Los mosquitos y el mito de la “sangre dulce”

¿Existen realmente personas de “sangre dulce” atractivas para los mosquitos? Experto aclara los mitos de este insecto

En el Día Mundial del Mosquito, les contamos para qué sirven esos insectos y lo que realmente es eficaz para protegerse de ellos. Y, de paso, desbaratamos algunos mitos.

El verano podría ser tan lindo, con paseos por el campo, atardeceres al aire libre… si no fuera por esa plaga: los mosquitos.

Quien no sepa dónde radica el problema, puede considerarse afortunado. Dicen que hay personas que logran pasar la temporada estival sin más que una o dos picaduras de mosquito. Yo no me cuento entre ellas. En una ocasión, en Washington, me picaron más de 30 veces en una pierna durante un breve paseo. Por lo menos, en esas latitudes los mosquitos no suelen transmitir enfermedades graves. Pero no fue nada agradable.

¿Existen realmente personas de “sangre dulce”, especialmente atractivas para los mosquitos? ¿Protege el ajo de estos insectos? ¿Sirve de algo untarse las picaduras con pasta dental? Y ¿por qué no sería bueno pensar en acabar de una vez por todas (con el perdón de los ecologistas) con esas diminutas bestias?

El Dr. Helge Kampen, jefe de laboratorio de Infectología del Instituto Friedrich Löffler, es un biólogo especializado en parasitología y entomología. Y es la persona ideal para acabar con algunos mitos acerca de los mosquitos.

“¡Apaguen la luz!”

Todo el mundo sabe que, en el verano, se debe apagar la luz si se abre una ventana. De lo contrario, entran los mosquitos. “Mi madre también me lo decía”, admite Kampen. Pero no es verdad. Es posible que entren otros insectos, como mariposas nocturnas, pero los mosquitos no son atraídos por la luz, sino por el aire que expiramos y las emanaciones corporales. Estas difieren según la persona.

“Lo de la ‘sangre dulce’ no es del todo cierto”, dice Kampen. El hecho de que alguien consuma muchas golosinas no tiene relación con las preferencias de los mosquitos. Pero ¿por qué los mosquitos prefieren a algunos?

“Las exhalaciones corporales son diferentes, según la persona, y por eso son atractivas para diversos tipos de mosquitos”, explica Kampen. Cuál tipo de mosquito predomina, depende de la región. Pero hay un factor de alimentación que sí influye. “El alcohol atrae a los mosquitos”, dice el biólogo. “Tras la ingesta de alcohol se modifican las emanaciones a través de la piel, y se vuelven más atractivas para los mosquitos”, agrega.

Los fumadores, en cambio, no son de su preferencia. Pero las mujeres, en determinadas fases de la menstruación, son también más atractivas para los mosquitos”, indica Kampen.

¿Cómo protegerse de las picaduras?

Entre las sustancias con que se puede rociar la piel, Kampen recomienda las que contienen icaridina (también llamada picaridina). “Son las más eficaces”, afirma el experto. La icaridina es un repelente de amplio espectro y es recomendada por la Organización Mundial de la Salud para prevenir la malaria.

Otro método apropiado es no ofrecer flanco de ataque a los insectos. Es decir, cubrirse el cuerpo con ropa de manga larga, por ejemplo. También se aconseja no poner a disposición de los insectos agua estancada donde puedan reproducirse. Todos los mosquitos depositan sus larvas en agua. Estas necesitan temperaturas cercanas a los 20 grados y dos semanas de tiempo para poder desarrollarse plenamente.

Con respecto a las fórmulas “caseras”, como comer ajo, el científico no se pronuncia, aduciendo que no hay estudios que las avalen.

Alivio para picaduras

¿Qué hacer cuando se ha sufrido una picadura? ¿Por qué duele o causa escozor? “La reacción se produce porque, al chupar sangre, el insecto inyecta su saliva en la piel. Y esta contiene una cantidad de moléculas bioactivas, todo un cóctel. Cada persona tiene una reacción diferente”, explica Kampen.

El cuerpo secreta histamina, y eso provoca la picazón. Por eso, se usan por ejemplo pomadas antihistamínicas para aliviar las molestias. Pero también sirve la propia saliva o la pasta dental. Las tres cosas tienen algo en común: enfrían. Igualmente puede ser útil aplicar alcohol frío que, además, desinfecta.

El biólogo entrega otro consejo adicional: no rascarse: “De lo contrario, pueden producirse infecciones secundarias bacterianas”.

La naturaleza es así

“Con frecuencia me preguntan, también algunos periodistas, para qué sirven los mosquitos”, dice Kampen. “Mi contrapregunta es: ¿para qué sirve usted?… Es la naturaleza; no hay una razón o sinrazón de la existencia de los seres vivos”.

No obstante, el biólogo hace notar que los mosquitos cumplen una función específica en el ecosistema: tienen un papel importante en la cadena alimenticia. Las larvas sirven de alimento a peces, anfibios e insectos acuáticos. Y los ejemplares adultos están en el menú de aves, murciélagos e insectos. Sin mosquitos, todos ellos tendrían un gran problema.

VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios