El vínculo que une al jefe de la Fiscalía regional occidente con el abogado defensor de Parived

Antes de representar a Parived, su abogado Mario Vargas defendió a Hernán “Nano” Calderón y al ex alcalde de San Ramón Miguel Ángel Aguilera junto a otro abogado: el ex diputado Eduardo Lagos. Ambos no sólo son socios. Hoy Vargas defiende a Lagos en un caso por el que será formalizado el 12 de octubre: un irregular remate cuando este último era abogado de la minera Santa Laura. Lagos no era el único abogado de la minera: con él trabajó Juan José Pérez Calaf, hoy jefe de la Fiscalía Occidente que investiga la supuesta compra irregular de relojes de Parived.

Una investigación de Ciper Chile reveló que la Fiscalía regional occidente está investigando a Marco Antonio López Spagui, conocido como Parived, por el delito de receptación, al supuestamente haber comprado relojes robados provenientes de una banda de contrabando.

La representación de Parived la tomó el abogado Mario Vargas, quien en el último tiempo ha hecho noticia por ser el defensor en dos causas penales de amplia resonancia pública: los casos de Hernan “Nano” Calderón, quien acuchilló a su padre, y el del ex Alcalde de San Ramón, Miguel Angél Aguilera, quien se encuentra en prisión preventiva y es indagado por los delitos de enriquecimiento ilícito por más de $263 millones, cohecho por $17 millones y lavado de activos, entre 2013 y 2017.

Dichos procesos judiciales no sólo fueron representados por el abogado Mario Vargas. En ambas causas, él trabajó codo a codo con su socio, el ex diputado Eduardo Lagos. Más aún: el año 2017, ambos incluso crearon una compañía internacional llamada Protección, la que brindaba servicios particulares en torno a la prevención y persecución de robos y hurtos.

La relación entre Lagos y Vargas no ha sido sólo esa. Hoy Vargas representa a Lagos en un caso por el que será formalizado el próximo 12 de octubre junto a Manuel Valderrama, hijo del ministro de la Corte Suprema del mismo nombre. 

El caso por el que serán formalizados corresponde a un irregular remate acontecido en 2015, cuando Lagos era abogado de la minera Santa Laura, cuyo dueño es Juan Cristi. Esta representación sirve como un eslabón para entender el vínculo entre la defensa de Parived y José Pérez Calaf, quien hoy es el jefe de la Fiscalía occidente que investiga la supuesta compra irregular de relojes de Parived.

Ello porque Pérez Calaf, antes de asumir sus roles en el Ministerio Público, al igual que Eduardo Lagos representó a la minera Santa Laura; es decir, trabajó en conjunto al principal socio de Mario Vargas, defensor de Parived 

Consultado por este medio sobre el vínculo que liga a su socio con el fiscal regional occidente, Mario Vargas declinó a referirse al tema, sugiriendo que no se colocara en el artículo que hubo un diálogo con él con respecto a esta materia.

Con respecto a la investigación por los relojes llevada a cabo por la Fiscalía y que involucra  a funcionarios de la PDI, quienes son investigados por obstrucción a la justicia, cabe destacar que las diligencias son llevadas adelante y en secreto por el fiscal Eduardo Baeza.

Pese a que Pérez Calaf no es el persecutor en esta investigación, en su calidad de Fiscal Regional es a él a quien sus subalternos deben informar los avances en las diligencias. The Clinic intentó comunicarse con José Pérez Calaf a través de los canales formales de comunicaciones en la Fiscalía Occidente, para consultar sobre un eventual conflicto de interés, sin recibir respuesta hasta el cierre de esta edición. 

Cabe destacar que en noviembre del 2019 Pérez Calaf se inhabilitó para la investigación de una querella presentada contra el Presidente Sebastián Piñera por eventuales delitos de lesa humanidad, argumentando que un abogado de su Fiscalía Regional trabajó antes con Juan Domingo Acosta, quien fuera abogado del Presidente Piñera.

Con respecto a la inhabilitaciones, la Ley orgánica constitucional del Ministerio Público establece que si un fiscal se encuentra en una situación que se define como de inhabilidad, no podría ni ejercer la acción penal, ni dirigir la investigación respecto de algunos hechos. Una de las causales que establece de inhabilitación es que el fiscal que esté a cargo haya tenido un nivel de amistad o de estrecha familiaridad con alguna de las partes. 

Sobre este punto el académico de la UDP Mauricio Duce, señala que: “Lo clave es que haya algún nivel de amistad y que este se refleje en actos que reflejen algún tipo de familiaridad. Si el fiscal considera que está en esa hipótesis debiera inhabilitarse, pudiendo hacerlo de oficio, si no lo hace alguna de las partes podría pedir esta inhabilitación y esta inhabilitación tendría que ser resuelta”.

Al respecto, en términos generales agrega: “Tratándose de la solicitud de inhabilitación de un fiscal adjunto se tiene que pedir al propio fiscal regional, pero si se trata del fiscal regional, tendría que ser solicitada ante el Fiscal Nacional(…) Más allá de los estándares legales, que a veces son hipótesis muy restrictivas, si el fiscal efectivamente considera que el llevar adelante un caso de esto podría poner en duda la objetividad de la investigación, eventualmente también podría inhabilitarse más allá del estricto tenor, y más bien por una cuestión de prudencia. Está es una cuestión que habría que evaluarla”, agrega.

https://www.theclinic.cl/2021/08/27/investigan-a-parived-esposo-de-tonka-tomicic-por-receptacion-en-caso-de-red-de-contrabando-que-involucra-a-funcionarios-pdi/
Comentarios