Agencia Uno

Mostrarse firme, golpear y aprovechar la oportunidad: ¿Cuáles son las posibilidades y amenazas de cada candidato en el primer debate presidencial?

El debate televisivo de hoy será la primera prueba de fuego de los aspirantes al sillón presidencial. Con unas elecciones aún abiertas, las miradas estarán puestas en cómo los candidatos esperan diferenciarse y abrirse paso para poder conquistar al amplio electorado. ¿A quién apuntarán sus dardos? ¿Cómo defenderán sus posiciones? Cinco expertos analizan la situación.

Empezó el segundo tiempo de la carrera presidencial y el primer debate televisivo, que se emitirá hoy por CNN y Chilevisión a las 22:30 y que enfrentará a cinco de los siete aspirantes a La Moneda —ya que Parisi y MEO tendrán que verlo por la pantalla—, será la primera gran prueba en la que los candidatos deberán tirar toda la carne a la parrilla, algunos para mantenerse en los primeros puestos y otros para revertir el papel secundario al que los relegan las encuestas.

Gabriel Boric (FA) y Sebastián Sichel (Ind. Chile Podemos Más) parecen correr seguros —con ventaja del primero, según la última encuesta CEP—. Mientras otros sondeos, como la Cadem, han mostrado que, mientras Yasna Provoste (DC) va bajando, el abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast, va subiendo. Esto, mientras muy por atrás, el sueño revolucionario de Eduardo Artés (UPA) parece no convencer, por lo menos en lo que a sondeos de opinión respecta.

Con este panorama ¿Cómo deberían los candidatos enfrentar esta primera prueba televisiva —con palos y ofensivas garantizadas— y salir airosos en el intento?

“Lo mejor que puede hacer Boric es mostrarse firme”

Hasta ahora, Gabriel Boric corre como el favorito de las encuestas. En la última CEP marcó 13% en la intención de voto —Sichel, por atrás, aparece con 11%— y en la Cadem aparece con un 25% en el mismo ítem.

Así las cosas, según los expertos, el abanderado de Apruebo Dignidad deberá hoy mostrarse de la misma forma en cómo se planteó frente al comunista Daniel Jadue para defender su primer lugar. En otras palabras, no tiene que pisar el palito.

“Lo mejor que puede hacer Boric es mostrarse firme, con convicciones, pero no entrar en peleas chicas ni a los ataques directos como los que le ha tirado Sichel últimamente”, comenta la académica de Ciencia Política de la Universidad de Talca, Daniela Campos, quien añade que el candidato también tendrá que mezclar esta estrategia con un avance hacia los sectores que aún no logra convencer. “Tiene que ampliar su espectro, tiene que conseguir los votos del PC que le faltan de quienes son más jaduistas, y ampliarse al centro”.

En conjunto con esta posición, para la analista y miembro de la Red de Politólogas, Susana Riquelme, Boric deberá hoy preocuparse en sacar a relucir las banderas que han marcado su campaña, como lo han sido el feminismo y el cuidado medioambiental. “Creo que conectar todos los discursos de ciudanía y de participación que ha levantado hasta ahora podría ser interesante en el debate para su posición”, comenta Riquelme.

Según los expertos, los posibles dardos que podrían tirarle sus contrincantes estarán enfocados en dos aspectos del magallánico: su experiencia y la gobernabilidad que podría ofrecer.

“Boric tiene que demostrar que tiene las herramientas para rebatir esa idea de Sichel de no validar sus experiencias. Su capacidad de gobernar también podría surgir, pero él tiene la experiencia de haber estado en la cámara de diputados y de haber conocido desde esa posición las demandas de la ciudadanía. Creo que así podría sacar ventaja de estas posiciones problemáticas que podrían salir en el debate”, afirma Riquelme.

“Boric tiene que ampliar su espectro, tiene que conseguir los votos del PC que le faltan de quienes son más jaduistas, y ampliarse al centro”, comenta la académica de Ciencia Política, Daniela Campos.

Ante los ataques, el analista político y académico de la Universidad de Talca Mauricio Morales, comenta que el diputado “seguramente va a llegar a segunda vuelta, entonces no necesita entrar en ninguna reyerta personal con los otros candidatos. Su estrategia debe ser más defensiva y moderada”.

“Su oportunidad estará en golpear a Boric donde le duele”

Sebastián Sichel va corriendo como un seguro número dos, según las últimas encuestas. Así, el abanderado de Chile Podemos Más llega al primera debate televisivo con algunas desafortunadas polémicas a cuestas con su contrincante directo, a quien ha sacado en cara su escaza experiencia en ámbitos alejados de la política.

Con un flanco abierto también en cuanto a su relación con los partidos del conglomerado que apoya su campaña producto de su intento por evitar la aprobación del cuarto retiro de los fondos previsionales, Sichel debería, según los analistas, apuntar sus ofensivas hacia el diputado magallánico.

“Su oportunidad estará en golpear a Boric donde le duele. Así como Sichel tiene un punto flaco en su economicismo y su ligazón a intereses empresariales, Boric tiene un salvavidas de plomo en su ligazón con el PC”, afirma el académico de la Facultad de Derecho de la UDP, Hugo Herrera, quien plantea la interrogante: “¿En qué sentido puede Boric mostrar que tiene un liderazgo de estado si va con eso apoyos? Yo creo que Sichel tiene un punto ahí”.

Además, casi como un consejo al candidato, Herrera plantea que “otra oportunidad que tiene Sichel, y que no planteó inteligentemente, es el tema de la experiencia. En el caso de Boric, se junta que es joven y que ha vivido una especie de mandarinato político, porque de la dirigencia universitaria se pasó al Parlamento, no ha vivido la realidad de la gente de a pie, y eso es algo muy relevante en política. La idea de un cuico progre que con sus ideas autocontenidas va a gobernar el país real es importante plantearla”, finaliza.

Pero Boric no será la única amenaza del candidato de Chile Podemos Más hoy en la noche, ya que tiene, por ambas bandas, contrincantes que podrían mermar su área de apoyo dentro de la derecha y el centro político: José Antonio Kast, por el ala derecha, y Yasna Provoste, por la izquierda.

“Frente a esas amenazas, tiene dos posibilidades”, plantea Herrera, quien fue asesor de Mario Desbordes. “O Sichel insiste en ser una especie de Piñera 3.0 con un discurso buena onda de crecimiento y una meritocracia dudosa,con lo que podría verse debilitado frente a un discurso muy claro de Kast y un discurso centrista de Provoste. O, podría hacer un planteamiento político de que aquí estamos en una crisis de legitimidad de las instituciones y que se necesita una agenda reformista. Pero ahí yo lo veo débil, porque todas las intervenciones que se le conocen hasta ahora hacen pensar más en un Piñera 3.0”, finaliza Herrera.

“Si (Provoste) no aparece hoy, ya no apareció”

La senadora Yasna Provoste aún no logra despegar en los sondeos, que por ahora la relegan a un tercero o cuarto lugar. Mientras en la última encuesta CEP marcó 6 puntos porcentuales en la intención de voto, en la Cadem de esta semana se anotó con 9%, con lo que José Antonio Kast —quien aparece con 10%— la desplazó del tercer puesto.

Así, quien obtuvo visibilidad por liderar el acuerdo de los mínimos comunes con el Gobierno en el punto más álgido de la crisis sanitaria, hoy no está en la primera línea mediática que le entregaba, en parte, su posición como presidenta de la cámara alta.

¿Qué podría hacer hoy Provoste para volver a ocupar un lugar relevante en la carrera presidencial mientras los sondeos no hacen más que confirmar su papel secundario en el camino a La Moneda?

Para responder a esto, el sociólogo Axel Callís es claro: “Tiene que jugársela. Si no aparece hoy, ya no apareció. Y no tiene que aparecer desde la victimización, tiene que asumir un rol de liderazgo y salir a buscar el partido, no puede seguir hablando como si fuera la primera. Tiene que arriesgar programáticamente”.

Para esto, el director de Data Influye, comenta que los atributos personales de la candidata podrían ser activos a los que podría sacarle provecho en la cita televisiva de hoy: “Tiene que generar un discurso que convoque a sectores que no podrían estar representados. Por ejemplo, el feminismo está bastante invisibilizado en esta campaña. A mí me encantaría verla hablando de cómo va a resolver el tema de la Araucanía ella siendo parte de los pueblos originarios ¡Pero no la hemos escuchado en nada!”, sentencia Callís.

En tanto, para Daniela Campos, el domicilio político de la senadora por Atacama podría convertirse en un lastre que los otros candidatos podrán señalar en desmedro de ella. “Provoste tiene la mochila de ser la candidata de la DC, que es un partido absolutamente conservador. Lo que tiene que mostrar es que ella es mucho más progresista y tiene que convencer a la gente de que ella puede convencer a su conglomerado para poder hacer un gobierno más progresista del que vimos en los 30 años de la Concertación”.

“Provoste no tiene que aparecer desde la victimización, tiene que asumir un rol de liderazgo y salir a buscar el partido”, afirma el sociólogo Axel Callís.

Por otro lado, Muricio Morales ve en el rol legislativo de Provoste una oportunidad que podría aprovechar hoy, mientras el debate sobre el cuarto retiro se encuentra en su punto más caliente: “Ella debería plantear de una vez y de manera definitiva su postura frente al cuarto retiro, y debe ser lo suficientemente prístina y rotunda. Ya no resiste más su tesis de esperar a que el proyecto llegue al Senado para tomar una postura”.

Frente a este panorama, y en donde, probablemente, Sichel y Boric concentrarán el enfrentamiento entre ellos para continuar ampliando la diferencia con el resto de los candidatos y así aumentar sus chances de pasar a segunda vuelta, Daniela Campos comenta que la senadora debería “tratar de meterse en el debate entre Sichel y Boric, donde ella probablemente no va a poder inmiscuirse”.

“Los llaneros solitarios sucumben en política”

El abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast, podría hoy salir a la cancha con un claro objetivo: intentar atraer a parte del electorado de Sebastián Sichel, frente a quién se presenta como el representante de la “verdadera” derecha.

Si quiere salir triunfante de esa empresa, Mauricio Morales recomienda que Kast “tiene que dar la sensación de que es posible dar el zarpazo y que puede avanzar a segunda vuelta representando a una derecha más genuina, ante una derecha confusa, camaleónica, tránsfuga que representa Sichel”.

Para esto, una oportunidad que podría tener el candidato sería mostrar una postura más dura que la del el ex ministro de Desarrollo Social. “Si hoy los periodistas le preguntan, va a plantear una postura mucho más radical en temas como el conflicto en la Araucanía, lo que va a colocar a Sichel en problemas, porque Kast le va a hablar al votante genuino de derecha, mientras que Sichel persistirá en la estrategia de ser un candidato moderado”.

“(Kast) tiene que dar la sensación de que es posible dar el zarpazo y que puede avanzar a segunda vuelta representando a una derecha más genuina”, afirma el analista Mauricio Morales.

Sin embargo, esto podría no ser suficiente, ya que para Hugo Herrera, por más que Kast le pegue a Sichel, podría no convencer debido a una carencia fundamental en su campaña. “El problema que yo le veo, además de la simpleza del discurso, es que está solo. Su partido es todavía una cosa precaria, no tiene base parlamentaria ni territorial y los llaneros solitarios sucumben en política”, finaliza.

“Artés es una expresión genuina de una izquierda tradicional casi sacada de la Guerra Fría”

Al otro lado de la aguja y muy por atrás en los sondeos se encuentra el candidato de la Unión Patriótica, Eduardo Artés, quien enfrenta con esta su segunda aventura presidencial.

Mientras las encuestas de opinión lo relegan a un porcentaje que no supera el margen de error, los analistas coinciden en que podría hoy intentar acaparar la atención con declaraciones polémicas y posturas llamativas.

Con esto, pese a que Boric es el candidato más cercano a él en el espectro, Axel Callís afirma que, aunque hoy intente enfrentarlo, seguirían siendo harina de otro costal: “Artés representa a una izquierda muy genuina y que no necesariamente está representada en Plaza Italia, y Boric toca teclas generacionales, toca otra música”.

Así, el sociólogo ve que las oportunidades del profesor de enseñanza básica podrían diluirse en el debate de hoy dada su condición solitaria y anacrónica en el plano político. “Artés es una expresión genuina de una izquierda tradicional casi sacada de la Guerra Fría. Ahí hay valores antiguos”.

También puedes leer: “Pedí asilo político en Estados Unidos”: Franco Parisi acusa persecución en Chile


Volver al Home

Comentarios