EFE

“Es muy realista”: Estatua de luchador de sumo complica a caballos en Tokio 2020

La figura de un hombre corpulento en uno de los saltos ha asustado a varios caballos, los cuales paran en seco al ver la estatua mientras que algunos se rehúsan a saltar.

La estatua de un sumo se está convirtiendo en el dolor de cabeza de los jinetes en los Juegos Olímpicos, debido a que algunos caballos se rehúsan a saltar producto de esta.

La razón parece ser que la figura es demasiado realista, lo que ha provocado algunos animales se espanten al verla.

Según la nota de Emol, se trata del obstáculo número 10, el cual afirman los jinetes es un gran distractor para sus caballos. De hecho, algunos de estos se negaron a pasar le obstáculo, otorgándoles varios puntos menos a algunos competidores.

“Al dar la vuelta, lo primero que ves es un hombre gordo”, comentó el inglés, Harry Charles, lo que el jinete israelí, Teddy Vlock, complementó con “es muy realista”.

La figura está en posición de ataque y está puesta de tal manera que al acercarse al obstáculo lo primero que ven el caballo y el jinete es el cuerpo a tamaño de real de un luchador.

Vi que unos cuatro o cinco caballos se asustaron con eso“, agregó Charles.

Una de esos caballos fue el de la francesa, Penelope Leprevost, quien recibió el oro en la competencia de salto por equipos en 2016.

Intentamos relajar a nuestros caballos en la curva, y tal vez se sorprenden de ver un vertical tan cerca. No lo sé“, manifestó.

Producto de la estatua, Leprevost terminó en el lugar 34 de 73, por lo que espera poder llevar a su caballo nuevamente a la pista de obstáculos, pero esta vez para que pueda familiarizarse con el ambiente y, específicamente, con el obstáculo número 10.

Si bien, todos los obstáculos cuentan con algún tipo de decoración japonesa, ninguno capto tanto la atención de los caballos como el sumo.

Aún así, hay algunos jinetes que creen que los cerezos en el primer salto o la iluminación pudieron haber aportado al susto de los equinos.

Volver al Home

Comentarios