Asteroide Tierra

Pixabay (Imagen Referencial)

Científicos de la NASA actualizaron probabilidad de que gigantesco asteroide impacte con la Tierra

Los expertos señalaron que si bien el riesgo de impacto aumentó un poco, este "no es un cambio significativo" por lo que la posibilidad de que termine chocando con la Tierra aún son bajas.

Científicos de la NASA actualizaron las probabilidades de chocar con la Tierra que tiene un asteroide que es del tamaño del Empire State Building, el rascacielos ubicado en la ciudad de Nueva York.

Si bien en primera instancia los expertos habían estimado que esta gigantesca roca espacial llamada Bennu tenía unas probabilidades de 1 en 2.700 de impactar nuestro planeta antes del 2200.

Sin embargo, el pasado miércoles actualizaron dicha cifra, y señalaron que el asteroide tiene un riesgo con una diferencia un poco más probable de que se termine estrellando con la Tierra antes del 2300: 1 en 1.750.

De acuerdo a la información del The New York Times, el científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, Davide Farnocchia, explicó eso si que esta actualización de la trayectoria de Bennu “no es un cambio significativo”.

“No estoy más preocupado por Bennu que antes. La probabilidad de impacto sigue siendo muy pequeña”, añadió el experto sobre la posibilidad de que se produzca una catástrofe.

De hecho el panorama es mucho más alentador, ya que los científicos de la NASA afirman conocer con exactitud la trayectoria de Bennu a tal punto de que este no impactaría la Tierra durante los próximos 100 años.

Lo que llama la atención de este asteroide es que se sigue aproximando a nuestro planeta y se estima que en el año 2135 se encuentre incluso más cerca que la Luna, cerca de la mitad de la distancia que existen con el satélite natural.

Por otro lado los expertos señalan que si bien Bennu tiene una dimensión de cerca de medio kilometro de ancho, este no sería lo suficientemente grande como para provocar la extinción de la vida en la Tierra.

Al respecto, el oficial de defensa planetaria de la NASA, Lindley Johnson, detalló que “por regla general, se puede decir que el tamaño de un cráter será de 10 a 20 veces el tamaño del objeto”.

Ante esta situación, se estima que en el remoto caso de que Bennu llegue a impactar a la Tierra, este si tendría algunas consecuencias devastadoras para la zona afectada.

“Un objeto con un tamaño de medio kilómetro creará un cráter de al menos 5, y puede que hasta 10 kilómetros de diámetro. Pero el área afectada sería extensa, hasta 100 veces el tamaño del cráter”, explicó Johnson. 

VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios