Debate duración próximo presidente

¿Y si el futuro gobierno dura menos que un suspiro? Los efectos del debate que abrió Jaime Bassa ante la posibilidad de que se reduzca el próximo periodo presidencial

Sin decir agua va, el vicepresidente de la Convención, Jaime Bassa, adelantó un debate que inquieta tanto a constituyentes como a las candidaturas presidenciales: la probabilidad de que el órgano constituyente determine normas transitorias para que el próximo gobierno llame a elecciones anticipadas, a objeto de renovar el conjunto del sistema político. Así, todas las interpretaciones constitucionales derivan en un punto ciego: no habría claridad de la duración del siguiente mandato presidencial.

¿Durará menos el próximo periodo presidencial? ¿Puede la Convención Constitucional exigir elecciones anticipadas? ¿Tienen en cuenta esto los candidatos a La Moneda?

Una caja de pandora que abrió el abogado constitucionalista y vicepresidente de la Convención, Jaime Bassa. “Si la nueva Constitución establece un régimen transitorio que diga, por ejemplo, que un año después de entrada en vigencia el gobierno va a llamar a elecciones. El gobierno tendrá que llamar a elecciones”, sentenció la noche del 26 de Septiembre durante su participación en el programa Tolerancia Cero de CNN. A eso añadió la posibilidad de que la misma Convención, dado el caso, determine que el próximo Presidente(a) tenga la posibilidad de reelegirse.

“Depende de lo que diga la nueva Constitución, pero sí, es bastante razonable pensar que el próximo gobierno no va a terminar con las mismas condiciones con las cuales está terminando el actual, precisamente porque las reglas del juego van a cambiar a mitad de camino”, agregó el vicepresidente del órgano encargado de redactar la nueva Constitución.

El mismo Bassa se la jugó ante las cámaras de TV, asegurando que “el lunes 18 de octubre se empezaría a escribir la nueva Constitución“. Con esto, el margen entre el inicio de la redacción de normas y las elecciones presidenciales -del 21 de noviembre- sería de sólo un mes.

Esta semana, en tanto, se espera que la Convención Constitucional finalice las votaciones respecto a su reglamento interno. Con esto, se dará paso a la conformación de las comisiones permanentes al interior del órgano constituyente. Sólo entonces, asuntos como las normas transitorias -ese espacio intermedio de adecuación entre la vieja institucionalidad y la futura Carta Fundamental- podrán ser debatidas y zanjadas.

Una discusión “especulativa”

Las declaraciones de Bassa no dejaron estáticos a los candidatos a la presidencia. Puesto que el debate puede influir directamente en sus campañas con una inquietud republicana que, hasta ahora, no tiene respuesta concreta: ¿Cuánto durará el mandato de quien gane las elecciones presidenciales?

Quien más ruido hizo en este sentido fue Sebastián Sichel. El candidato, tras una reunión con Evópoli, dijo que “pediría humildad”. “Veo mucha soberbia en mucha gente de la Convención. De repente hablan como si fueran los dueños de la democracia o de la soberanía de Chile”, agregó el ex ministro.

La molestia del abanderado de Chile Podemos Más se expresó con varias frases de evidente molestia. Entre ellas, dijo que “no son quienes determinan cuánto y dónde duran las personas que eligen los chilenos en una elección”.

También señaló que “el que tiene el mandato democrático de aprobar o rechazar el texto, es el pueblo de Chile”. A lo que agregó que “he visto la pérdida de credibilidad” de la Convención, refiriéndose a la escandalosa situación del falso cáncer de Rodrigo Rojas Vade y las declaraciones de Jaime Bassa.

En el caso de Yasna Provoste, a penas salió de una reunión con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), abordó el tema evitando entrar en la materia central del conflicto.

“Nosotros queremos materializar las transformaciones. Yo espero ser la Presidenta que reciba las propuestas de la Convención para garantizar que Chile transite en paz en las reformas profundas que requieren el proceso”, dijo la abanderada de Nuevo Pacto Social.

Gabriel Boric, por su parte, aún no ha emitido declaraciones al respecto. Sin embargo, desde su comando, el coordinador político de la campaña del magallánico, diputado Marcelo Díaz, respondió a The Clinic desde la postura que asumen en el entorno de su colega magallánico.

El diputado y miembro del comando de Boric, Marcelo Díaz, dice que “no sé que tan conveniente sería una decisión de esa naturaleza, pero hay que ver lo que los constituyentes vayan evaluando”.

No es algo que tengamos analizado en el comando. Efectivamente, la Convención tiene las facultades para hacerlo. No sé que tan conveniente sería una decisión de esa naturaleza, pero hay que ver lo que los constituyentes vayan evaluando”, dice Díaz.

Asimismo, descarta que este debate tenga un impacto en el itinerario presidencial de Apruebo Dignidad. “Hoy en día esta discusión está a un nivel muy especulativo como para que se incluya en debates presidenciales, por ejemplo. Si bien la nueva Constitución puede introducir un cambio que acorte la próxima presidencia, todavía falta mucho para llegar a eso”, advirtió el legislador de Unir.

¿Expectativa de un nuevo sistema político o controversia extemporánea?

A quienes llega más directamente el debate sobre el próximo periodo presidencial es a los mismos convencionales.

Desde la interna del Partido Comunista, por ejemplo, una fuente asegura que ven poco probable que la decisión de acortar el periodo presidencial se tome antes de la elección, a objeto que la ciudanía tenga meridiana claridad sobre cuánto tiempo estará en La Moneda el o la sucesora del Presidente Sebastián Piñera.

En ese sentido, la fuente explica que el debate será de largo aliento. Acortar el periodo presidencial dependerá del régimen político que establezca la futura Carta Fundamental. Hasta el momento, los convencionales del FA son más cercanos a un régimen parlamentario o semipresidencial. Mientras que el PC aboga por mantener el sistema presidencialista actual, ya que entrega mejores garantías para llevar a cabo “las transformaciones” con una figura fuerte en la presidencia.

Para el convencional Marcos Barraza (PC) “la principal expectativa del pueblo de Chile es tener un nuevo sistema político”. Rodrigo Álvarez (UDI), por su parte, dice que “la discusión iniciada por Bassa es algo extemporánea”.

Marcos Barraza, constituyente comunista, explicó a The Clinic: “nosotros planteamos esta posibilidad desde un inicio, el PC en particular. Una de las principales expectativas del pueblo de Chile es tener un nuevo sistema político. Lo que correspondería es que en las disposiciones transitorias se establezca que este sistema aplique desde la aprobación de la nueva Constitución”.

Sobre la carrera presidencial, Barraza acota que “quienes tengan compromisos con las transformaciones que va a impulsar la nueva Constitución, van a estar comprometidos con la generación de un nuevo sistema político lo antes posible. Tiene que ver con la legitimidad del proceso y debería estar presente en los debates”.

Por parte de Vamos por Chile, Rodrigo Álvarez señaló que “la discusión iniciada por Bassa es algo extemporánea. Es más propio del debate sustantivo que deberá analizar la comisión respectiva”.

Con todo, cuestionó la prevención hecha por Jaime Bassa debido a sus efectos en el calendario electoral. “Políticamente estimo que es muy relevante no afectar las válidas decisiones que tomarán los chilenos en las futuras elecciones presidenciales y del Congreso”, previno.

Un debate de tres meses “como mínimo”

Ante las dudas que abrió Bassa, The Clinic consultó a los expertos en la materia los alcances de la proyección que hizo el vicepresidente.

Lo primero que plantea Claudio Fuentes, académico de la UDP y coordinador de Contexto Factual, es que este punto no alcanzará a zanjarse antes de las elecciones presidenciales.

Claudio Fuentes, coordinador de Contexto. Cl, asegura que “el debate sobre un cambio de régimen y las disposiciones transitorias para aplicarlo van a tomar como mínimo 3 meses”.

“La redacción de la nueva Constitución, como dijo Bassa, va a empezar a mediados de Octubre. Ahí la comisión específica que se dedique a eso tiene que hacer propuestas, discutir entre los integrantes y realizar audiencias. Por esto, a priori, el debate sobre un cambio de régimen y las disposiciones transitorias para aplicarlo van a tomar como mínimo 3 meses”.

Para José Ignacio Núñez, académico de la Universidad Central y coordinador de Observatorio Nueva Constitución, “lo que dice Bassa es cierto, pero no de cualquier forma”.

En detalle, Núñez asegura que “la Convención no puede acortar los periodos de autoridades elegidas por votación popular. Sin embargo, esto tiene una excepción para aquellos cargos que sean eliminados o modificados sustancialmente en la nueva Constitución”.

Con esto, el académico señala que “es probable que los convencionales acuerden una nueva organización del Estado. Si pasamos a un Estado parlamentario o semipresidencial, la figura del Presidente cambiaría. Por lo tanto, la Constitución puede establecer una norma transitoria que especifique cuando se comenzarán a aplicar las nuevas normas”.

“De esta forma -continúa Núñez- los convencionales pueden establecer que, por ejemplo, a un año de aprobado el nuevo texto constitucional, el Presidente a cargo deba llamar a elecciones anticipadas. Pero también podrían establecer que termine su mandato”.

A modo de cierre, Fuentes aclara que “la duración del próximo periodo presidencial no se va a resolver sólo con establecer un nuevo régimen. Porque en las disposiciones transitorias de la Constitución se tiene que acordar el plazo para aplicar el nuevo sistema”.


VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios