Joaquín Lavín, desde el ostracismo: “Para mí terminó definitivamente el ciclo de la política electoral”

El excandidato presidencial de la UDI dio vuelta la página tras su derrota en las primarias y señaló que su sector optó por un liderazgo que "no ha sido parte de la historia de los últimos 30 años".

El ex alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, ratificó su retiro de las elecciones tras su derrota en las primarias presidenciales de Chile Podemos Más de julio pasado ante Sebastián Sichel.

El ex abanderado de la UDI concedió una entrevista a El Mercurio desde España, país donde se decidió erradicar tras los comicios. En ella, aseguró que “para mí terminó definitivamente el ciclo de la política electoral”.

“La gente pensó que, para el nuevo Chile que ha emergido, era necesario un liderazgo que proviniera precisamente de ese nuevo país que no ha sido parte de la historia de los últimos 30 años. Y esa persona es Sebastián Sichel”, manifestó.

Para Lavín, los resultados de las primarias hablan “de una sensatez profunda de la gente” y que, “en los momentos de las grandes definiciones, Chile siempre ha tendido al buen sentido y no veo que esta vaya a ser la excepción”. 

“Creo que en la vida las hojas hay que darlas vuelta rápido y para mí terminó definitivamente el ciclo de la política electoral. Sin embargo, la vocación de servicio público no se abandona jamás y estoy convencido de que hay diferentes formas de asumirla”, cerró el tres veces candidato presidencial.

El Chile del 2021 para Lavín

Lavín también se refirió al futuro del país, y destacó que tras la revuelta popular de octubre del 2019, se “está quedando la parte positiva del estallido, que es que Chile requería ponerse al día en política económica y social, y la parte negativa, que a mi juicio era naturalización y aceptación de la violencia, está quedando atrás”.

En ese sentido, llamó a una “autocrítica” de la centroderecha. “Muchas veces se consideró al modelo como intocable y no se adelantó a los cambios que eran imprescindibles de realizar”, indicó.

De este modo, agregó que “Chile busca una democracia representativa con una economía de mercado, pero con menor desigualdad”, y que para los futuros procesos “vamos a requerir inversión extranjera y ser percibidos como un país en el que el estado de derecho se respeta. Eso no lo podemos perder”.


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios