Un hombre totalmente paralítico fue capaz de comunicarse exitosamente a través de frases proyectadas en un computador.

Así funciona la neuroprótesis que le permitió recuperar el “habla” a un hombre con parálisis cerebral

A través de un dispositivo que decodifica las ondas cerebrales, un hombre totalmente paralítico fue capaz de comunicarse exitosamente a través de frases que se iban proyectando en un computador.

Unos investigadores estadounidenses han conseguido que un hombre con parálisis total pueda responder a preguntas con frases que se despliegan a través de la pantalla de un computador mediante una neuroprótesis, según un estudio dado a conocer el miércoles 14 de julio por la revista académica The New England Journal of Medicine.

La inédita investigación supone un paso importante para restablecer algún día la comunicación más fluida de las personas que no pueden hablar debido a alguna lesión o enfermedad.

“La mayoría de nosotros da por sentado la facilidad con la que nos comunicamos a través del habla”, dijo Edward Chang, neurocirujano de la Universidad de California y director del estudio. “Es emocionante pensar que estamos en el comienzo de un nuevo capítulo, un nuevo campo” para aliviar la desolación de los pacientes que han perdido esa capacidad, agregó.

Las personas que no pueden ni hablar ni escribir debido a una parálisis tienen formas muy limitadas para comunicarse. Existen algunos métodos que permiten la comunicación. Sin embargo, muchos de ellos son frustrantemente lentos y limitados.

No obstante, el uso de las señales cerebrales para solucionar una discapacidad es un campo de investigación en auge. En los últimos años, otras pruebas con prótesis controladas le han permitida a personas paralíticas dar la mano o tomar una copa con un brazo biónico. Todo esto a través de pensamientos, que se transmiten de un computador a una prótesis.

¿Cómo funciona la neuroprótesis?

El artefacto diseñado por el equipo de Chang decodifica las ondas cerebrales que controlan el tracto vocal, los movimientos de los labios, la mandíbula, la lengua y la laringe, que permiten la formación de consonantes y vocales.

Un hombre de 30 años, que perdió el habla cuando sufrió hace 15 años un derrame cerebral, se ofreció como voluntario para probar la neuroprótesis. A través de la pantalla de un computador, el hombre podía expresar alrededor de 50 palabras, que podían generar más de 1.000 frases simples. De esta forma, las preguntas “¿Cómo estás hoy?” o “¿Tienes sed?” fueron exitosamente respondidas, con frases que se desplegaron en la pantalla, según los científicos.

David Moses, ingeniero del laboratorio de Chang, aseguró que las palabras tardan entre tres y cuatro segundos en aparecer en la pantalla después de que el paciente intentó decirlas. Si bien no es tan rápido como hablar, es mucho más veloz que teclear una respuesta.

Los próximos pasos -que contemplan las pruebas con más voluntarios- incluyen la mejora de la velocidad, la precisión y el vocabulario del dispositivo o, tal vez un día, permitir que responda una voz generada por el computador en lugar de texto en una pantalla.

Comentarios