Puente Presidente Ibañez de Aysen

Agencia Uno

Cuáles fueron las medidas claves que permitieron a la Región de Aysén vacunar a todos los mayores de 18 años

Si bien hubieron dos ejes centrales en el proceso de vacunación en la zona, el director del Servicio de Salud de Aysén, Gabriel Burgos, destaca que "la gente también entendió que la única forma de combatir la enfermedad era vacunándose".

La Región de Aysén se ha destacado por las bajas cifras que ha registrado durante las últimas semanas respecto a los contagios y pacientes internados por Covid-19, todo gracias al factor del alto porcentaje de vacunación.

El panorama de la región es uno de los más alentadores del país, ya durante este jueves 26 de agosto sólo se informaron de 11 casos nuevos de coronavirus, mientras que sólo un paciente se encuentra internado en la UCI por la enfermedad.

En tanto, sobre el proceso de vacunación, según dio a conocer La Tercera, Aysén ya vacunó con al menos una dosis a un total de 80.150 personas, lo que corresponde a un 99,5% de la población objetivo, mientas que un 96,9% tiene su esquema completo.

Pero, ¿cuáles fueron las medidas claves para lograr estas cifras? Según detalla el citado medio los esfuerzos para inocular a la población de esta región se centraron en dos puntos: vacunación en terreno y la cobertura de zonas aisladas.

En este sentido el director del Servicio de Salud de Aysén, Gabriel Burgos, recuerda que “nosotros vivimos momentos críticos entre mayo y junio”, tras lo cual destaca que “la gente también entendió que la única forma de combatir la enfermedad era vacunándose”.

Asimismo, sobre el primer punto señala que el objetivo era “acercar la vacuna a la gente”, por lo que la estrategia se centró en coordinar jornadas de inoculación los días sábado con las juntas de vecinos que hacían el llamado a las personas.

Al mismo tiempo, puntualiza Burgos, para “las personas que no podían llegar a vacunarse nos llamaban por teléfono, y nosotros agendábamos para ir in situ a vacunar”.

El segundo punto de cubrir las zonas aisladas, que también consideró la edad de la población, fue de vital importancia ya que permitió llegar los lugares en donde se concentra casi el 80% de la población de la Región de Aysén.

Para, explica la enfermera del servicio de salud de la región, Carmen Gloria Monsalve, que coordinaron un grupo de voluntariado que comenzó a ir a los sectores más vulnerables. Tras esto, recibieron la ayuda del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) que elaboró “mapas de calor” para identificar los lugares aislados con más concentración de personas.

Al respecto Monsalve explica que, “por ejemplo, si correspondía el grupo de 60 años o más, veíamos donde había una mayor concentración y coordinábamos con esas sedes para hacer las vacunaciones”.

Finalmente explica que otra medida adoptada fue la de establecer una extensión horaria. “Varias personas por motivos de trabajo no podían concurrir en esos horarios y estos se extendieron a las 19.30 horas y hubo un momento en que llegó demasiada gente, y empezamos a dar números”, señaló.

VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios