Dos semanas pidiendo el voto: las gestiones del comando de Provoste en la bancada DC para que se cuadraran con el proyecto de aborto

En representación del comando de Yasna Provoste, los asesores Aldo Cornejo y Rodrigo Vega protagonizaron las gestiones entre los diputados falangistas para lograr la mayor cantidad de votos a favor de la iniciativa que despenaliza la interrupción del embarazo hasta las catorce semanas de gestación. Tratativas a las que también se sumó el jefe de bancada DC, Gabriel Ascencio, a fin de no exponer el liderazgo de la abanderada entre sus propias filas en un proyecto emblemático para el electorado progresista.

“La penalización del aborto viola los derechos humanos de las mujeres. Nadie quiere más abortos de los que ya se producen día a día en Chile en situaciones de riesgo y clandestinidad”. De esta manera, la candidata de Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste, valoró la aprobación del proyecto para despenalizar el aborto consentido por la mujer, dentro de las primeras catorce semanas de gestación. 

Fueron 75 votos a favor, 68 en contra y dos abstenciones, los que permitieron que la iniciativa fuera aprobada y avanzara en su tramitación hasta el Senado, tras cuatro horas de debate en la Cámara de Diputados y Diputadas.  

En las votaciones no hubo mayores sorpresas, a excepción de la bancada de la Democracia Cristiana que actuó dividida. Aunque los únicos que votaron en contra fueron los diputados Miguel Ángel Calisto,  Joanna Pérez y Jorge Sabag, mientras que a favor estuvieron sus pares Gabriel Ascencio, Iván Flores, José Miguel Ortiz, Víctor Torres, Mario Venegas, Gabriel Silber y Matías Walker. 

Previo al debate en Sala de este proyecto, la despenalización del aborto ya era un tema que había abierto un flanco en la candidatura de la senadora Provoste. De hecho, la iniciativa llegó con un informe negativo desde la Comisión de Mujer de la Cámara Baja, donde la diputada de la Falange Joanna Pérez, alineada al oficialismo, rechazó el proyecto. 

En esa oportunidad, todos los dardos apuntaron hacia el partido de la abanderada de Nuevo Pacto Social. La propia presidenta de la Comisión de Mujer, diputada Maite Orsini, señaló que “se rechazó la despenalización del aborto en la Comisión con voto en contra de la DC. Los derechos de las mujeres no pueden seguir dependiendo de personas que imponen sus creencias por sobre la salud pública”, dijo la legisladora RD. 

Tras ese episodio, Provoste -quien se ha mostrado a favor de la despenalización del aborto- recalcó en su cuenta de Twitter que “me la jugaré para que diputados DC apoyen en la Sala la iniciativa. Las mujeres de Chile merecemos más”. 

¿Qué ocurrió? Finalmente, el proyecto sorteó la Cámara de Diputados, con votos de la mayoría de la bancada DC. 

Yasna Provoste tenía claro que la votación de los diputados de su partido en el proyecto para despenalizar el aborto, sería clave para su campaña: los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres son materia obligada en cualquier proyecto político que se precie de progresista. Por lo mismo, dos semanas antes de que llegara la discusión en Sala del proyecto, sus asesores más cercanos -Aldo Cornejo y Rodrigo Vega- comenzaron las gestiones para dar vuelta los votos de sus diputados. 

Para esto, contactaron al jefe de bancada DC, Gabriel Ascencio, aseguran cercanos al diputado. Con esta petición hecha, Ascencio esperó hasta el jueves de la semana pasada para contactar uno por uno a sus colegas. 

En esas llamadas, el legislador les planteó lo riesgoso que sería para la candidatura presidencial de la Falange que sus propios parlamentarios votaran de forma contraria a la postura de Provoste, exponiendo la capacidad de liderazgo de la abanderada en sus propias filas. A las tratativas también se sumó el diputado Víctor Torres (Indep-DC), cercano también a la senadora Provoste.

Fuentes del partido recuerdan que en 2018 varios diputados DC habían “firmado un pacto de sangre” para oponerse a cualquier iniciativa que incentivara el aborto. Entre ellos, mencionan a Matías Walker, Iván Flores, Mario Venegas y Daniel Verdessi.

Esto significaba una dificultad para los equipos de Yasna Provoste. Sin embargo, el día lunes las gestiones de Ascencio comenzaron a dar fruto, asegurando los votos de ocho de los doce miembros de la bancada DC. De los votos favorables, sólo siete se expresaron en el hemiciclo este martes 28. 

Esto, pues según explican miembros de la bancada DC, ese voto faltante corresponde a Daniel Verdessi, quien fue el último diputado en dar su apoyo al proyecto en la noche del lunes 27, tras una llamada del jefe de bancada.

Sin embargo, Verdessi prefirió a último minuto ausentarse de la votación en Sala. Esto, explican las fuentes, se basa en que Ascencio le insistió a los parlamentarios que de verse muy complicados por dar su voto a favor del proyecto, lo mejor que podían hacer era no asistir al Hemiciclo, a objeto de priorizar el resguardo de la candidatura presidencial de Yasna Provoste.

“Los liberales en la DC han ganado terreno”

Pese a que la mayoría de los diputados DC se plegaron a su candidata presidencial apoyando la iniciativa, su votación refleja la diversidad de posturas que genera el aborto en el partido de la flecha roja.

En este sentido, la Cientista Política de la Red de Politólogas, Susana Riquelme, señala que el actuar de la DC frente al proyecto “es positivo, pero demuestra que no hay una postura común en el partido frente al tema y hay ciertas inconsistencias que se van a ir repitiendo en el actuar de la DC en estas situaciones”. 

“Provoste podría ser la figura de los nuevos tiempos de la DC, considerando sus posturas más progresistas en materia de desarrollo económico y más liberales en materias valóricas”, comenta el analista, Mauricio Morales.

“En términos del liderazgo de Yasna Provoste, se ha intentado forzosamente separar a la candidata del partido, y ella sigue siendo parte de la DC. Y mientras lo siga siendo, tiene que hacerse cargo de las posturas a favor y en contra de estos temas”, agrega Riquelme. 

De igual forma, en medio del debate por la despenalización del aborto, las posturas más conservadores de la DC quedaron en evidencia. En su intervención, el diputado Miguel Ángel Calisto cargó las tintas asegurando que las mujeres que han abortado “han asesinado a su hijo o hija”. También insistió en que “nadie puede decidir respecto a la vida del que está por nacer”. 

“En términos del liderazgo de Yasna Provoste, se ha intentado forzosamente separar a la candidata del partido, y ella sigue siendo parte de la DC. Y mientras lo siga siendo, tiene que hacerse cargo de las posturas a favor y en contra de estos temas”, señala la analista Susana Riquelme.

A juicio de Riquelme, “lo que él plantea (Calisto) habla de lo que piensa una parte de la DC y de la derecha. Y la candidata (Provoste) debería ser enfática en rechazar este tipo de comentarios. Lo mismo con la diputada Joanna Pérez, que dice que esto no es en contra de las mujeres y su votación sí es en contra de las mujeres”. 

En tanto, para el académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, “las posturas más liberales dentro de la DC han ido ganando terreno, mientras que las opciones más conservadoras son cada vez más minoritarias. Por lo tanto, Provoste podría ser la figura de los nuevos tiempos de la DC, considerando sus posturas más progresistas en materia de desarrollo económico y más liberales en materias valóricas”, reflexiona el cientista político. 

El proyecto de despenalización del aborto ahora volverá a la Comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara, donde será analizado  en particular y se revisarán las indicaciones presentadas.

También puedes leer: Una convivencia a la fuerza: la solapada molestia de los comunistas por la acotada influencia en el comando de Boric


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

Comentarios