Teresa Marinovic, constituyente por el Distrito 10

Agencia Uno

La respuesta de Marinovic tras ser acusada de racista: “Me resulta tremendamente chocante que estemos hablando de un tuit mío”

"¿Cada vez que le haga una crítica a Francisca Linconao o a cualquier persona mapuche o persona de escaño reservado, entonces voy a ser clasificada de clasista?", cuestionó la constituyente.

Teresa Marinovic salió a responder a las críticas surgidas en su contra tras ser acusada de racista por cuestionar a la machi Francisca Linconao luego de que esta realizara una intervención en mapudungún durante una sesión de la Convención Constitucional (CC).

Según consigna 24 Horas, la constituyente por el Distrito 10 manifestó en un punto de prensa que “a mi me resulta tremendamente chocante dos cosas de todo lo que ha pasado. Primero, que en el marco del trabajo de la Convención Constituyente, de lo que estemos hablando sea de un tuit mío”.

“Los chilenos esperan que nosotros estemos redactando un texto constitucional, y hay una convencional constituyente que usa su tribuna para hacerme una crítica a propósito de algo que yo escribí en Twitter y la mesa directiva detiene la sesión para hablar también de ese mismo twitter, y cuando yo pido derecho a réplica se me niega. Entonces eso me parece profundamente antidemocrático”, añadió Marinovic sobre la acusación en su contra de racista.

En esta línea aseguró que “la mayoría de las críticas que yo hago en mis redes sociales, en mis intervenciones o comentarios grabados, son críticas políticas y yo soy dura para hace críticas políticas, y esa dureza va o se dirige hacia ciertas actitudes, no se dirige hacia alguien que sea de tal o cual etnia o de tal o cual minoría sexual”.

Ante esta situación, Marinovic cuestionó: “¿Cada vez que le haga una crítica a Francisca Linconao o a cualquier persona mapuche o persona de escaño reservado, entonces voy a ser clasificada de clasista? o ¿Cada vez que critique a algún constituyente que puede resultar ser gay entonces soy homofóbica?”.

“Mi forma de respeto hacia las personas en general, diversidades sexuales o hacia cualquier grupo que sea de cualquier punto de vista vulnerable es tratarlas como iguales, ni más ni menos, no con paternalismo manipulador que las pone en estas posiciones de poder como fetiches”, agregó.

Finalmente, Marinovic insistió en su crítica a Linconao, asegurando que su intervención en mapudungún fue “un acto confrontacional de parte de ella”, argumentando que realizó dicha acción en el hemiciclo a pesar de que en los pasillos de la Convención conversa en castellano.

Comentarios