Nala Ray, hija de un ex pastor, asegura que dejó la "estricta vida de iglesia" y se creó un OnlyFans.

Instagram

“Quería tomar mis propias decisiones”: hija de ex pastor renuncia a 20 años de iglesia para tener un OnlyFans

"Dejar la educación significó tomar el control de mi tiempo. Quería ganarme mi propio dinero y tomar mis propias decisiones", declaró la joven de 23 años, tras dejar su título universitario comunitario para estudiar administración hospitalaria.

El pasado miércoles, el medio inglés, Mirror, dio a conocer la historia de una joven de 23 años que renunció a la estricta vida de iglesia para dedicarse a hacer contenido en la plataforma ‘OnlyFans’.

Según explica el medio, Nala Ray creció en una comunidad religiosa extremadamente estricta y unida en Illinois, Estados Unidos, después de que su padre comprara una iglesia y se convirtiera en pastor local.

Mi crianza fue muy estricta“, explica la joven, “soy la hija del medio de un total de cinco. Todos fuimos educados en casa, leíamos la Biblia todos los días y asistíamos a la iglesia bautista todos los domingos“, agregó.

“Cuando era adolescente, mi padre compró una iglesia en Illinois y todos nos mudamos a vivir allí y creamos una comunidad. La iglesia dominaba el día a día y, como familia pastora, sentí la presión de ser un modelo a seguir“, declaró Nala.

La joven también declaró que “no tenía permitido salir a beber o ir a fiestas”, lo cual para ella “fue difícil”, pues “no se me permitía usar maquillaje o ropa provocativa, y la comunidad tampoco aprobaba las redes sociales ni las citas“.

De hecho, la única forma de vida que Nala tenía fuera de la iglesia era su trabajo de medio tiempo en una barra de desayuno ubicada en su centro comercial local; algo que a sus padres no les gustó particularmente pero que terminaron aceptando pues sería bueno para que ganara su propio dinero.

“Cuando tenía 16 años comencé a sentir que la iglesia no era mi vocación. Empecé a buscar fuera de la religión a dónde pertenecía porque sabía en el fondo que no era lo correcto para mí“, declaró la joven.

A los 18 años, Nala dejó su título universitario comunitario de dos años y estudió administración hospitalaria para capacitarse y trabajar como asistente de higiene dental en 2016.

“Dejar la educación significó tomar el control de mi tiempo. Quería ganarme mi propio dinero y tomar mis propias decisiones“, aclaró.

En la actualidad, Nala está feliz con el éxito de su nueva vida como creadora de contenido para adultos, sin embargo, esta decisión la alejó de su familia y ya ni siquiera tiene contacto con sus hermanos.

“Mi mamá y mi papá han dejado muy claro que no debo hablar con nadie sobre mi trabajo y mi forma de vida. Ambos tratan de llevarme de regreso a la iglesia, pero es solo porque están preocupados”.

Nuestra relación no es la más fuerte, así que puedes imaginar cómo pueden ir esas conversaciones. Si bien la mayoría de mis hermanos conocen mi vida o tienen una idea de lo que hago, se han mantenido alejados de mí debido a sus creencias“, agregó.

Comentarios