Mireya Lorca, la mujer que busca rescatar el patrimonio histórico de Santa Clara

Tras vivir siete años en el norte de Chile, regresó a su localidad y hoy dedica su vida a que los lugareños la valoricen. Descubrió su historia, creó una fecha de aniversario, un escudo y un himno de Santa Clara. "Quiero plantar esa semilla... Saber que yo voy a partir de este mundo en algún momento, pero que habrá alguien que seguirá luchando por nuestra historia", dice.

Ubicada en la comuna de Bulnes, en la Región de Ñuble, Santa Clara sólo cuenta con un área de 1,68 km² y poco más de 3.000 habitantes. Entre ellos, se encuentra Mireya Lorca (48), quien desde hace cinco años ha luchado por rescatar el patrimonio histórico y cultural de la localidad.

“Yo siempre digo que hay siete maravillas reconocidas en el mundo. Y que Santa Clara es una tremenda maravilla, sólo que no está reconocida”, comenta la contadora de profesión.

Su búsqueda nació, sin embargo, luego de que saliera de la localidad. “Quería cambiar la página, salir de una mala relación y me fui a Iquique con los dos niños que tenía en ese entonces”, cuenta.

Mireya Lorca. Crédito: Álbum familiar.

Define la historia de su relación como una de las cosas que marcó su vida y que, con el paso del tiempo, se convirtió en un detonante para alzar la voz y dedicar su tiempo y pasión al trabajo social, cultural y comunitario. 

Tras un largo proceso de recuperación, regresó a su tierra en 2014. Se dedicó los dos años siguientes a cuidar a su tercer hijo. Pero sabía, desde luego, que su retorno también estaría marcado por una nueva etapa de su vida: en el norte, descubrió cómo los pequeños pueblos estaban cargados de identidad, de historia y de cultura. Y decidió que ya era hora que Santa Clara fuera así también.

“Yo siempre digo que hay siete maravillas reconocidas en el mundo. Y que Santa Clara es una tremenda maravilla, sólo que no está reconocida”, comenta la contadora de profesión.

“Una de las cosas que más me impresionaron en el norte de Chile fue la conexión de las personas con su historia. Incluso en los pueblos más pequeños todos reconocen el valor de dónde habitan. ¿Hay algo más lindo? En Santa Clara nadie había trabajado en eso y me dije a mí misma que yo me encargaría”, recuerda.  

Murales que cuentan la historia de Santa Clara. Crédito: Álbum familiar.

Comprensión histórica

Hoy, Mireya es capaz de contar detalladamente la historia de Santa Clara: todo partió cuando un gran terrateniente, Manuel Palacio Muñoz, se casó con Juana Zapata Sotomayor. Vivían en un gran fundo, con muy pocas casas. La pareja era tan devota de Santa Clara de Asís que puso a una de sus hijas el nombre Clara y, también en su homenaje, tras muchos años de esfuerzo, nombró de esa forma la primera estación de tren que pasaría por esas tierras.

“Tenemos el nombre de Clara Palacio Zapata. Por eso nuestro gentilicio es santaclarino”, dice Mireya, aclarando que saber el origen del nombre de la localidad fue su primera gran pregunta. “Todos los niños preguntan al papá o a la mamá por qué se llaman como se llaman. Mi papá me explicó por qué me llamo Mireya. Pero yo jamás supe por qué Santa Clara se llama Santa Clara hasta que me puse a investigar en 2016”.

Exposiciones con la historia de Santa Clara. Crédito: Álbum familiar.

De forma simultánea, Mireya realizó una intensa búsqueda de los hechos históricos que han marcado Santa Clara. Para eso, visitó y entrevistó a los adultos mayores de la localidad, logrando recabar historias, leyendas, personajes y varias fotografías. 

“Todos los niños preguntan al papá o a la mamá por qué se llaman como se llaman. Mi papá me explicó por qué me llamo Mireya. Pero yo jamás supe por qué Santa Clara se llama Santa Clara hasta que me puse a investigar en 2016”.

El siguiente paso fue motivar la participación del Comité de Fiestas Patrias con miras a realizar por primera vez el aniversario de Santa Clara. Lo logró: el 11 de agosto de 2016 -día de la santa homónima- se celebró la fecha, con un desfile en el que participaron los estudiantes, los vecinos y los bomberos de la localidad; una fiesta costumbrista y una exposición fotográfica.  

“Después del éxito de esa fiesta, yo dije: ya, ahora tengo que aprovechar ese impulso, unirme a quienes estén dispuestos a dar esa batalla conmigo y crear una organización cultural”. Lo hizo: “sacamos la personalidad jurídica y comenzamos a trabajar”. Se trata del Comité Cultural por un Santa Clara Mejor.

Aniversario de Santa Clara en 2019. Crédito: Álbum familiar.

El equipo creó el escudo de Santa Clara, logró encontrar un artista que pintara dos murales con la historia del sector y pidió apoyo a Alex Hidd para redactar el himno de la localidad, que fue lanzado oficialmente en 2018. “Hoy ese himno es entonado por los niños y las niñas en las escuelas del pueblo y por la comunidad en general en ocasiones especiales. La primera vez que los escuché cantando, me dije a mí misma: ‘eso es lo que quiero conseguir. Quiero plantar esa semilla en todos. En los colegios, que los niños se enamoren de Santa Clara… Saber que yo voy a partir de este mundo en algún momento, pero que habrá otra Mireya, que habrá alguien que seguirá luchando por nuestra historia”, sostiene.  

“De Santa Clara al mundo”

Desde el otro lado de la pantalla, vía Zoom, Mireya muestra orgullosamente una carpeta repleta de documentos. “Es lo que hemos logrado recopilar en los últimos años”.

A través de una página de Facebook llamada “Por un Santa Clara Mejor”, Mireya y su comité han logrado encontrar a santaclarinos en otras ciudades de Chile -y del mundo, según ella- y a personas cuyos padres, madres u otros familiares vivieron en Santa Clara.

“Hoy ese himno es entonado por los niños y las niñas en las escuelas del pueblo y por la comunidad en general en ocasiones especiales”, cuenta Mireya Lorca.

“Esas personas se sienten encantadas de ver cómo está la localidad, de saber lo que estamos haciendo. A través del Facebook pudimos encontrar los descendientes de la familia Palacio Zapata, que ya no viven en Chile. Ellos supieron de nuestro trabajo y se sienten honrados de que alguien recuerde a su familia, a quienes fundaron Santa Clara hace más de 100 años”, comenta.

La página cuenta hoy con más de 400 fotos enviadas por personas desde distintas ciudades. Se tratan de imágenes antiguas, de cuando la localidad todavía no contaba con asfalto, de cuando se veían caballos en las calles, de cuando todavía no existían algunas empresas.

La entrada de Santa Clara. Crédito: Comité Cultural Por un Santa Clara Mejor.

Cada vez que recibe una fotografía, Mireya llora. “Me emociono, me emociono mucho. Hace algún tiempo me llegó una del eucalipto que tenemos. Uno bien grande, que tiene más de 100 años. Se ve el árbol en un potrero. Y hoy ya no existe un potrero. Es muy lindo”.

Temas pendientes

Elegida concejala por Bulnes en las elecciones de mayo, Mireya asegura que su búsqueda por el rescate histórico de Santa Clara está “tan solo comenzando”.

Quiere que la Balsa de Santa Clara, por ejemplo, sea declarada patrimonio cultural y se convierta en un lugar turístico para los lugareños y los visitantes de otras regiones. También ha levantado la bandera de que la Laguna Santa Elena sea declarada santuario de la naturaleza. “Por su belleza, por la conservación de las especies que allí habitan, por la conservación de las aguas y biodiversidad, y porque es un patrimonio de nuestro pueblo”.

Los alrededores de la Balsa de Santa Clara han sido mejorados los últimos años.
Crédito: El Vecinal.

Además, comenta sobre la importancia de generar más actividades culturales, de incentivar a los lugareños a reciclar. “Tengo, junto al comité, muchísimas ideas. Se trata de un amor diferente, el amor al terruño… Después de todo lo que me pasó, puedo decir sin lugar a dudas que es uno de mis grandes amores. Y de los más fuertes. Te digo sin dudarlo: de Santa Clara nunca se olvida”, concluye.

Comentarios