Adolfo Millabur

Adolfo Millabur, convencional mapuche, sobre el quórum de 2/3 que tensionó la Convención: “Lo pusieron para evitar la consulta indígena de mala manera”

La manifestación de un grupo de convencionales de los Pueblos Originarios que obligó a Elisa Loncón a suspender la sesión del Pleno de esta mañana, dejó al descubierto una grieta entre los constituyentes indígenas y la mesa del órgano constituyente ante uno de los temas más polémicos que tendrá que resolver la convención: la permanencia o eventual modificación del quórum que habilitó el Proceso Constituyente.

Entre gritos y alegatos de parte de los representantes de los Pueblos Originarios, la sesión de la mañana del Pleno de la Convención tuvo que ser suspendida por su presidenta, Elisa Loncón. La causa para que los convencionales de los escaños reservados manifestaran su descontento era clara: la aplicación del quórum de los 2/3 a materias relacionadas con la consulta indígena.

Esto, para el convencional mapuche Adolfo Millabur tiene una importancia de primer orden: “Los 2/3 es un tema que va a cruzar todo lo que es el tema de fondo de la Constitución. Creo que se anticipó el momento del debate, lamentablemente lo pusieron para poder evitar la participación y la consulta indígena de mala manera”, comentó a The Clinic el ex alcalde de Tirúa.

Así las cosas, la diferencia de criterios por el quórum de 2/3 evidenció un conflicto latente entre los convencionales indígenas, quienes liderados principalmente por la representante del pueblo Aymara, Isabella Mamani, se enfrentaron sin tapujos a la mesa, liderada por Loncón y Jaime Bassa.  

“Yo creo que a Elisa Loncon le ha faltado diálogo con los pueblos originarios”, manifestó Mamani en una entrevista con ExAnte, en la que también dijo que a la presidenta de la instancia “le ha faltado fuerza para defender a los pueblos originarios”.

Millabur, en tanto, hace un juicio sobre la manera en cómo se puso el tema sobre la mesa, ya que los convencionales habrían sido informados de la aplicación del quórum sobre algunos temas indígenas ayer en la noche, a través de un correo del secretario de la convención, John Smok.

“Creo que fue una muy mala forma de poner los 2/3 para hacer la prueba de cómo va la cosa con los pueblos originarios. Claramente hay una cuestión que no tiene mucha explicación a estas alturas”, agrega Millabur quien, sin embargo, es optimista con respecto a la disposición de la mesa para encontrar una solución a esto en los próximos días.

“Los 2/3 es un tema que va a cruzar todo lo que es el tema de fondo de la Constitución. Creo que se anticipó el momento del debate, lamentablemente lo pusieron para poder evitar la participación y la consulta indígena de mala manera”, comenta el convencional mapuche Adolfo Millabur

“Por lo que entendí del acuerdo de la mesa, aquí hubo una mala interpretación de la norma con respecto a la participación y consulta indígena y eso creo que se va a resolver en lo que viene de aquí a la otra semana. No serían aplicables los 2/3 respecto a la consulta y a la participación de los pueblos originarios porque eso está garantizado en normas internacionales y pareciera ser que está resuelto”, agrega el convencional mapuche sobre la norma que deberá ser votada los primeros días de la próxima semana.

Quizás es una batalla perdida”

De todas formas, modificar el quórum de los 2/3 divide a los constituyentes de izquierda. La propuesta, cabe señalar, es principalmente apoyada por los constituyentes del Partido Comunista, quienes serían apoyados por los miembros de Pueblo Constituyente (ex LDP) y convencionales de la Lista del Apruebo y de Movimientos Sociales.

“El quórum de los 2/3 es algo que nosotros rechazamos. Entendemos que es muy difícil generar los cambios sociales que necesitamos a través de ese quórum, por lo tanto vamos a defender la posibilidad de que eso se reduzca”, comenta César Uribe, representante miembro de Pueblo Constituyente.

Sin embargo, Uribe apunta a que tiene la conciencia de la dificultad que implicará aprobar una modificación a la norma, que está establecida en la reforma constitucional que emanó del Acuerdo por la Paz y una Nueva Constitución.

“Tenemos que dejar de manifiesto nuestra posición y también clarificarla y extenderla hacia la comunidad, para que también se tenga conciencia que ha sido históricamente un método para que no avancen las demandas sociales. En ese sentido vamos a tratar de que no ocurra. Quizás es una batalla perdida, pero hay que darla de igual forma”, finaliza Uribe.

En la misma línea, Millabur es consciente de la complejas condiciones políticas para modificar el quórum. “Es incierto porque nunca se ha puesto en tabla, no sabemos cómo cada convencional va a manifestar su opinión y no me atrevería a aventurar cuál va a ser el resultado”.

Esta incertidumbre, sin embargo, llegará a su fin el martes de la próxima semana, cuando se vote en el pleno el reglamento que regirá al órgano constituyente durante el resto de su mandato.

También puedes leer: Caso firmas truchas: Defensa de Ancalao devela nueva trama que involucra al movimiento solidarista en Chile


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

Comentarios