Foto: Agencia UNO

Del caso calzoncillos a dos despidos por acoso sexual: El historial de polémicas que rodea a Franco Parisi

La campaña presidencial de Franco Parisi está en entredicho tras destaparse una millonaria deuda por el no pago de la pensión alimenticia de sus dos hijos. Sin embargo, no es la primera vez que el fundador del Partido de la Gente se ve envuelto en polémicas de este tipo, varias de ellas con ribetes judiciales. En The Clinic recopilamos algunas.

Franco Parisi

Caso Calzoncillos

Habían pasado sólo algunos meses de la primera vuelta presidencial del 2013, cuando el Servicio Electoral (Servel) objetó 27 rendiciones de gastos presentadas por Franco Parisi. Todo un récord.

Entre los pagos destacaba una factura por labores de publicidad -por casi 60 millones de pesos- a la empresa Rubén Parra, dedicada a un rubro nada que ver: la exportación de caballos y la ganadería.

También se reportó el arriendo de dos vehículos por 15 millones de pesos, un pago de 8 millones a su prima y casi 600 mil pesos en ropa interior marca Hugo Boss, que incluía boxers y calcetines.

“Me criticaron unos slips y esa fue la noticia. A otro candidato como Marco Enríquez-Ominami le observaron 260 millones y a nosotros un par de calzoncillos de 30 lucas. Incluir los calzoncillos en la cuenta del Servel fue un autogol”, se defendió Parisi en una entrevista en LUN, meses después.

Acoso sexual

A mediados del año 2016, Franco Parisi apareció en un informe realizado por la Escuela de Negocios de la Texas Tech University (TTU), donde se le sancionó por insinuaciones y acoso sexual a una joven de 19 años que viajó a Chile junto a otros 11 estudiantes en el marco del Rawls Business Leadership Program.

El ingeniero comercial fue desvinculado de la institución. La misma decisión tomó la Universidad de Alabama, donde Parisi apenas alcanzó a trabajar cinco días. El caso aún aparece registrado en la Academic Sexual Misconduct Database (Base de datos académica sobre conducta sexual inapropiada) de EE.UU.

Meses después concedió una entrevista a LUN donde negó los hechos, aunque manifestó que “tengo que tener más cuidado con ser cariñoso”. Recientemente, en su cuenta de LinkedIn aseguraba que seguía trabajando en la U. de Alabama, lo que fue desmentido por la misma institución en un reportaje de La Tercera.

El edificio sin ley

En 2019, Franco Parisi se ofreció a comprar un edificio completo ubicado en la calle Sergio Ceppi, en la comuna de La Cisterna. Se trata del famoso “edificio sin ley”, bautizado así por las continuas denuncias de riñas y balaceras que ocurrían en el lugar.

La jugada formaba parte de un nuevo negocio del fundador del Partido de la Gente junto con Mauricio Lizana: Royal Real Estate, una empresa de gestión inmobiliaria, que compraba departamentos y pagaba los dividendos con el pago que podía obtener de arrendatarios.

A principios de junio, los dueños de MBI Inversiones, una empresa que se dejó seducir por el eslogan “Riesgo Cero” del emprendimiento de Parisi, presentó una querella por estafa y lavado de dinero. Según un reportaje de T13, a fines de agosto ya eran 65 los inversores que acusaban a la empresa del candidato presidencial de posible fraude. Desde Royal habían dejado de pagar y no contestaban los llamados. El caso sigue abierto.

Pensión alimenticia

Un reportaje de Canal 13 reveló recientemente que Franco Parisi mantenía una deuda de 207 millones de pesos en las pensiones alimenticias de sus dos hijos mayores, quienes nacieron de su matrimonio con Denise Tarziján.

Los antecedentes judiciales también revelaron que hay una medida cautelar de arraigo nacional vigente, por lo que eventualmente, de llegar a Chile para su campaña presidencial, sería detenido y no podría regresar a Estados Unidos, donde reside junto a su nueva familia.

En una declaración pública, Franco Parisi aseguró que “no se me ha notificado de ninguna resolución de forma legal y menos debo la suma irreal y exorbitante que se me pretende cobrar (…) a mis hijos nunca les ha faltado nada y nunca les faltará”.

Bonus track: Parisi libre de polvo y paja

Uno de los casos que echó por tierra su candidatura presidencial en el 2013 fue la denuncia que hizo en su contra Evelyn Matthei, entonces abanderada de la Alianza, por el no pago de cotizaciones previsionales de profesores en dos colegios que Parisi administraba.

El caso develó un problema más profundo de deudas en la administración de ambos establecimientos, que inicialmente pertenecían a la Gran Logia de Chile. De hecho, la masonería vio una oportunidad en esto y decidió llevarlo a la justicia.

En primera instancia, la justicia ordenó a Parisi el pago de una indemnización de más de 723 millones de pesos. Sin embargo, en 2017, el fallo fue anulado por la Corte de Apelaciones, decisión que fue ratificada por la Corte Suprema. Tras cuatro años de litigio, Parisi había ganado esa batalla judicial.

Lo mismo pasó con otra de las polémicas que también surgió durante la campaña del 2013: un sumario por presunta malversación de fondos en la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la U. de Chile, cuando Parisi era decano interino.

En octubre de ese año, desde la unidad académica explicaron que finalmente sólo se formularon cargos por inobservancia de deberes a dos funcionarios. Ninguno de ellos contra Parisi, por lo que quedó exento de cualquier responsabilidad.


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

Comentarios