vitacura”, donde tengo mi casa hace 22 años. Ok, dije, pero son tareas y problemáticas diferentes y acepté.   

¿Cómo se presenta el tema cultural en tu campaña?

-Son 45 años vinculados a la industria editorial. He sido, por muchos años, parte del Consejo de la Cultura y del Consejo del Libro y hoy estoy en el directorio de Puerto Ideas. Y en Vitacura, yo tengo la sensación de que se puede hacer mucho más, porque es una comuna que tiene recursos. Es una comuna que tiene pocas librerías, entiendo que sólo dos. Y hay un trabajo por hacer, participando e incorporando a sus comunas vecinas, por ejemplo, a Huechuraba. Creo que hay que impulsar activamente la generosidad y solidaridad con las otras comunas. Vitacura no puede convertirse en un gueto. Uno de los lemas de mi campaña es la seguridad para toda la familia, pero sin discriminación.   

“Son 45 años vinculados a la industria editorial. He sido, por muchos años, parte del Consejo de la Cultura y del Consejo del Libro y hoy estoy en el directorio de Puerto Ideas. Y en Vitacura, yo tengo la sensación de que se puede hacer mucho más, porque es una comuna que tiene recursos. Es una comuna que tiene pocas librerías, entiendo que sólo dos. Y hay un trabajo por hacer, participando e incorporando a sus comunas vecinas, por ejemplo, a Huechuraba”.

¿Qué balance haces del panorama cultural local a más de un año de pandemia?

-Desde luego ha golpeado a todas las expresiones que tienen que ver con los escenarios y brutalmente al teatro, el cine, la danza, la música, y algunos lo han resuelto a través de plataformas digitales. El mundo de los libros ha sufrido quizás menos, una vez corregida esta situación ridícula sobre si los libros entraban o no en la categoría de primera necesidad. Lo lamentable es que nunca está entre las prioridades de la autoridad. El mundo editorial forma parte de mis amigos y ellos han visto un renacer con el sistema del e-commerce. Y también han cambiado los porcentajes de las dos cadenas más grandes de librerías (Antartica y Feria Chilena del Libro), posibilitando la competencia de otros en el rubro. Por lo menos ha servido para salvarse un poco. Pero hay que hacer algo para ayudar. Ya sabemos que el Ministerio de las Culturas no está facultado para dar bonos. Lo que sí puede crear es incentivo a la demanda para recuperar el público, y ahí hay que buscar mecanismos más novedosos. Por ejemplo, los franceses, están entregando 500 euros anuales a jóvenes, entre 18 y 25 años, sólo para cultura. 

¿Crees que logren sobrevivir las librerías?

-Van a coexistir las librerías con quienes reparten y eso depende de cada gusto. Yo creo que Buscalibre ha realizado un gran trabajo, pero ha sido sobrepasado y hoy sus tiempos de entregas no son los de hace dos años. Hay un tipo de lector tradicional, que asiste a una librería, y prefiere buscar un libro sin saber con precisión cuál y qué le importa más en un mesón que en una pantalla. Pero también la librería pequeña debería tener un sistema de delivery efectivo, rápido y seguro. Así puede recuperar un espacio, quizás perdido, por la distribución de Buscalibre.  

¿Qué se extraña del mundo editorial?

-¡Uf! A pesar de que yo salí de Random House el 2013 aún me siento cercano. Y debo estar también conectado por las labores que tendré ahora en el Ministerio de las Culturas, donde se abre un espacio de sugerencias y propuestas. También sigo leyendo mucho sobre la industria, cómo va variando el interés por los libros digitales y el crecimiento de la adquisición de audiolibros.

¿Es cierto que tuviste en mente encargar la biografía del empresario Horst Paulmann (dueño de Cencosud)?

-Sí. Yo sentía que en Chile había una clase empresarial nueva y que no obedecía a los apellidos tradicionales, o sea, los Larraín, los Matte, sino que eran hijos de inmigrantes de poco tiempo en el país, por ejemplo, Paulmann, Luksic, Anacleto Angelini… Estando en Random House ocurrió esto y mencioné la idea de la biografía de Paulmann y se enteró la gente de Random Argentina. Por esa época trabajaba con Paulmann un señor alemán, quien había sido parte de Random Argentina. Así que este señor hizo los llamados telefónicos correspondientes para que me dijeran “Ojo en lo que te estás metiendo” y naturalmente no hice el libro.   

“Estando en Random House ocurrió esto y mencioné la idea de la biografía de Paulmann y se enteró la gente de Random Argentina. Por esa época trabajaba con Paulmann un señor alemán, quien había sido parte de Random Argentina. Así que este señor hizo los llamados telefónicos correspondientes para que me dijeran ‘Ojo en lo que te estás metiendo’ y naturalmente no hice el libro”.   

Presente y futuro

Hijo de Carlos Dittborn -el organizador de la Copa Mundial de Fútbol de 1962 en Chile-, Pablo Dittborn es ingeniero comercial de profesión. Por estos días, se acompaña de la lectura de tres libros: “La era del capitalismo de la vigilancia”, de Shoshana Zuboff; “Senior Service”, la biografía del editor Giangiacomo Feltrinelli; y “Línea de fuego”, la nueva novela de Arturo Pérez-Reverte.

Dittborn también mantiene activa su cuenta de Twitter y con respecto al polémico tercer retiro de los fondos de las AFPs, comentó en la red social “El populismo resulta creíble porque algo no va bien”.

“Me hubiese gustado que las personas mantuviesen sus recursos para su jubilación y que el dinero que la gente necesitaba hubiese sido entregado desde aportes del gobierno con fondos del Estado. El gran derrotado de los tres retiros es ese señor que anda gritando ‘No más AFP’, porque en su discurso decía que la plata no estaba y la plata estuvo. El otro gran derrotado es el aparato comunicacional de las AFPs, porque equivocados o no, no salieron nunca a declarar su rol. Hagamos un sistema solidario que beneficie a todos”, señala.     

¿Y por qué el discurso populista se impone?

-Estamos cooptados por un discurso fácil como el de la diputada Pamela Jiles, que es preciso, hábil, efectista y bien dirigido. Y que además aborda un amplio espectro, que va desde los retiros de las AFPs hasta su relación de pareja y su actividad sexual o no, pero que genera titulares en los diarios y micrófonos en radio y televisión. De esa manera, ella se permite hacer su campaña. Yo creo que, con su pareja, Pablo Maltés, piensan y elaboran muy bien lo que van a decir. Esto deriva en un carnaval de propuestas donde la más audaz engancha rápidamente. Pero, ¿cuál es el programa de Pamela Jiles? No existe.

“Estamos cooptados por un discurso fácil como el de la diputada Pamela Jiles, que es preciso, hábil, efectista y bien dirigido. Y que además aborda un amplio espectro, que va desde los retiros de las AFPs hasta su relación de pareja y su actividad sexual o no, pero que genera titulares en los diarios y micrófonos en radio y televisión”.

¿Y qué político sería tu candidato presidencial?

-Yo jamás voy a votar por el PC. Eso lo tengo muy claro. Conocí a Daniel Jadue, tuve una reunión con él, en su oficina, como integrante de la Corporación del Libro sobre el tema de las librerías populares. Le dije que nosotros estábamos en condiciones de ayudarlo en armar de la mejor manera una librería popular y no donde los libros se venderían un 40% más baratos, sino que con un 80% más barato. Le hice una propuesta de 534 mil libros en esas condiciones ya que, como editores, teníamos la obligación de preservar la existencia de las librerías, que con el modelo Jadue las destruimos. Le interesó. Nunca asistió a las siguientes reuniones. Él me dijo que haría 100 librerías populares en Chile. Eso no ha ocurrido. Hoy va poca gente a su librería y los editores no le quieren vender. Lo encuentro un chanta. Mi candidato hasta ahora es Heraldo Muñoz. Un gobierno de centro izquierda nos garantiza más gobernabilidad, paz y desarrollo.  

Pero has dicho que Evelyn Matthei es “ejecutiva y brutalmente trabajadora” …

-En comparación con Joaquín Lavín, yo creo que ella es muy inteligente, rápida, agresiva y fuerte. Esa es, por lo menos, la imagen que me transmite. Creo que es un rival difícil para Lavín. Pero veamos cómo resuelven el lío dentro de su partido, la UDI.

“En comparación con Joaquín Lavín, yo creo que ella es muy inteligente, rápida, agresiva y fuerte. Esa es, por lo menos, la imagen que me transmite. Creo que es un rival difícil para Lavín. Pero veamos cómo resuelven el lío dentro de su partido, la UDI”.

Admiras a Ricardo Lagos, pero da la impresión de que cada vez que sale a dar una declaración, su figura y legado han sido criticados. ¿Qué piensas al respecto?

-Lo conozco desde que fue Secretario General de la Universidad de Chile. Luego, con las vueltas de la vida, nos fuimos topando. He sido editor de varios de sus libros. Bueno y debo ser de los pocos que han estado, dos o tres veces, en su casa de Caleu. Ahora, creo que las críticas vienen por el tema del CAE (Crédito con Aval del Estado), que afectó a mucha gente. Pero hay que situarlo en su contexto, en ese momento, el CAE entiendo tuvo una tasa de un 6% a un 8% y hoy es una barbaridad. Me impresiona que el tema del dinero impacta más que otras medidas. Lagos fue un gran presidente. ¡Lagos terminó con la inamovilidad de los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas y con los senadores designados!    

Muchos dicen que el gobierno de Sebastián Piñera es el peor desde el retorno de la democracia. ¿Cómo lo ves tú?

-Efectivamente es el peor gobierno, sobre todo en el manejo político. No hay visión política, sólo medidas empresariales. Desde el estallido social hasta la pandemia se ha visto su falta de liderazgo para resolver. Esa incapacidad tan atada a un conservadurismo económico, lo han transformado en el peor gobierno. No tengo la menor duda. El ensimismamiento con que resolvió algunas cosas, sumado a sus meteduras de patas y reacciones frívolas, creo que por muchos gobiernos más, este será recordado como el peor gobierno.

Comentarios
Sabía ud que... A MENUDO ME DETIENEN POR VIVIR EN LA CALLE, PERO NUNCA QUEDO CON ARRESTO DOMICILIARIO -------------------------------- Sabía ud que... DIOS GUARDA SUS ARCHIVOS EN LA NUBE -------------------------------- Sabía ud que... EL AUTOR DE “40 Y 20” TERMINÓ SUS DÍAS EN EL HOSPITAL SAN JOSÉ JOSÉ -------------------------------- Sabía ud que... PINOCHO MENTÍA PORQUE ERA SU MADERA DE SER -------------------------------- Sabía ud que... QUIENES ME ACUSAN DE ABUSAR DEL LATÍN HACEN UN JUICIO A PRIORI DE MI MODUS OPERANDI PARA CAMBIAR LO SUI GÉNERIS POR EL STATU QUO --------------------------------