Agencia UNO

Universidad de Chile investiga “copia masiva” de alumnos de ingeniería por WhatsApp

Los estudiantes, que de momento no han sido identificados, podrán rendir una evaluación adicional, tipo examen, que reemplazará la nota de las tres pruebas anteriores en que se habrían copiado.

La Universidad de Chile se encuentra investigando a 61 alumnos de ingeniería que son acusados de una “copia masiva”, por el traspaso de tres pruebas a través de una red social parecida a WhatsApp.

Según informó LUN, el 26 de abril, 24 de mayo y 5 de julio, los estudiantes de segundo año de Ingeniería de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile realizaron tres exámenes de forma telemática para el ramo de Métodos Experimentales.

Sin embargo, cuatro días después de la última evaluación, el jefe docente de Departamento de Física (DFI) informó a los estudiantes, mediante un comunicado, que se había iniciado una investigación tras detectar “irregularidades relacionadas con la ética académica”, explicó el medio.

“Se detectaron irregularidades serias, existiendo transferencia de información flagrante relativa a soluciones de cada uno de los controles del curso, usando herramientas de mensajería instantánea entre estudiantes“, consignó el comunicado.

Desde la casa de estudios aseguraron que, a pesar de que los profesores pudieron detectar los números de teléfono de los estudiantes implicados en esta copia masiva, aún no pueden identificar sus nombres.

“Como no se tienen actualmente identificados a todos los 61 estudiantes (exceptuando su número de teléfono), se les dará la oportunidad de reconocer su participación mediante un correo electrónico escrito directamente al profesor René Méndez a cargo de las dos secciones”, aseguraron las autoridades en el comunicado.

Los alumnos involucrados podrán rendir una evaluación adicional, tipo examen, que reemplazará la nota de las tres pruebas anteriores.

Otro conflicto

Desde Las Últimas Noticias, aseguran que la denuncia de esta copia masiva no ha sido el único problema, pues los alumnos comenzaron a cuestionar “el método que se usó para identificar a los responsables”.

Durante la jornada del pasado jueves, un estudiante publicó que había recibido una llamada para consultarle sus datos personales: sus nombres, dos apellidos y rut. “A algunos les dijeron que era para una base de datos del DFI, a otros les dijeron que era un estudiante del ramo Métodos Experimentales, y a mí me dijeron que la escuela de ingeniería”, explicó en el post que subió a un foro de la comunidad de ingeniería.

Al día siguiente de hacerse la publicación, el jefe docente lanzó otro comunicado en el que aseguró que “como DFI estamos profundamente preocupados y consternados al asistir a un proceso de copia masivo y flagrante, en donde pareciera que los responsables fuésemos nosotros al intentar buscar a los estudiantes sospechosos”.

Comentarios