El equipo masculino de esgrima de Estados Unidos usaron mascarillas de color rosa para protestar contra las denuncias de abuso por las que está siendo investigado uno de sus integrantes.

Twitter: @IbtihajMuhammad

Mascarillas rosas: la protesta en plenos JJOO de esgrimistas por denuncia de acoso sexual contra uno de sus compañeros

Debido a la investigación y al rechazo a los hechos de acoso sexual denunciados contra Alen Hadzic, sus compañeros de equipo (Jake Hoyle, Curtis McDowald y Yeisser Ramirez) se presentaron al combate contra Japón usando mascarillas de color rosa para demostrar su apoyo a las víctimas.

El pasado viernes, a pesar de que el equipo de esgrima de Estados Unidos cayó ante Japón, el conjunto norteamericano hizo noticia debido a una protesta que hicieron los deportistas contra uno de sus compañeros.

Se trata de Alen Hadzic (29), atleta que se encuentra bajo investigación por por conducta sexual inapropiada ligada a denuncias por acoso hacia integrantes del equipo femenino de esgrima.

Si bien en un principio un juez había determinado que Hadzic no podría participar en la cita olímpica de Tokio, un reclamo del abogado defensor del esgrimista revocó la sentencia y pudo representar a su país en Japón, sin embargo, no lo dejaron quedarse en la Villa Olímpica y tuvo que llegar en un vuelo diferente al de su delegación.

Debido a la investigación y al rechazo a los hechos denunciados, sus compañeros de equipo, Jake Hoyle, Curtis McDowald y Yeisser Ramirez, se presentaron al combate usando mascarillas de color rosa para demostrar su apoyo a las víctimas, mientras que Hadzic apareció con una mascarilla negra.

Según consigna el medio USA Today, la federación de esgrima le envió un correo a Alen, informándole que “los miembros del equipo han expresado su preocupación por su seguridad y bienestar debido a tu presencia, lo que, según ellos, podría afectarles negativamente a sus habilidades mentales y emocionales para prepararse y competir al nivel requerido para tener éxito en los Juegos Olímpicos”.

“Varios han pedido que USA Fencing establezca medidas para mantenerlos seguros y minimizar las distracciones durante los entrenamientos y la competición. En consecuencia, USA Fencing, junto con la USOPC, implementará un plan de seguridad para los próximos Juegos Olímpicos“, agrega el escrito.

La respuesta de Hadzic

En conversaciones con el medio citado anteriormente, el deportista en investigación aseguró que sus compañeros “nunca me preguntaron mi versión de los hechos. Nunca me pidieron pruebas ni preguntaron cómo me sentía”.

“Solo recuerdo haber pensado que sería un poco tonto si me quedaba ahí con una mascarilla negra y cuando les pregunté si tenían una extra (rosa), y me decían: ‘Oh, no’“, explicó.

Según explica Hadzic, no se dio cuenta de la gravedad de la situación hasta que, después de haber perdido el encuentro contra el equipo local, le enviaron una foto donde se notaba la diferencia de colores en las mascarillas: “No fue realmente hasta que vi esa imagen desde la vista exterior que me di cuenta de lo que estaba pasando”.

Si bien Hadzic no pudo conversar del tema con Curtis McDowald, sí pudo confrontar a sus otros dos compañeros de equipo, Jake Hoyle y Yeisser Ramirez.

“Solo le dije (a Hoyle) que estaba francamente avergonzado de ser su compañero de equipo. Me avergoncé de estar allí con él”, confesó.

Alen Hadzic fue temporalmente suspendido en junio de este año por el Centro de SafeSport de Estados Unidos, después de que tres mujeres le dijeran a los investigadores que el deportista tuvo conductas sexuales inapropiadas contra ellas entre 2013 y 2015, según documentos obtenidos por USA Today Sports.

El detalle de las mascarillas de color rosa fue aplaudido por diferentes figuras públicas tanto dentro como fuera de Estados Unidos.

The Clinic Newsletter
Comentarios