Víctor Torres, vocero de Provoste: “Se han dado todos los gestos y lo que uno esperaría es que las bases socialistas se cuadren”

El pasado miércoles 29 de Septiembre, Yasna Provoste designó al diputado Víctor Torres como uno de sus voceros de campaña. En esta entrevista, Torres reconoce las fugas de apoyos desde el Partido Socialista hacia la campaña de Gabriel Boric, sin embargo, cree que "la gran mayoría de los socialistas va a cumplir su palabra".

Víctor Torres (45) está por cumplir su tercer y último periodo en la Cámara de Diputados. Ahí, a pesar de que tiene congelada su militancia, se organiza junto a la bancada que apoya a Yasna Provoste y donde ha pasado toda su vida parlamentaria: la Democracia Cristiana.

En sus votaciones, se le ha visto a favor de los proyectos para el retiro de fondos de AFP, el matrimonio igualitario y la despenalización del aborto. Incluso, en marzo de este año presentó un proyecto para añadir a los hombres trans en las tres causales de interrupción del embarazo.

Esta trayectoria, ligada al sector más progresista de la DC, lo llevaron a que el pasado miércoles, la candidata presidencial de la Falange, Yasna Provoste, lo nombrara vocero de su campaña, rol que compartirá con la politóloga ex PS, Javiera Arce.

Con este desafío encima, Torres atiende las consultas de The Clinic.

-Hoy en día hay varios comunales y organizaciones territoriales del PS se han declarado en libertad de acción. ¿Cómo pueden ofrecer gobernabilidad si no pueden alinear a su propia coalición?

-Yasna Provoste ha dado señales claras. Colocó a Alejandro Goic, histórico militante socialista, como jefe de campaña. Hace unos días, además, estuvo grabando la franja con candidatos y candidatas socialistas al Parlamento. Se han hecho esfuerzos por incorporar las ideas de la candidatura de Paula Narváez, entonces se han dado todos los gestos. Lo que uno esperaría es que las bases socialistas se cuadren con la campaña de Yasna Provoste. Estoy seguro que la inmensa mayoría de ellos son respetuosos de los procesos democráticos y van a respetar y acompañar el resultado de una instancia que ellos mismos impulsaron: la consulta ciudadana.

-Además de las declaraciones de las bases socialistas, la campaña de Apruebo Dignidad ha apuntado constantemente a ese sector ¿Cómo van a evitar más fugas de apoyos a un mes y medio de la elección?

-No se puede negar aquello que se está viendo. El punto es cuál es la magnitud de los apoyos socialistas a Boric. Es difícil de dimensionar, pero tenemos que estar atentos. De todos modos, creo que el PS debería seguir su vocación democrática y cumplir su palabra de apoyar a Provoste. 

Nosotros accedimos a la solicitud de consulta ciudadana y, por lo tanto, creo que la gran mayoría de los socialistas va a cumplir sus palabras. Sigo creyendo fehacientemente en la vocación democrática de los compañeros socialistas 

-¿Cree que faltó gestión de la Mesa Nacional del PS para retener a sus bases?

-Desconozco el proceso interno del PS. Lo que puedo decir es que, desde que ganamos la consulta, la mesa socialista se ha mantenido fiel a Yasna Provoste. Los descolgados son de direcciones territoriales.

“Los sectores más conservadores de la DC han respaldado la candidatura de Yasna Provoste”

-Antes de lanzar su campaña presidencial, Yasna Provoste era la primera en las encuestas. Sin embargo, desde que se oficializó como candidata viene a la baja. ¿Cómo pretenden ir a buscar a ese público que aún no se decide su voto?

-Es que esa última frase es clave, la de los votantes indecisos. Nosotros entendemos que hay fundamentalmente una gran cantidad de chilenos y chilenas que todavía no han tomado una decisión. Nos parece relevante hablarle precisamente a quienes hoy día están expectantes para demostrarles que Yasna Provoste representa una candidatura de un conglomerado que aspira a generar transformaciones. Además, las transformaciones tienen que llevarse a cabo de una manera que garantice gobernabilidad, porque es la única forma de que se mantengan en el tiempo.

-Dice que conquistarán a ese electorado indeciso con transformaciones y responsabilidad, pero la evidencia demuestra que la candidatura de Provoste va a la baja. ¿Qué acciones van a hacer para conquistarlo?

-Es muy difícil poder tener una bola de cristal y decir qué es mejor o no. Es cosa de observar lo que pasó, por ejemplo, en la primaria legal, que terminó con un resultado absolutamente sorpresivo. Nosotros consideramos que aquí hay una gran cantidad de gente que todavía está dispuesta a respaldar a quien garantice que puedan haber cambios, eso es fundamental. Además, la garantía de cambios no sólo necesita poder imponerlos, sino que mantenerlos en el tiempo. Eso va de la mano con la gobernabilidad, que a mi juicio es clave para el próximo gobierno

-¿Está quemada hoy en día la imagen de la ex Concertación? ¿Cómo pueden arreglar eso para que la candidatura de Provoste no sufra consecuencias?

-Desde el punto de vista de lo que está instalado en el inconsciente colectivo respecto de la ex Concertación, es bien complejo. Sin embargo, Yasna no representa lo que uno pudiera considerar como algo negativo para la ex Concertación. Si bien es cierto que ella es una política con trayectoria, también ha liderado dentro del partido y del conglomerado la necesidad de generar transformaciones como las que se están pidiendo hoy en día. Entonces, Yasna Provoste supera, a mi juicio, cualquier evaluación negativa.

Insistiendo en que yo tengo una mirada más crítica respecto de aquellas cosas que se hicieron durante los gobiernos de la Concertación, que son buenas. Pero Yasna Provoste supera esas críticas, porque efectivamente su historia personal y política permiten posicionarla en un espacio distinto.

“Me parece que los sectores más conservadores de la DC han respaldado la candidatura de Yasna Provoste en vez de irse con Sichel”.

-¿Temen que los sectores más conservadores de Nuevo Pacto Social le quiten el respaldo a Provoste y se vayan, por ejemplo, con Sichel?

-No. Yasna ha demostrado esta capacidad de poder ordenar detrás de ella a todos quienes queremos cambios en Chile y que esos cambios puedan ser sostenidos en el tiempo. De hecho, me parece que los sectores más conservadores de la DC han respaldado la candidatura de Yasna Provoste en vez de irse con Sichel.

Además, hay que observar lo que ha ocurrido con Sichel estas semanas. No sé, yo creo que él ha demostrado precisamente que no es garantía de nada; no es un candidato confiable, ha cambiado en las últimas semanas de posición. Primero criticando el retiro del 100% y oponiéndose al del 10%. Luego superó la mentira diciendo que que ahora sí está de acuerdo con retirar el 100%. Es de una cantidad de volteretas impresionante. 

Cuarto retiro: “Hay efectos negativos y tenemos que hacernos cargo de ellos”

-Pero Yasna Provoste también tuvo un cambio de opinión radical. Pasó de ser promotora del IFE por sobre el cuarto retiro. ¿Eso no le parece que califica de voltereta?

-No, yo tengo una mirada distinta respecto del itinerario de Yasna sobre los retiros. Lo que Yasna Provostehizo fue tomar una posición más bien cauta. Una posición más prudente respecto de asumir una posición frente a este proyecto hasta estar 100% decidida. ¿Por qué? Porque muchos de nosotros entendemos que como política pública, los retiros de fondos previsionales no son lo óptimo. Pero, sobre todo durante el primer año, antes del acuerdo de mínimos comunes, la falta de una política seria por parte del Estado generó un efecto muy negativo que incluso hoy día se ha sostenido en gran parte de la población.

Entonces, lo que hace Yasna Provoste es decir ‘me voy a tomar un tiempo’, a pesar de que obviamente el IFE era lo óptimo. Pero luego hay un retraso en la entrega de esta ayuda. Finalmente, terminamos todos optando por permitir que la gente pueda realmente retirar sus fondos de AFP.

“El efecto que trae como cola la entrega retrasada del IFE, nos ha significado tener que continuar respaldando medidas como el retiro del 10%. En eso, Yasna toma la decisión y lo hace de frente al país”.

-¿Y esto no le quita peso al acuerdo de los mínimos comunes?

-No, en lo absoluto. Porque si no hubiese sido por el acuerdo de los mínimos comunes, la situación estaría aún peor. Entonces, a nosotros nos hubiese gustado obviamente un gobierno que el primer año hubiese implementado un acuerdo como ese. Pero no ocurrió y, al menos, llevarlo a cabo con un año de tardanza, sigue siendo un alivio para mucha gente. Lamentablemente, el efecto que trae como cola la entrega retrasada del IFE, nos ha significado tener que continuar respaldando medidas como el retiro del 10%. En eso, Yasna toma la decisión y lo hace de frente al país.

-Usted sostiene que van a impulsar transformaciones con responsabilidad, pero se ha evidenciado que los retiros producen mayor inflación. ¿Qué tan responsable es impulsar los retiros de fondos de las AFP?

-Indudablemente hay efectos negativos y tenemos que hacernos cargo de ellos, así como también es cierto que el sistema de pensiones no funciona. Es por ello que nosotros estamos planteando, por ejemplo, reformas que nos permitan sustentar pensiones que sean mucho más dignas que las que ofrece el sistema de AFP actualmente. Si bien es cierto que la inflación está afectando a Chile, tampoco ha golpeado de una manera muy abrupta. 

Obviamente es importante también educar a la población. Hoy no hay que generar temor o campañas del terror, como hemos visto, fundamentalmente, por personeros de derecha. Más bien hay que entregarle la información suficiente a la gente para que entienda que este instrumento puede ser utilizado y que hay que tratar de utilizarlo de la mejor forma posible para que los impactos sean menores.

-¿Y no sería más fácil disminuir los perjuicios a la economía desde la legislación misma? Por ejemplo, aprobar la indicación de impuestos que presentó Gabriel Boric.

-Es muy difícil construir políticas públicas desde el Congreso, que tiene las manos atadas para presentar iniciativas de esta envergadura. Por lo mismo, hemos tenido que hacerlo a través de reformas constitucionales, precisamente por las limitaciones que existen. Además, muchos de esos elementos no necesariamente son aquellos que nosotros podamos convenir que hoy día van a ayudar de mejor manera a la clase media. Por esa misma razón había una discrepancia respecto de si era o no con impuestos, o con letra chica, la mejor alternativa de retiro. Por eso preferimos no innovar.

Claramente hay una discusión que se tiene que dar en Chile respecto de qué es lo que va a pasar con el sistema de pensiones a futuro y cómo vamos a reconstruirlo. Creo que el sistema de AFP no es un sistema de pensiones eficiente. Incluso, más allá del retiro, es fundamental poder construir uno que realmente dé cuenta de pensiones dignas.

-¿Y cómo van a construir ese sistema de pensiones sin dinero de los fondos?

-Yo creo lo siguiente: si uno sigue pensando en la lógica de la capitalización individual exclusivamente, claro, hay cuentas que han sido dañadas. Pero cuando uno habla de la necesidad de, por ejemplo, tener pensiones que fortalezcan el Pilar Solidario, que tiene que ver con los recursos que el Estado hoy día entrega, son bastante bajos para la realidad actual. Esto es un avance que implementa la Presidenta Bachelet con la creación del Pilar Solidario y que hoy día debemos fortalecer para garantizar, al menos, un piso a partir de impuestos generales de pensión para las personas.

En segundo lugar, hay que avanzar en la construcción de un sistema mixto, donde podamos tener la posibilidad de tener o sostener cuentas de capitalización individual. También tener recursos que puedan llegar a un sistema más solidario y donde las personas puedan, eventualmente, decidir entre un sistema y otro.

-Siempre se dice que estos proyectos tienen meros fines electorales y, desde el senado, Jorge Pizarro, Carolina Goic y Ximena Rincón han dicho que este cuarto retiro es una mala medida. A su juicio: ¿esto tiene que ver sólo con fines electorales?

-Incluso quienes hemos aprobado el retiro decimos que es una mala política pública y que responde a una situación de emergencia y de empatía respecto a los requerimientos que tiene mucha gente. Nadie podría proponer una política pública que sostenga en el tiempo eternamente el retiro de fondos de pensiones, porque quedaríamos sin ninguna pensión al final del día. No obstante eso, entendemos que existe un sentido de realidad y que hay que responder a él. Y ese sentido de la realidad va más allá de lo electoral. Los retiros vienen desde el año pasado, por lo que no han sido votados sólo con fines electorales.

-En un debate presidencial, previo a la consulta ciudadana del sector, la propia candidata aseguró que hoy hay más de 4 millones de personas sin fondos de pensiones. ¿Cómo pueden sostener esto como una política de ayudas entonces?

-Lo que pasa es que uno de los sectores que también fue muy golpeado fue la clase media. Con eso me refiero a profesionales, jóvenes que tienen sueldos que los dejan en los lugares más altos del Registro Social de Hogares, pero que han sufrido el golpe tanto de la Pandemia como del Estallido Social. Creo que este cuarto retiro también permite que ese segmento de la población tenga acceso a alguna ayuda. Entonces, la idea es que no solamente el sector más vulnerable, que también tiene más apoyos estatales, sino también la clase media, puedan responder respecto de la crisis. Frente a eso, todavía existe una gran cantidad de población que podría hacer estos retiros si los necesitan.

Además, Yasna usó otro concepto muy importante: el “Síndrome Parisi”. Porque, además, estos retiros permiten que los tribunales puedan retener estos recursos a deudores de pensión alimenticia y poder ayudar a las mujeres que sufren de ese problema.

-Si Yasna Provoste no logra alinear los votos en el Senado: ¿perderá credibilidad su candidatura?

-Yo no veo que esto sea que pueda generar una derrota o que signifique una pérdida si finalmente los senadores de oposición logran alinearse o no.

-Pero, si no logra alinear las posturas de sus parlamentarios, mostraría que no es capaz de liderar el sector…

-Es que Yasna dice dos cosas. Primero, que va a hacer la pega que tiene que hacer todo líder: conversar e intentar convencer. Lo segundo es tener un sentido de realidad. Si ella quisiera imponer su mirada, hubiese dicho que le diría a los senadores cómo deben votar. Nosotros nos hemos criado en una sociedad democrática y no creemos en estas órdenes militares. Aquí hay que llegar a un convencimiento y estoy seguro que Yasna va a a saber convencer a aquellos que hoy día se han mostrado más reticentes y vamos a tener a la totalidad de nuestros senadores votando a favor.

-¿Cree que puede pasar de algo similar a lo que le pasó a Sichel? Amenazó a su sector y le salió el tiro por la culata…

-Ahí hay una gran diferencia. Es muy distinto que uno salga como patrón de fundo a amenazar a sus parlamentarios. Sichel trato de imponer su postura en vez de convencer. Además, la otra gran diferencia es que el candidato Sichel termina tratando de quitarle la posibilidad de una política pública cuando él mismo hizo uso de ella. Eso genera un problema por la falta de credibilidad y de congruencia que expresan estas acciones. Es muy distinto entonces, y el efecto que podía tener un resultado adverso para nosotros no está al nivel de lo que le pasó a Sichel.

Bajada de Ximena Rincón: “Podría haber sido mejor”

-Usted es de los pocos parlamentarios de la bancada DC que ha apoyado los proyectos alejados del cristianismo, como el de aborto. ¿Cuánto influyó eso en su elección como vocero?

-Tiene dos puntos de vista. Uno es que con Yasna hemos tenido una trayectoria al interior de la DC en la que hemos trabajado juntos desde hace mucho tiempo. El otro es que ambos representamos a un sector de la DC que es menos conservador y que se acerca más al espíritu de la campaña

-Usted congeló su participación en la DC en Enero, acusando mala conducción política ¿Ha cambiado eso en algo, ahora que Carmen Frei es presidenta del partido y que Yasna Provoste tiene un liderazgo más relevante?

-Evidentemente. Tengo una gran opinión de Carmen Frei. Ha tenido la capacidad de generar internamente en el partido un ánimo aglutinador que nos ha permitido cobijarnos a los distintos sectores que conformamos la Democracia Cristiana, lo que me parece un primer paso muy positivo.

Eso nos ha dado la seguridad suficiente para avanzar y respaldar el liderazgo y candidatura de Yasna Provoste, que ha permitido darle una impronta distinta al partido, pero también proyectar muchas ideas y planteamientos que varios al interior de la DC siempre hemos compartido.

“La historia de Yasna Provoste, al igual que muchos de nosotros, es una historia vinculada al sector más progresista de la DC (…). No solamente ahora, no es algo coyuntural de la campaña”.

-¿Tiene Provoste la capacidad de mover a la DC hacia una izquierda más progresista?

-La historia de Yasna Provoste, al igual que muchos de nosotros, es una historia vinculada al sector más progresista de la DC. No es un misterio que Yasna cree en las transformaciones sociales y las ha planteado siempre. No solamente ahora, no es algo coyuntural de la campaña. En ese sentido, permite resaltar esa mirada o esa sensibilidad, pero también entiende que estas transformaciones tienen que hacerse en un contexto de responsabilidad y vinculado a algo que es muy importante hoy día, que es la gobernabilidad.

En ese ámbito, no sólo la DC, sino que todo Nuevo Pacto Social, es un conglomerado que nos permite ofrecer esas transformaciones con responsabilidad

-¿Hay alguna autocrítica que hacerse en Nuevo Pacto Social por cómo se dirigió el país en los últimos 30 años?

-Cuando uno hace la crítica a los 30 años, hay que ser justos y reconocer aquellas cosas que se hicieron bien y aquellas que hay que mejorar. Durante estos 30 años que han sido tan cuestionados en el último tiempo, hay cosas que se realizaron bien. Chile logró salir de la pobreza, disminuyó esas cifras de forma importante y tuvo avances relevantes en materia de salud, de vivienda. Ahora, evidentemente, si ocurrió el Estallido Social y hay una crítica a la ex Concertación como hemos visto, es porque hay cosas que se dejaron de hacer y hay otras que se hicieron mal. Ahí tenemos que ser capaces de proyectar hacia el futuro esas transformaciones que la gente requiere.

Tenemos que mejorar el acceso a la salud, tenemos que generar pensiones dignas, tenemos que ser capaces de darle acceso a la gente a la educación. Tenemos que hacer avanzar a Chile hacia un escenario distinto, reconociendo lo bueno y mejorando nuestras fallas.

-Cuando usted congeló su militancia en la DC, le dio su respaldo a Ximena Rincón. A la luz del tiempo, ¿Qué piensa de cómo se bajó su candidatura?

-Cuando yo congelé militancia, dije que no quería que eso perjudicara las candidatura constituyentes ni municipales, y mucho menos quería que perjudicara a Ximena Rincón, de quien yo tengo una gran opinión y que es una gran dirigenta de la DC. La situaciones que se dieron fueron una vorágine muy abrupta y que indujeron un cambio que podría haber sido mejor.

Ahora, indudablemente, hoy día las cosas ya han pasado. Ximena es presidenta del Senado y, obviamente, espero que eso signifique de una forma u otra permitir un reconocimiento a ese liderazgo, como hoy existe ese liderazgo de Yasna Provoste que nos demuestra también que en la política las mujeres están jugando un rol fundamental. 


VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

The Clinic Newsletter
Comentarios