Crédito: Posta Central

La otra cara del desconfinamiento: Médicos prevén epidemia de politraumatizados

Junto con la baja de casos Covid han vuelto las patologías habituales como los politraumatismos, según cuentan los doctores de distintos centros de salud. Se trata de casos producidos principalmente por situaciones como accidentes de tránsito, atropellos y caídas graves. Aquí, médicos de la Posta Central, la Clínica Alemana y el Hospital Barros Luco explican las causas de esta patología y cómo prevenirla.

La mañana del 26 de abril. Ana María Medina (50) y su esposo, Juan Maldonado (53) iban en su vehículo por la ruta G60, carretera que se inicia en Melipilla y termina en Rapel. Se dirigían hacia Melipilla junto a una colega de Ana María. Juan, que iba manejando, iba camino al doctor para el control de una necrosis que tenía en la mano izquierda. Y el destino de su mujer y su colega era su lugar de trabajo, una pequeña empresa de agroservicio. Pero ninguno llegaría a su destino.

A las 8:30 de ese día fueron impactados por otro conductor que iba adelantando a otros vehículos desde hace varios minutos. Todos quedaron heridos, pero Juan se llevó la peor parte. Quedó atrapado entre el volante y el motor, sin posibilidad de poder salir. Fue rescatado por los bomberos que acudieron al lugar, quienes tuvieron que cortar partes del vehículo para sacarlo. Por la gravedad de sus heridas, fue trasladado de urgencia en helicóptero a la Posta Central, en Santiago.

Ana María quedó con un corte en el brazo, en la frente y con un fuerte dolor de costillas por el apretón del cinturón de seguridad. Su colega se perforó un pulmón y se quebró un brazo y algunas costillas. En cuanto a Juan, sufrió una lesión grave en el tórax y en el abdomen. Quedó con daños en sus caderas, pelvis, sus piernas y su mano derecha, que casi pierde por la pérdida de sangre. El diagnóstico que le dieron los doctores fue el de un politraumatismo.

“El politraumatismo es la afectación de dos o más sistemas producto de un trauma. Habitualmente, cuando una persona presenta una fractura y además algún cuadro como una contusión o un trauma abdominal o toráxico, se trata de un paciente politraumatizado”, explica el jefe técnico de la UPC y subdirector médico de la Posta Central, Dr. Daniel Rodríguez.

pacientes
Foto referencial. Crédito: Agencia Uno

Hace un mes que Juan ya está de vuelta en su casa, en la localidad de Tantehue. De a poco está comenzando a usar silla de ruedas, ya que todavía no se puede parar. Ahora, se está viendo con traumatólogos y kinesiólogos que monitorean su rehabilitación. “Lo que más le complica ahora es su manito y las piernas. Los dolores son inmensos. Todavía no puede doblar bien las rodillas, le duele mucho”, explica Ana María.

Ella renunció a su trabajo para poder cuidarlo. Todos los días lo ayuda con sus distintas actividades diarias como lavarse la cara, afeitarse y vestirse. En cuanto a Juan, probablemente no pueda volver al trabajo que realizaba antes del accidente. Era empleado de una fábrica de alimentos para mascotas, donde cargaba pesados sacos diariamente. “Los doctores nos dijeron que esto daba para largo, como un año y medio más. Él ya no va a poder hacer su vida normal, porque si vuelve a trabajar va a tener que ser en cosas livianas. Le quedó muy afectada la fuerza”, dice su esposa.

De momento, Juan sigue en recuperación con el apoyo de Ana María y ambos esperan que pueda volver a ponerse de pie y retomar algunas de sus actividades, como por ejemplo, cantar ranchera alegremente bajo su seudónimo el Charro de Tantehue, como solía hacerlo antes de sufrir el accidente.

Politraumatismos y desconfinamiento

Según cuentan los distintos médicos consultados para esta nota, la cantidad de pacientes que presentan traumatismos disminuyó durante el período de cuarentenas. Sin embargo, ahora que se ha iniciado el desconfinamiento en distintos puntos del país y los casos de Covid-19 van a la baja, están volviendo las patologías habituales, como los politraumatizados.

“Durante el confinamiento, la cantidad de pacientes politraumatizados bajó casi a cero, porque no había flujo de gente en las calles. No había accidentes de tránsito ni atropellos. El hospital fue básicamente sólo covid, pero ahora que ya se están empezando a relajar las medidas, que la gente está comenzando a tener circulación nuevamente y están empezando a aparecer reuniones sociales , está volviendo el politrauma”, dice el doctor Daniel Rodríguez.

Rodríguez, como otros médicos, atribuye el aumento de este tipo de casos al efecto de las cuarentenas. “La gente estuvo encerrada mucho tiempo y pareciera que perdimos un poco la costumbre de estar en la ciudad y nuestra capacidad de reacción. Los peatones y los automovilistas ya no son tan cautos ni están tan alertas como antes. Hemos perdido la costumbre de manejar o estar en la calle. También hay un nivel de ansiedad importante y eso hace que las precauciones bajen y la gente esté tomando más riesgos y ahí es cuando ocurren los accidentes”, explica.

pacientes
Crédito: Posta Central

Los factores que pueden ocasionar traumatismos son múltiples. Pueden ser por accidentes de alta energía como accidentes de tránsito, caídas y por lesiones con arma blanca o de fuego. La energía generada se transmite al cuerpo del paciente y le genera daños en el organismo. Producto de estos accidentes se pueden ver comprometidas, por ejemplo, la columna, el abdomen, las extremidades, el cráneo, entre otros.

Sólo en junio, más de 150 personas ingresaron con algún tipo de trauma a la Posta Central. Esto, debido a accidentes de tránsito, accidentes casuales o agresiones por terceros. El centro de salud tiene tres UCI, una de ellas es la UCI Valech que tiene 24 camas, de las cuales la mitad está ocupada por pacientes que presentan politraumas. 

El pasado fin de semana, ingresaron 5 pacientes con fractura de columna. “Generalmente, los fines de semana aumenta un poco la incidencia de politraumas justamente por las reuniones sociales y el consumo de alcohol. Esta es una enfermedad de gente joven principalmente. En los adultos mayores es poco habitual, a no ser que sean víctimas de un accidente de tránsito o una lesión generada por alguna caída”, dice Rodríguez.

El doctor Alejandro Santander es médico jefe de la Unidad de Paciente Crítico de la Posta Central y al igual que su colega, también ha visto aumentar este tipo de casos. El pasado 19 de julio, publicó un tuit donde dice que “estamos cambiando de epidemia de Covid-19 a politraumatizados”.

“Conforme disminuye la pandemia del Covid-19, nosotros estamos teniendo un incremento de pacientes con traumas, desde algunos leves hasta traumas graves y nos preocupa eso, porque podría efectivamente transformarse no en un fenómeno transitorio, sino ser una tendencia que se mantenga mientras la gente recupera las habilidades que se necesitan para deambular de manera segura”, explica el doctor Santander.

“Los conductores han perdido destreza. Muchos de ellos hace tiempo que no conducen y los peatones también han perdido reflejos. Además, la gente mayor ha perdido musculatura y los huesos se les ponen más frágiles. Es una serie de factores que hacen que sea más fácil lesionarse”, agrega.

Raúl Betancurt, médico urgenciólogo y jefe técnico de la Unidad de Emergencia Hospital Barros Luco, dice que el año pasado, luego de la primera ola de Covid-19 y una vez que se empezó a desconfinar a la Región Metropolitana, el número de traumas violentos también fue en alza, por lo que la tendencia se podría retomar. “Por los pacientes que vemos diariamente y en conversación con otras urgencias, tenemos la sensación de que el número de accidentes con traumas graves aumenta por la mayor movilidad. Con el desconfinamiento, hay más autos circulando en la calle y gente que ha vuelto a sus trabajos presenciales”, dice.

El trauma es la principal causa de muerte en personas jóvenes. Este genera secuelas de por vida y afecta mucho los años de vida útil. También lo pueden sufrir adultos mayores, gente que es más frágil y sufre de caídas o tiene ciertos traumas que le llevan a requerir atención. Normalmente son hombres los que presentan traumas con más frecuencia, porque suelen correr más riesgos”, indica.

Betancurt también destaca que los pacientes politraumatizados más graves pueden fallecer producto de hemorragias masivas de los distintos órganos que se ven afectados. “Un paciente politraumatizado consume una alta cantidad de derivados de sangre. Con la pandemia, los donantes de sangre han disminuido y hoy hay campañas para incentivar nuevamente a que la gente vaya a donar. Se debe seguir insistiendo en eso”.  

pacientes
Foto referencial. Crédito: Picsels

Los politraumatismos también pueden presentarse con la realización de ciertas actividades físicas. El doctor Ignacio Villalón, traumatólogo de cadera y pelvis y miembro del equipo médico de Urgencia de la Clínica Alemana, le ha tocado ver principalmente casos de esta naturaleza sufridos por personas que han retomado la práctica deportiva.

“Lo que más vemos en la Urgencia, sobre todo los fines de semana, son lesiones por accidentes en cerro producto de caídas en bicicleta. También ahora en temporada de invierno en relación a deportes como el esquí. Hay una amplia variedad de lesiones desde patologías menores como esguinces a algunas más severas como fracturas o traumatismos encefalocraneales producidos por golpes en la cabeza grave producto de las mismas caídas”, explica Villalón.

En cuanto al flujo de este tipo de pacientes, cree que ha habido un aumento considerable. “El alza de estos pacientes ha sido significativa, porque pasamos de ver cero o muy cercano a cero a presentar de dos a cuatro accidentes graves a la semana. Probablemente, se están equiparando los números a lo que ya se veía antes como consecuencia de que se esté retomando la vida normal”, explica Villalón.

Análisis psicológico y modos de prevención

La psicóloga y jefa de la Unidad de Psicotrauma de la Posta Central, Denisse Teillery, trabaja con personas que desarrollan politraumas. Se encarga de colaborar en su rehabilitación y realizar acompañamiento tanto a los pacientes que los sufren como a sus familias. Muchos de ellos se enfrentan a trastornos de estrés post traumático y presentan alteraciones emocionales a raíz del accidente y/o la lesión que sufrieron.

Al igual que los médicos, Teillery cree que la cantidad de pacientes con politraumas está ligada al desconfinamiento. “El aislamiento aumenta las tasas de estrés y de ansiedad. Hay muchos accidentes que van asociados al consumo de alcohol dentro de las reuniones sociales que se establecen luego del desconfinamiento y a un descontrol de los impulsos, exponiéndose a mayores riesgos como por ejemplo conducir bajo los efectos del alcohol sin medir cuáles van a ser las consecuencias asociadas a esto”, explica.

Tenemos pacientes por accidentes de tránsito y por riñas, lo que está asociado a un mayor nivel de estrés que les ha llevado a ser más agresivos. Un factor no menor es que durante el confinamiento la conducta vial cambió por el hecho de que había un menor número de vehículos circulando. Actualmente hay que reaprender a manejar con una velocidad adecuada, respetando las normas del tránsito en circunstancias en que anteriormente eso se había dejado un poco de lado”, agrega.

Los doctores señalan que para prevenir accidentes que deriven en lesiones, el autocuidado es clave. “El llamado siempre es a cuidarse, a estar atento a las condiciones del lugar donde se transita, a no beber si se va a conducir algún vehículo y manejar con precaución”, señala el Dr. Rodríguez.

“Es importante educar a la gente para que sean cuidadosos y cautos. Hay que tener en cuenta que varios conductores llevan más de un año sin conducir. Se deben respetar las reglas del tránsito y acostumbrarse a convivir con los distintos actores de la vía pública que no son sólo los autos, sino también las patinetas eléctricas, motocicletas, bicicletas, etc.”, añade el Dr. Santander.

El Dr. Villalón dice que en las actividades deportivas se deben tomar medidas específicas. “Para poder prevenir un politraumatismo o lesiones graves va a depender en primer lugar de usar casco y protecciones en el caso de quienes andan en bicicleta o hacen motocross y, en segundo lugar, de la capacidad de las personas. Si yo nunca he hecho descenso en cerro y quiero empezar a hacerlo, no me voy a tirar de un cerro al tiro sin haber practicado antes. La práctica previa es muy importante”.

Comentarios