Fernanda Rocha, una influencer brasileña quiso darle una lección a su hija de 14 años, eliminando su cuenta de Instagram, donde tenía más de un millón de seguidores.

PIXABAY

“Es más fácil perderse”: mujer elimina cuenta de Instagram de su hija, tenía más de un millón de seguidores

"Su fan número uno soy yo y seguirá apareciendo por aquí si quiere. Cuando tenga contenido interesante para compartir, podrá volver a tener una cuenta", declaró Fernanda Rocha, madre de la adolescente.

Fernanda Rocha quiso darle una importante lección a su hija Valentina de 14 años, cerrándole sus cuentas de Instagram y Tiktok, donde la adolescente tenía casi dos millones de seguidores.

“Decidí eliminar su cuenta de Tiktok e Instagram. Aburrida, lo sé, pero nuestro papel como madre no es ser tu amiga y eso solo lo entenderás en retrospectiva“, escribió la mujer de Brasil a través de su propia cuenta de Instagram para explicar la situación.

Con respecto al cierre de las redes sociales, la mujer explicó que no cree “que sea saludable para un adulto y menos para un adolescente basar las referencias de autoconocimiento en la retroalimentación virtual“.

Esto es ilusión y la ilusión pone una maldita niebla en el camino de encontrarte a ti mismo. Entre sus medios se encontraban cerca de 2 millones de seguidores, decenas de clubes de fans, todos muy dulces pero también dañinos para cualquier adolescente en proceso de descubrimiento y búsqueda de la individualidad”, continuó explicando su madre.

Entre sus razones, Rocha explicó no querer que su hija “crezca creyendo que es este personaje. No quiero que haga publicidad de ropa de poliéster inflamable fabricada en China”, agregando que, definitivamente no quiere que su “brillante hija haga sus bailes diarios como un babuino entrenado”.

Su fan número uno soy yo y seguirá apareciendo por aquí si quiere. Cuando tenga contenido interesante para compartir, podrá volver a tener una cuenta”, sentenció la madre. “La vida solo es buena cuando estás feliz sin conexión primero“, finalizó.

Según informó el medio Unilad, la mujer también explicó que “ya es bastante difícil para ti descubrir quién eres a los 14 años. Cuando hay dos millones que nunca has visto en tu vida pensando que te conocen, es aún más peligroso. Es más fácil perderse”.

De momento, Valentina no sabe cuándo podrá volver a las redes sociales, pero asegura estar contenta: “Por el momento, no quiero. Va a ser algo que solo se interpondrá en mi camino y solo lo empeorará”.

Volver al Home

Comentarios