Agencia EFE

Revelan causa de muerte de Raffaella Carrà

Sergio Japino, pareja de Carrà y encargado de anunciar su partida, aseguró que la cantante y animadora hizo su mayor esfuerzo para que “su calvario personal no turbase su recuerdo luminoso (de los fans)”.

La mañana del pasado lunes, 4 de julio, el mundo del espectáculo se vistió de luto luego de hacerse pública la noticia del fallecimiento de la diva italiana, Raffaella Carrà.

A pesar de que, en primera instancia solo se había informado de que la artista había padecido “una larga enfermedad”, el medio italiano RAI, confirmó que la causa de su fallecimiento fue “un devastador cáncer de pulmón“, del cual fue diagnosticada durante el 2020.

Desde el medio aseguraron, además, que la artista prefirió mantener su dolor en secreto “para proteger a sus seguidores de la perturbación de su sufrimiento”.

Sergio Japino, pareja de Carrà y encargado de anunciar su partida, aseguró que la cantante y animadora hizo su mayor esfuerzo para que “su calvario personal no turbase su recuerdo luminoso (de los fans)”.

Por esta razón, Raffaella mantuvo su enfermedad en privado, con “una voluntad férrea que no la abandonó hasta el último minuto, haciendo que no se filtrase nada de su sufrimiento”.

Sus fanáticos la despidieron en Roma.

Cientos de personas despidieron hoy viernes a la diva televisiva italiana Raffaella Carrà, fallecida el pasado lunes a los 78 años de edad, acudiendo al funeral en una iglesia del centro de Roma que pone fin a tres días de homenajes.

En las escaleras de la iglesia, los restos de la artista y presentadora, acompañados en todo momento por el que fue su pareja y amigo, Sergio Japino, fueron recibidos por la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi.

La homilía corrió a cargo del padre Simone Castaldi y cuatro frailes capuchinos de San Govanni Rotondo, pues Raffaella Carrà era muy devota del Padre Pío.

“Quién sabe si nos damos cuenta de lo importante que son los artistas, cuánto bien hacen a las personas. Será una fiesta encontrarse en el cielo todos juntos y, ya que será una fiesta, estoy seguro de que nos encontraremos a Raffaella allí, en primera fila“, proclamó el padre Castaldi.

La basílica, una de las más bellas de Roma, fue decorada con flores amarillas, el color preferido de la artista, y en su interior se habilitaron doscientas plazas. También acudió el ministro de Cultura, Dario Franceschini, entre otras autoridades.

Entre los asistentes al funeral en el templo estuvo el director de la televisión pública RAI, Fabrizio Salini, pero también otros artistas como Carmen Russo y Enzo Paolo Turchi.

Comentarios