Caballo

Pixabay (Imagen Referencial)

Tras sufrir una “irreparable” lesión: caballo tuvo que ser sacrificado en los Juegos Olímpicos

'Jet Set', que era montado por el suizo Robin Godel, fue sacrificado tras quedarse cojo de su pata delantera derecha durante el recorrido de campo a través del concurso completo de hípica.

Este viernes se dio a conocer la triste noticia de que un caballo que era parte de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tuvo que ser sacrificado durante la realización del certamen tras sufrir una grave lesión en una de las competencias.

Se trata del caballo ‘Jet Set‘, el que era montado por el jinete suizo Robin Godel, que fue sacrificado tras quedarse cojo de su pata delantera derecha durante el recorrido de campo a través del concurso completo de hípica, informaron los organizadores.

El equino, de 14 años, se quedó cojo al saltar el obstáculo 20 del recorrido en el trazado del circuito Bosque del Mar, recibiendo atención veterinaria en la misma zona.

Tras esto fue trasladado en una ambulancia para caballos a la Clínica de la instalación, donde las ecografías revelaron una rotura irreparable de los ligamentos en la pata derecha, justo por encima de la pezuña.

“Por razones humanitarias y con el acuerdo de los propietarios y el jinete suizo, se tomó la decisión de sacrificar el caballo”, se apunta en un comunicado oficial.

En el escrito además se precisa que, según el reglamento veterinario de la Federación Internacional, se han tomado muestras y se realizará una autopsia.

Comentarios