Fotos: Agencia Uno

¿Pactar o no con la ex Concertación? el dilema que divide al Frente Amplio en una eventual segunda vuelta

En el conglomerado que respalda la candidatura presidencial de Gabriel Boric, hay consenso de que necesitan ampliar sus fronteras políticas para llegar a La Moneda. Sin embargo, la pregunta que rodea a las distintas personalidades frenteamplistas está en si deben incluir o no a la ex Concertación en caso de que Gabriel Boric pase a segunda vuelta. Durante toda su campaña, el diputado por Magallanes ha mostrado guiños a los sectores más progresistas de la centro izquierda, con especial énfasis en el Partido Socialista, mientras que en entrevista con este medio, la diputada y secretaria general de Comunes, Camila Rojas, puso una línea de fuego a los partidos que gobernaron tras el retorno a la democracia. The Clinic contactó a dirigentes y parlamentarios del Frente Amplio para profundizar las posturas de un inconcluso debate interno.

Una tesis que Gabriel Boric ha planteado durante toda su candidatura presidencial, tiene que ver con la necesidad de ampliar el espectro político de Apruebo Dignidad para lograr una victoria en las presidenciales de fin de año. Son varias las señales que ha dado en ese sentido, como la once que compartió en Concepción con la candidata del PS, Paula Narvaez, o cuando dijo -tras vencer en las primarias- que ese partido “es un eje troncal de la larga tradición de la izquierda chilena”.

Sin embargo, la idea de buscar alianzas en los partidos de la ex Concertación divide a las huestes frenteamplistas, donde no hay consenso frente a esta posibilidad. Cabe recordar que varios sectores de esta coalición -acicateados por el Partido Comunista-, se negaron a incluir a la candidata del PS en las primarias legales de Apruebo Dignidad. En este sentido, en entrevista con The Clinic, la diputada y secretaria general de Comunes, Camila Rojas, analizó el escenario de una eventual segunda vuelta trazando una línea de fuego: “debemos tener una línea muy clara de no gobernar con los partidos de la ex Concertación”.

Si bien en el frenteamplismo miran con distancia a los partidos tradicionales que gobernaron desde el retorno a la democracia -DC, PS, PPD y PR-, no todos son drásticos en cerrar las puertas a un posible entendimiento político en caso de pasar al balotaje presidencial. Así, las fuentes del FA reconocen que este debate aún no ha madurado, pero que de todas formas tensiona la convivencia interna de cara a otra fase de definiciones: articular el elenco de candidatos al Congreso, donde está en juego conformar una o dos listas parlamentarias -idea que seduce al PC desde Chile Digno, la otra mitad de Apruebo Dignidad- y la consiguiente negociación fina para repartirse los cupos entre las orgánicas. 

Comunes: dialogar, pero desde el Congreso

El presidente de Comunes, Jorge Ramírez, plantea que el diálogo programático será un elemento central en la discusión. “Si pasamos a segunda vuelta, vamos a tener que conversar y dialogar con todas las fuerzas de izquierda en términos programáticos y políticos. Siempre y cuando lo medular del programa se mantenga, porque la gente votaría por ese programa en primera vuelta y hay que respetar esa convocatoria”.

Sin embargo, ese diálogo que plantea Ramírez no significa incluir a la ex Concertación en un eventual gobierno del Frente Amplio. La articulación, a juicio del dirigente, debe remitirse a los salones del Congreso.

“Todos compartimos la necesidad de desbordar a Apruebo Dignidad. Pero eso debe ser desde abajo hacia arriba, no negociando con las cúpulas de los partidos de la ex Concertación. Vamos a dialogar con todas las fuerzas y si llegamos a ganar en segunda vuelta, lo vamos a seguir haciendo, pero articulándonos desde el Parlamento”, sentencia.

El presidente de Comunes, Jorge Ramírez, dice que “vamos a dialogar con todas las fuerzas y si llegamos a ganar en segunda vuelta, lo vamos a seguir haciendo, pero articulándonos desde el Parlamento”.

Convergencia Social: dialogar, pero sin partidos

La presidenta de Convergencia Social y una de las personalidades más cercanas a Boric, Alondra Arellano, observa la posibilidad de pactar con los partidos tradicionales desde una mirada más cercana a la diputada Rojas, asegurando que “la posibilidad de ser Gobierno por supuesto que pasa por ampliar nuestros votantes y construir mayorías, pero eso no va a pasar por las estructuras partidarias, pasa por convocar a esas sensibilidades que quieren cambios y que ya no sienten lealtades por un partido”.

“Creo que la prioridad ante una segunda vuelta es construir acuerdos programáticos y establecer prioridades de gobierno en clave honestamente antineoliberal. De ahí para adelante, la conversación con los sectores transformadores dentro del PS puede avanzar”, complementa el diputado CS, Diego Ibáñez.

El diputado Gonzalo Winter, jefe de bancada del Frente Amplio y militante de CS, deja abierto un intersticio de la puerta del FA: “Yo no cierro las puertas 100%”, agregando que “si algunos partidos de la ex Concertación dan un giro hacia las transformaciones profundas y muestran sintonía programática con todo Apruebo Dignidad, puede darse porque, quizás, no somos capaces por nosotros mismos y si llegamos al gobierno tenemos que buscar una forma de que el programa se ejecute”. 

Alondra Arellano, presidenta de Convergencia Social, asegura que, la posibilidad de ser gobierno, “no va a pasar por las estructuras partidarias, pasa por convocar a esas sensibilidades que quieren cambios y que ya no sienten lealtades por un partido”.

RD: Convocar y construir mayorías

Margarita Portuguez, presidenta de Revolución Democrática, se cuadra con la tesis planteada por Boric diciendo que “hay que abrirnos a muchos mundos, sobre todo a quienes están más desconfiados de que la política puede hacerse cargo de las transformaciones. Estas dependen no sólo de ganar el gobierno, sino de construir una mayoría política que las defienda en el parlamento y una mayoría social que las respalde”, plantea. “Si podemos tener un debate en esa línea hay que evaluarlo en su minuto. Hoy es tiempo de seguir conquistando voluntades”, agrega la dirigenta.

En tanto, la diputada Maite Orsini (RD), plantea: “nosotros estamos por lograr transformaciones importantes para Chile. Para eso es fundamental convocar más allá de las fronteras de Apruebo Dignidad. ¿Por qué van a votar las chilenas y los chilenos por nosotros? Porque proponemos un plan de Gobierno transformador y realizable”.


Comentarios