Abuelito dime tú: Los pasos y el estilo de la dupla Maltés-Jiles en la apuesta por la gobernación de la RM
Un buen desempeño de Maltés en las elecciones del domingo podría reforzar una eventual apuesta presidencial de su pareja, la diputada Pamela Jiles, advierten los analistas. Foto: Agencia Uno.

Abuelito dime tú: Los pasos y el estilo de la dupla Maltés-Jiles en la apuesta por la gobernación de la RM

A partir del apoyo cerrado de la diputada Pamela Jiles a su asesor, pareja y jefe de gabinete ad honorem, Pablo Maltés ha desplegado su candidatura a la gobernación de la RM bajo el alero de popularidad de “La Abuela”. Con los retiros de fondos previsionales como plataforma para lanzar su campaña, el periodista ha seguido la línea de la parlamentaria: uso intensivo de redes sociales, constante impugnación a la clase política -con particular encono al Frente Amplio y sus líderes, Gabriel Boric y Giorgio Jackson-, y una escasa presencia en el territorio. En el Partido Humanista, donde son amos y señores, dicen que ya lograron el objetivo de instalar su figura de forma competitiva. De pasar Maltés a segunda vuelta, advierten los analistas, se refuerza las aspiraciones presidenciales Jiles.

“Abuelo gobernador, Abuelo gobernador”, es parte del mensaje que en las últimas semanas ha difundido, con cierto tono de arenga, la diputada del Partido Humanista, Pamela Jiles, para pedir el apoyo para el candidato a gobernador por la Región Metropolitana, Pablo Maltés. “Los defenderá a ustedes como lo he hecho yo, mejor que yo. Es lo único que les pido, con todo el amor de La Abuela”, apuntó en un mensaje fijado en su cuenta de Twitter.

Lo anterior es ilustrativo de la campaña que ha sostenido Maltés, al alero de la parlamentaria, utilizando los mismos códigos de lenguaje y performance mediática, también bajo el paraguas del Partido Humanista, colectividad donde también milita el candidato. Y al igual que su pareja, Maltés también tiene un activo uso de las redes sociales, donde denuncia los intentos de “cocina” -léase intentos de acuerdos políticos- y donde no se ha restado de interpelar a otras figuras políticas, particularmente del Frente Amplio, donde Gabriel Boric y Giorgio Jackson han sido blanco privilegiado de su puntería. En los mensajes en sus cuentas de redes sociales, el candidato ha enfatizado en pedirle a su audiencia que no voten “por los mismos de siempre”.

Un estilo que saca ronchas en sectores del Frente Amplio, incomodidad transversal en lo que Jiles ha denominado “la clase política miserable”, y que ha desvelado a analistas políticos en lo que advierten una expresión del populismo y sus presuntos riesgos para la convivencia democrática.

Con todo, los efectos del particular estilo de “los abuelos” ha rendido frutos, al menos en la popularidad medida en las encuestas. En una realizada por la Universidad del Desarrollo en abril y publicada en El Mercurio, los números para “El Abuelo” son prometedores. Ante la pregunta “si la elección de gobernador fuera este domingo”, un 8,2% se inclinó por la figura de Maltés, cifra que se incrementa en el ítem “votantes probables” a un 16,5%, quedando en un tercer lugar -el DC Claudio Orrego lidera con un 30,5% y la candidata de Chile Vamos, Catalina Parot, le sigue con un 20,2%- y superando a su contendora más cercana en la gobernación de la RM, la candidata del Frente Amplio, Karina Oliva, con un 14,2%.

Encuesta Panel Ciudadano-UDD. Abril 2021.

Cifras prometedoras que se empalman con la performance presidencial de su aval político, Pamela Jiles, quien encabeza -junto al PC Daniel Jadue- todos los sondeos como una de las figuras de oposición más competitiva en una elección presidencial, pese al rechazo y las dudas que despierta en el resto de las fuerzas políticas. El candidato presidencial de Convergencia Social, Gabriel Boric, ha dicho que se negará a participar de una eventual primaria presidencial con Jiles, mientras que la diputada comunista Camila Vallejo expresó en entrevista con The Clinic su inquietud si la periodista “estaría dispuesta a ir en una primaria con la clase política que considera miserable”.

Toda esta historia comenzó cuando “Los Abuelos” ingresaron a las filas del Partido Humanista en junio del 2017. El Frente Amplio comenzaba a definir su plantilla parlamentaria, donde el binomio Jiles-Maltés comenzaba a operar como una sola orgánica política lo que, por cierto, no estuvo exenta de complejidades y polémicas.

La renuncia que no fue

Fue a fines del 2017, previo a las elecciones parlamentarias y presidenciales, donde Pamela Jiles dejó ver el estilo que aplicaría respecto a la construcción de su personaje. En un consejo general del Partido Humanista, la periodista se dirigió al resto de la militancia presente como “queridos nietitos”, recuerdan fuentes que estuvieron presentes en la cita. Si bien el hecho fue anecdótico, algunos dirigentes quedaron sorprendidos de que Jiles aplicara su personaje incluso en instancias partidarias formales.

El hecho simbolizaba la apuesta que Jiles implementaría una vez llegada al Congreso: presentarse como “La Abuela”, apodo que la acompaña desde sus tiempos en el periodismo de farándula y que fuera conceptualizado por el comediante Felipe Avello. Jiles había llegado al Partido Humanista luego de apoyar la candidatura presidencial de Tomás Hirsch en el 2005. El contacto se retomaría en el 2017 con el entonces presidente de la colectividad, Octavio González.

Fuentes de esa época recuerdan que el Partido Humanista hizo el cálculo de que la popularidad de Jiles reforzaría la presencia del partido a nivel nacional. Además, ayudaría a mantener la legalidad del PH, pues la normativa exigía a los partidos tener presencia a nivel nacional o contar con tres diputados electos. A Jiles se le sumarían las otras dos apuestas emblemáticas para la tienda: el propio Tomás Hirsch y el músico Florcita Motuda.

Sin embargo, la inclusión de Jiles al PH partió compleja desde un inicio. Fuentes consultadas por The Clinic señalan que en un principio, la periodista insistía ir por el distrito 8 (Estación Central, Pudahuel, Maipú, entre otras comunas), pero los cálculos de miembros de la directiva sostenían que ella era más competitiva en el distrito 12 (La Florida, Puente Alto, La Pintana), permitiendo además reforzarse con la apuesta de RD para la zona, Miguel Crispi. Costó convencerla y también derribar cierta resistencia del resto del Frente Amplio.

Luego vendrían las características propias de una personalidad compleja, agregan las fuentes. Jiles se resistía a recorrer las ferias de la comuna, ahí donde el contacto con el electorado es directo: su campaña en el territorio fue acotada. Pese a ello, Jiles y Crispi fueron electos en el distrito 12. Negocio redondo: ganaron “los abuelos”, el Partido Humanista y el Frente Amplio en su mejor momento. En aquella elección, el incipiente conglomerado consiguió instalar en el Congreso 20 parlamentarios.

Sin embargo, la inclusión de Jiles en la plantilla parlamentaria del PH tenía una condición. Al día siguiente de aquella elección, 19 de noviembre, ella y Pablo Maltés se desafiliarían del partido. Todo era un acuerdo instrumental, pues los humanistas no reconocían a Jiles y Maltés como humanistas de cepa -aseguran las fuentes- debido, entre otras cosas, a la matriz marxista en la cual ambos se formaron políticamente. Tanto Jiles como Maltés militaron en el Partido Comunista en su juventud y han asegurado que pasaron por el Frente Patriótico Manuel Rodríguez.

Las versiones sobre el ingreso de Pamela Jiles y Pablo Maltés -quien no atendió los llamados y mensajes de The Clinic, al igual que su encargado de comunicaciones- son contrapuestas.

“El acuerdo de la militancia en el PH de Pamela y Pablo era instrumental, así fue explicitado a todo el Frente Amplio, pues la ley exigía a los partidos el tener tres diputados electos para mantener la legalidad. Así también lo hicimos con Diego Ibáñez y Cristián Cuevas en esa elección, quienes también se desafiliaron al PH. A Pamela y Pablo los veíamos como independientes con quienes teníamos coincidencias programáticas, pero ellos tienen una formación marxista que no tenía relación con el proyecto humanista, sin que nosotros tuviéramos nada contra el marxismo. Pero a la semana siguiente la directiva del partido se reunió y se impuso la postura mayoritaria de que ellos podían encarnar el proyecto humanista, siendo que tres miembros de la mesa nos opusimos”, rememora Efrén Osorio, ex integrante de la mesa del PH y actual miembro del colectivo “Acción Humanista”.

“Eso es absolutamente falso”, reacciona Octavio González, actual secretario general del Partido Humanista. “Yo era presidente del partido y personalmente invité a Pamela y Pablo a que militaran y se sumaran al proyecto humanista. Nunca fue algo instrumental”.

Como sea, Jiles y Maltés ya estaban en las filas del humanismo. Era el punto de no retorno.

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Abuelos en el Congreso

Ambos ingresaron así a la Cámara de Diputados en calidad de humanistas: Pamela Jiles como parlamentaria, y Pablo Maltés como su jefe de gabinete ad honorem. Comenzaría entonces a emerger en la escena la pareja más controversial del Congreso.

Fuentes del partido que trataron con la pareja, recuerdan cómo las personalidades de los dos comenzaron a descolocar en la bancada del PH y en la interna partidaria. Hermetismo de ambos y lenguaje descalificador de Jiles a aliados del partido y del propio Frente Amplio. De Maltés, las fuentes destacan un perfil más amable cuando quiere serlo, pero también le adjudican un estilo confrontacional cuando en la interna le rebaten sus argumentos. A esto, sin embargo, otras fuentes del Congreso trazan el estilo de Maltés con el resto del Congreso: conversador, afable, pero con distancia del resto de los asesores o jefes de gabinete de parlamentarios. Mantiene trato directo con el resto de los parlamentarios y dirigentes políticos, pues asumen que hablar con él es hablar también con Pamela Jiles.

Así se entiende su rol, por ejemplo, en los encuentros programáticos de la oposición que coordina Carlos Maldonado. Maltés no interviene mucho, pero cuando lo hace utiliza un tono amable y ponderado, dicen las fuentes que han participado de esos encuentros. Cuentan que ha abogado por la unidad de la oposición, lo que se contrapone a la constante impugnación de la Abuela al resto figuras y liderazgos presidenciables del sector.

Con todo, Jiles y Maltés comenzaron a protagonizar una compleja vida partidaria. Al resto del Frente Amplio comenzó a incomodar de sobremanera las constantes polémicas de Jiles con Giorgio Jackson y Gabriel Boric -a quien le criticó con dureza haber participado del acuerdo del 19 de noviembre por una nueva Constitución-, al mismo tiempo de que la convivencia con su par de bancada, Tomás Hirsch, se iba deteriorando: cercanos al diputado aún recuerdan cuando Jiles retuiteaba mensajes críticos contra su otrora aliado.

En este sentido, el 2020 fue el año de definiciones y movimientos dentro del humanismo que serían trascendentales para el fortalecimiento político de “Los Abuelos”.

En marzo de ese año, Jiles informaba a los medios que su jefe de gabinete, Pablo Maltés, sería candidato a gobernador de su partido por la RM. En mayo, en tanto, Tomás Hirsch junto a casi 300 militantes renunciaron al Partido Humanista, evitando polemizar con Pamela Jiles, pese a reconocer en privado que la convivencia con ella era insostenible. El partido perdía a Hirsch, uno de sus fundadores, a lo que posteriormente se sumó a la renuncia del diputado “Raúl “Florcita Motuda” Alarcón, a quien la colectividad formalmente expulsó de sus filas días después, en medio de denuncias de abuso sexual en su contra.

PH inició investigación tras denuncias contra Florcita Alarcón por abuso: diputado renunció al partido

Pamela Jiles quedó entonces como la única parlamentaria de la colectividad, y durante el 2020 comenzó a ganar popularidad a partir de la crisis económica provocada por la pandemia: desde un inicio se plegó a la demanda por los retiros de los ahorros previsionales ante la demanda de mayores ayudas sociales al Ejecutivo. En septiembre, de hecho, el Partido Humanista emitió una declaración pública donde catalogaron a Jiles como “figura presidencial”, en un comunicado de apoyo a la parlamentaria donde denunciaban el intento del Frente Amplio por sacarla de la Comisión de Constitución, en un diseño presentado por ese conglomerado al resto de la oposición para retomar la conducción de la Cámara de Diputados y, por consiguiente, reordenar la presidencia de las comisiones: Gabriel Boric lideraría esa instancia legislativa, lo cual Jiles y el PH no estuvieron dispuestos a respaldar.

En noviembre, la encuesta Criteria le adjudicó un cuarto lugar en el ítem “¿Quién le gustaría usted que fuera Presidente?” (Mención abierta). Jiles obtuvo 7% de preferencias, empatando con José Antonio Kast y superando a Heraldo Muñoz. Tras conocerse dichos resultados, Jiles aseguró que de no ser electo Maltés este domingo, “la abuela entra en la carrera presidencial”, prometiendo así ingresar de lleno en la contienda hacia La Moneda, puesto que, hasta ahora, no le ha puesto todo el entusiasmo que requiere dicha aventura. En todo caso, esta posibilidad es matizada a The Clinic por el secretario general del PH, Octavio González: “El tema presidencial debemos abordarlo cuando se cierre el ciclo completo de estas elecciones”.

En diciembre, en tanto, a nombre de la diputada Jiles, Pablo Maltés anunció en el Congreso que su pareja presentaría un proyecto de tercer retiro de fondos previsionales, a días de que se implementara el segundo. De esa forma, la imagen de Maltés quedaba directamente asociada a una de las demandas de mayor popularidad, pese a los reparos técnicos de la medida. El hecho fue criticado incluso en la oposición. “No me parece que un candidato, que es asesor de una diputada, ocupe este espacio para generar este tipo de polémicas y ganar votos”,dijo al respecto el diputado RD Miguel Crispi.

Anuncio lo dio su pareja y candidato a gobernador: Pamela Jiles confirma ingreso de proyecto para un tercer retiro del 10 por ciento de las AFP

Críticas internas y despliegue comunicacional del “Abuelo”

Pese a todo, el estilo de la diputada y la bandera de los retiros han generado críticas en la interna del PH. En marzo de este año, a partir del caso de la muerte del menor Tomás Bravo, Jiles se declaró partidaria de la pena de muerte en casos que afecten a menores de edad. Eso fue un balde de agua fría para la militancia humanista, pues pasaba por alto principios fundamentales del partido: el derecho a la vida y la no violencia activa. El partido difundió enseguida una declaración pública, suscrita en conjunto con la “diputación humanista Pamela Jiles”, donde se retractaban de dicha opinión.

Wilfredo Alfsen, uno de los fundadores de la colectividad y ex presidente del Tribunal Supremo, señaló en el sitio la Coordinadora de Formación PH: “Confunde la relativización que hacen otros planteando que Pamela no tiene formación Humanista y que no es tan grave estar a favor de la pena de muerte, que la política es así”.

Contactado por The Clinic, Alfsen justifica a Jiles diciendo que “no fue una reacción racional, fue un impulso momentáneo”. Consultado si el estilo de Jiles hace ruido en la vida partidaria del humanismo, agrega algo que reconocen otras fuentes fuera de micrófono: a veces incomoda, pero es útil al partido.

“A lo mejor genera resistencia en los más antiguos, porque no era nuestra forma. Pero mayoritariamente la gente del Partido Humanista hoy día es pamelista. Están alucinados, nunca habíamos llegado a este nivel: perdimos dos diputados, pero tenemos la mayor opción presidencial en este momento”, asegura Alfsen.

Otro capítulo complejo fue la grabación de la franja del partido para las candidaturas a constituyente. Fuentes del humanismo aseguran que el PH tenía listo el producto audiovisual para ser difundido, pero que no había sido del agrado de Jiles. Se modificó a último momento y quedaron ella y Maltés presentando a los candidatos del partido y llamando a votar por ellos. La versión de Octavio González, sin embargo, fue que la propuesta para la franja de Jiles-Maltés llegó primero que la que preparaba el propio partido.

En tanto, una de las cartas a la Convención Constitucional por el distrito 8, Camila Cáceres, apuntó en su cuenta de Instagram. “Te quedas en silencio porque esto es un favor que te estoy haciendo (…) si esto significa tener una ABUELA entonces seré antinatalista para abortar TODA la vieja política”. Las fuentes señalan que Jiles llegó malhumorada a grabar las cápsulas y que fue comentario obligado al interior del Equipo de Coordinación Nacional.

Fuera de grabadora, con timidez y cierto dejo de temor, las fuentes del PH consultadas reconocen que Pamela Jiles tiene un carácter complejo y que no tiene mayor vinculación con los “Equipos Base”, pero que entienden que es útil para el posicionamiento del Partido Humanista en la escena nacional. De Pablo Maltés las opiniones son similares, aunque de él destacan que tiene un poco más de participación en la orgánica partidaria.

Una distancia con el resto del partido que el secretario general del Partido Humanista, Octavio González, atribuye a la pandemia: “Hubo una decisión de no ir a los territorios, porque el tema pandémico es prioridad. En base a esa decisión, hay algunos militantes que se sienten desatendidos. No sólo de Pamela y Pablo, sino de la dirección del partido, de que les gustaría que estuviéramos más presente con los dirigentes de base. Esto lo hablé con Pamela en el verano, donde le pedí con exageración que fuera cuidadosa con la pandemia”.

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Más redes sociales y menos territorio

A la distancia que Los Abuelos tendrían con el resto del PH, se suma un comentario obligado en los otros comandos que compiten por la gobernación de la RM y que fueron consultados por The Clinic: el diseño de Pablo Maltés no incluiría su presencia en el territorio. En sus cuentas de redes sociales, por ejemplo, prácticamente no hay registros del candidato en la calle, entregando volantes o recorriendo ferias, práctica habitual de quienes se postulan a un cargo de representación popular. Pese a ello, el Partido Humanista apostó fuerte por Maltés: le aportó al candidato $78 millones de pesos, la cifra más alta transferida por la colectividad a sus candidaturas.

El diputado RD por el distrito 12, Miguel Crispi, sostiene: “Desconozco si Maltés tiene algún tipo de trabajo territorial fuera del distrito 12, pero al menos en este distrito no lo tiene. Puedo estar equivocado, pero llevo 3 años como diputado muy presente en el distrito, y no lo he visto. No es muy distinto al estilo de Pamela Jiles, tienen una forma de hacer política que no es cara a cara, y mal no les ha ido. Más que hacer un juicio, constato el hecho”. En tanto, en el PH aseveran que Maltés sí tiene actividades en el territorio, pero que no son difundidas.

Junto a mensajes de propaganda radial, Maltés ha hecho un uso intensivo de sus cuentas de Twitter, Instagram y Facebook. Abundan, eso sí, imágenes de Pamela Jiles asociadas a los retiros, imágenes de encuestas asociadas a la diputada, comentarios sobre contingencia donde el guión preponderante son polémicas con el resto de la oposición, y gráficas de su candidatura donde destacan el apodo de “El Abuelo” y el slogan “Humanicemos Chile”, la única mención -indirecta- a su partido.

De hecho, un estudio de Nsg Group “Digital Thinking Advisors” (www.nsgcorp.me ) para The Clinic, que realizó seguimiento a los candidatos a la gobernación de la RM en redes sociales entre el 5 de abril y el 3 de mayo, muestra a Pablo Maltés como el candidato con mayor volumen de menciones, 74 mil, seguido por su contendora del FA, Karina Oliva (con 62.100). De las menciones al Abuelo, un 45% son comentarios favorables y 55% desfavorables.

“Su visibilidad en redes está directamente relacionada a la gran capacidad de alcance de Pamela Jiles. El manejo de la retórica mediática puede darle popularidad, pero lo aleja de una reputación netamente favorable, e incluso de ser tomado en serio más allá de los retiros de fondos de pensiones”, concluye el estudio.

Movilizar electorado y medición de fuerzas con Jadue

El director de la encuestadora Criteria Research, Cristián Valdivieso, entrega una opinión sobre la competitividad de Maltés en las elecciones de este fin de semana. “El electorado de Pamela Jiles y Pablo Maltés se concentra en los sectores populares y juveniles que no tenían mayor participación electoral, salvo en el Plebiscito de octubre. Hay que ver si el apoyo de Jiles a Maltés moviliza a los votantes, porque no son sectores muy ideologizados. Para ello, hay que fijarse en la participación electoral en comunas de su distrito, como Puente Alto o La Pintana”, dice.

Además, entrega otro enfoque: una indirecta medición de fuerzas entre Jiles y otro liderazgo presidencial de la oposición, Daniel Jadue. “Indirectamente, hay una confrontación entre Jiles y Jadue, una medición de fuerzas. Jiles, que ha estado muy jugada por el Abuelo, y Jadue, en alguna medida, ha estado jugado por Karina Oliva. Lo que saque el Abuelo dependerá absolutamente de Jiles, y lo que saque Oliva depende en una medida importante de Jadue”.

El académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, complementa: “Pablo Maltés es una figura hábil políticamente. Ha asumido un rol que va más allá de la asesoría, transformándose en un actor político en la discusión del 10%. Y mientras más votos saque Maltés, eso va a significar que Jiles, en su obsesión con el FA y sus líderes, pueda aparecer en la noche del domingo 16 señalando que ella y su pareja, solos y sin una base electoral muy desarrollada como el FA, pudieron avanzar a segunda vuelta. Un buen resultado de Maltés podría llevar a Pamela Jiles a formalizar su candidatura presidencial”.

“De ser considerada un actor peligroso, así se podría transformar en una opción real para el gobierno que se inicia en marzo del próximo año, con niveles de personalización de la política nunca antes vista en Chile”, añade.

¿La forma o el fondo?

En tanto, el secretario general del PH, Octavio González, sostiene que, al menos, ya se cumplió el objetivo político: “Sentimos que nosotros logramos el objetivo: posicionar una nueva figura política del PH. Que pudiésemos instalar una candidatura competitiva y preponderante, ya es una ganancia. Ese objetivo ya se cumplió”, dice, refiriéndose a Pablo Maltés.

“Los abuelos son personajes cariñosos, cercanos y protectores. Entienden lo que le pasa al mundo social: el diseño es mantener la cercanía con la gente. El respaldo de la calle a la Abuela es por la sintonía con el sentir de la gente. ¿Qué es lo que la gente rechaza hoy en día? Las cocinas y los acuerdos entre cuatro paredes. Pablo y Pamela representan eso”, agrega el dirigente.

-Se les critica que la constante impugnación a la clase política dificulta un posible entendimiento de la oposición en un escenario presidencial.

-Y qué es más importante: ¿la forma o el fondo?

-Imagino que ambos factores son importantes en política.

-Ah, no. Para nosotros es el fondo. Te voy a explicar por qué. Puede que algunas formas no nos gusten. Personalmente, no me gustan las formas de Boric. No me gusta como vota Boric, no me gusta que se sienta intelectualmente superior al resto de la gente. Pero me lo banco, siempre que el fondo sea que no haya otro gobierno de derecha. Me parece fantástico que Boric, Jackson, Mirosevic y otros diputados, se sientan tan incómodos cuando hacen acuerdos de espaldas a la gente, porque políticamente los estamos desnudando: es señal de que vamos por buen camino. En ese sentido, nuestro eco son nuestros voceros, Pamela Jiles y Pablo Maltés. Nos sentimos representados por ellos.

FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI/AGENCIA UNO
Encuesta Criteria: Pamela Jiles vencería a todos los candidatos de la derecha en una posible segunda vuelta
Comentarios
Sabía ud que... El pulpo de acuario es menos sociable que el pulpo de géminis. -------------------------------- Sabía ud que... Un libro de tortas y repostería podrá ser corto, pero siempre tendrá mil hojas. -------------------------------- Sabía ud que... En una cita a ciegas esperamos hallar el amor a primera vista. -------------------------------- Sabía ud que... Spielberg es fan de Schiappacasse, y Brian, de Palma. -------------------------------- Sabía ud que... La palabra “estadio” tiene todas las vocales excepto la U. --------------------------------