Javier Macaya, diputado y jefe del gremialismo: “Creemos que la campaña de Sichel va a empatizar con el sentido común de los militantes UDI”

El legislador mantiene la fe de que el abanderado del oficialismo finalmente se ganará el corazón de las huestes de la UDI, pese a que el partido no sancionará a los militantes que apoyarán la candidatura de José Antonio Kast. Asimismo, agrega definiciones sobre el nexo entre los Pandora Papers y el Presidente Piñera: "se debe actuar con toda la transparencia necesaria y entregar cualquier antecedente que se requiera”.

Primero, la aprobación en la Cámara Baja del proyecto para un cuarto retiro de los fondos de pensiones, con el apoyo de 18 diputados oficialistas. Luego, dos encuestas que miden la carrera presidencial: Pulso Ciudadano y Cadem, donde el candidato de la centro derecha, Sebastián Sichel, fue desplazado a un tercer lugar, superado por el abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast. 

Lo último: una revelación de una investigación periodística global, que involucra a la familia del Presidente Sebastián Piñera por la compra-venta de la minera Dominga a Carlos Alberto Délano, amigo de toda la vida del Mandatario, en un paraíso fiscal en la Islas Vírgenes Británicas. 

Una secuencia de flancos espinudos que en Chile Podemos Más han debido enfrentar en los últimos días, de cara a la primera vuelta presidencial del 21 de noviembre. Complejo contexto que el presidente y diputado de la UDI, Javier Macaya, aborda desde la óptica del gremialismo, sector político ancla de la centro derecha, en conversación con The Clinic. 

“El Presidente, hasta cualquier ciudadano, tiene que actuar entregando la máxima información posible”, dice el timonel sobre la participación de Piñera en Pandora Papers. Un voto de transparencia que, sin embargo, limita con la idea de acusación constitucional contra el Presiente Piñera: “Es pasarse tres pueblos más allá, para ocuparlo política y electoralmente. No corresponde”, agrega. 

¿Cómo toma la información que reveló CIPER-LaBot sobre la compra-venta de la Minera Dominga en Islas Vírgenes por parte de la familia Piñera y Delano?

La tomo como se tiene que tomar cualquier información de interés público. La autoridad o cualquier persona, pero sobre todo las altas autoridades del país, tienen que actuar con máxima transparencia. Este es un tema que se investigó, no sólo por parte de los entes políticos como la Cámara de Diputados, sino que por el propio Ministerio Público, se presentó una querella por parte de un diputado. Se pusieron estos mismos antecedentes bajo el escrutinio judicial. 

Es información que se ha revisado, pero si se hace necesario revisar nuevamente porque aparecen nuevos antecedentes, cualquier autoridad, desde el Presidente hasta cualquier ciudadano, tiene que actuar entregando la máxima información posible. 

El hecho de que Dominga se vendiera a Carlos Alberto Délano, y el pago de la tercera cuota estuviera sujeta a que no hubieran cambios regulatorios que obstaculizaran el proyecto minero, y que a su vez, esto dependiera de decisiones de Sebastián Piñera en su primer gobierno. ¿Es o no un conflicto de interés? 

Reitero: la información que yo tengo es que esto también fue parte de lo que investigó el Ministerio Público. Es información que estaba disponible el año 2017. Son hechos ocurridos antes de que el Presidente Piñera asumiera la presidencia. Pero si hay nueva información que pueda ser escrutada, no con fines políticos electorales, bienvenido sea.

Nosotros no podemos pretender que no se actúe con el estándar de máxima transparencia, que exige una situación como esta. 

Se ha hablado de la posibilidad de acusar constitucionalmente al Presidente, a lo que el vocero de gobierno, Jaime Bellolio, acusó un “golpe blanco”. ¿Qué cree usted? 

Acusar constitucionalmente al Presidente, a siete semanas de la elección presidencial, habla de los fines que están persiguiendo las personas que impulsan una acción como esta. Yo espero que eso no ocurra. En siete semanas más tenemos elecciones en Chile, hay cambio de gobierno en Marzo, estamos en medio de un Proceso Constituyente. Me parece que es ocupar un caso donde sí se debe exigir máxima transparencia, pero es pasarse tres pueblos para ocuparlo política y electoralmente. No corresponde. 

Una acusación constitucional busca determinar responsabilidades políticas y usted mismo ha dicho que en este caso se debe actuar con transparencia. A modo de ejemplo: su sector impulsó un libelo contra la senadora Yasna Provoste, entonces ministra, imputándole responsabilidades políticas. ¿Por qué no es válido pensar en una acusación constitucional para investigar este hecho que involucra al Presidente Piñera?

Porque todas las instancias, no políticas, léase los Tribunales de Justicia con una querella que presentó Hugo Gutiérrez, el Presidente Piñera no sólo fue sobreseído, sino que Gutíerrez fue condenado a pagar las costas. Y la Comisión Investigadora que hubo en la Cámara de Diputados para indagar en esta materia, ha determinado circunstancias no muy diferentes a las que tenemos hoy.  

Creo que estos antecedentes, que están envueltos en una cuestión de orden más global, latinoamericano, donde hay 20 o 25 situaciones de presidentes o autoridades, hacen que el Presidente Piñera aparezca en esa lista y llama la atención. Pero la información que hemos podido recabar, y las explicaciones del propio Mandatario, nos hacen ver que no estamos en presencia de antecedentes que no se hayan conocido antes por las instancias políticas, judiciales y administrativas. 

¿Cree que las explicaciones que ha dado el Presidente colaboran en superar la crisis de confianza entre la ciudadanía y sus instituciones? 

Yo creo que las explicaciones que dio, y cualquiera que tenga que dar en el futuro, tiene que contribuir a eso. Y por eso reitero el consejo, que no me ha tocado dar personalmente: se debe actuar con toda la transparencia necesaria y que se entregue cualquier antecedente que se requiera. Y yo creo que eso se está haciendo. 

Si hay un requerimiento e información nueva, concreta y objetiva, y que no vulnere las normas del fideicomiso, se tiene que poner arriba de la mesa.

“Se debe actuar con toda la transparencia necesaria y que se entregue cualquier antecedente que se requiera. Y yo creo que eso se está haciendo”.  

¿Este tema afecta la confianza de la ciudadanía en esta coalición? Por ejemplo, pensando en la candidatura de Sebastián Sichel…

Si hubiera algo oculto, afectaría. Y por eso se debe usar toda la información y transparencia para manejar este caso. Esa es la exigencia que se le hace a las autoridades. Eso se hizo y se está haciendo. 

“Chile Vamos no es un regimiento”

¿Por qué Kast superó a Sichel en las encuestas Pulso Ciudadano y Cadem? ¿Cuál es la evaluación que hacen?

Hay dos miradas. En la primera vuelta, está la necesidad de tener a nuestro candidato presidencial bien vinculado a las candidaturas parlamentarias del sector, y es algo que yo creo que ha estado al debe. Es algo que se puede corregir. 

Y en la segunda vuelta, que es al lugar donde yo aspiro y creo que Sichel va a llegar, tengo la convicción de que es lejos el más competitivo para enfrentar a Gabriel Boric, porque nace de un proyecto político articulado en torno a una coalición que ofrece gobernabilidad, que tiene densidad política, no solamente a nivel de estructuras políticas tradicionales, sino que también apelando a un discurso más empático con la gran mayoría de los chilenos. 

 ¿Y por qué entonces Kast superó a Sichel en las encuestas? 

Yo discrepo de que lo haya superado. Si fuese por las encuestas, Sichel no hubiese llegado a competir a esta contienda. Si fuese por las encuestas, Boric tampoco hubiese llegado a competir. Las encuestas hay que tomarlas como antecedentes, pero no creyendo que esa es la realidad a la que nos vamos a enfrentar en 50 y tantos días más. Queda tiempo y el comando está a tiempo además de vincularse más fuertemente a sus estructuras parlamentarias y entendiendo que la primera vuelta se juega en esa cancha. 

¿Ha afectado el hecho de que Sebastián Sichel no haya sido transparente en primera instancia respecto al lobby o el retiro del 10% que hizo el candidato? 

Es fácil ser general después de la batalla, cuando uno asume una estrategia. Probablemente se pudo haber manejado de una manera distinta ese episodio, pero hoy en día estamos con una realidad consolidada. Lo importante es corregir errores y ver cómo el candidato presidencial más competitivo para enfrentar al candidato del Partido Comunista, logra llegar a segunda vuelta. 

“Está la necesidad de tener a nuestro candidato presidencial bien vinculado a las candidaturas parlamentarias del sector, y es algo que yo creo que ha estado al debe”.

¿Ha sido correcto el tono que ha utilizado Sichel en su campaña respecto a los partidos de la coalición? Por ejemplo, frente al cuarto retiro y el llamado a rechazar que hizo a los parlamentarios. Algunos lo tomaron como una amenaza. 

Yo valoro que un candidato presidencial esté dispuesto a no ser popular en momentos donde hay que ofrecer gobernabilidad. Yo espero que la campaña presidencial de Sebastián Sichel mire hacia adelante y no se quede pegado en cosas que se pudieron haber hecho de una manera diferente. 

“La sola derecha no sirve para llegar a la presidencia. Pero Sebastián Sichel también sabe que necesita una coalición detrás para llegar a la segunda vuelta y aspirar a la presidencia”.

¿Qué giro debe adoptar Sichel en lo que queda de campaña?

Separar nítidamente su campaña de primera y segunda vuelta. Su campaña de primera vuelta debe apelar al sentido común, de una persona que tiene una historia de vida muy potente, que tiene que conectarse con la gran mayoría de los chilenos. Que muestre una renovación de ideas, de discursos empáticos y comulgando con valores que le hacen sentido a los chilenos. La importancia del mérito y el esfuerzo, que él (Sichel) lo vivió en su vida y él puede ser un símbolo de aquello. La importancia del valor de la libertad. La importancia que tiene el emprendimiento con el fruto de tu esfuerzo, de tu mérito, de tu sacrificio. 

No tengo ninguna duda de que son banderas que Sebastián Sichel puede levantar de manera bastante más nítida que todos los otros candidatos que se presentan. A todos los otros candidatos presidenciales la vida les ha sido bastante más fácil que a Sebastián Sichel. 

¿Cómo se están coordinando los partidos de Chile Vamos con el comando de Sichel? 

Coordinación periódica, entendiendo que tenemos un candidato presidencial independiente. También creo que Sebastián Sichel ha entendido que necesita una coalición y una estructura política y territorial para ganar. La sola derecha no sirve para llegar a la presidencia. Pero Sebastián Sichel también sabe que necesita una coalición detrás para llegar a la segunda vuelta y aspirar a la presidencia. 

Chile Vamos por sí sólo no puede llegar a la presidencia, necesitamos a Sichel. Pero Sichel también necesita a la coalición y a la derecha, para llegar a la presidencia. 

En ese sentido, ¿incomodó que Sichel no quisiera que el protagonismo de su campaña lo tomaran los partidos?

Yo comparto que el protagonismo de la campaña, más allá de los partidos, lo deben tener rostros nuevos dentro de la estructura política. Los partidos políticos, desprestigiados o no, al final del día son importantes para el desarrollo de la democracia. Todas las democracias del mundo tienen partidos políticos detrás, lo importante es ser capaces de renovar los rostros de esos partidos. Ahí creo que hay un ejercicio que Sebastián Sichel tiene que ayudar a profundizar. 

José Antonio Kast ha dicho que más personas de Chile Podemos Más se sumarán a apoyar su candidatura. ¿En la UDI habrá díscolos que apoyarán a Kast, como ya lo hizo la diputada Nora Cuevas?

Chile Vamos no es un regimiento donde se tiene que pasar a la guillotina a aquellas personas que toman una definición distinta. Al revés, son esas personas las que tienen que cuestionarse si siguen perteneciendo a la coalición que está apoyando a un candidato presidencial. Esto se trata de convencer, no de obligar. 

Al no haber sanciones para los militantes de la UDI que apoyen a Kast ¿No es en los hechos establecer libertad de acción para que el gremialismo abandone al candidato oficial de la coalición?

No hay libertad de acción. Lo que hay es esfuerzo en convencer. Creemos en el convencimiento de que la campaña de Sebastián Sichel va a empatizar con el sentido común de los militantes de la UDI. 

Y si es Kast el que pasa a segunda vuelta: ¿La UDI se pondrá a disposición del abanderado del Partido Republicano y apoyará su candidatura?

Yo estoy seguro que Sebastián Sichel pasa a segunda vuelta, por eso no me pongo en ese escenario. Cuando ocurra tendremos que conversar, pero no me pongo en ese escenario. 

“Chile Vamos no es un regimiento donde se tiene que pasar a la guillotina a aquellas personas que toman una definición distinta. Al revés, son esas personas las que tienen que cuestionarse si siguen perteneciendo a la coalición”, dice el timonel de la UDI, sobre los apoyos de algunos sectores del oficialismo, a Kast.

Cuarto retiro: “Primó el interés de corto plazo y electoral”

Fueron 18 diputados del oficialismo que apoyaron el proyecto de cuarto retiro en la Cámara. ¿Pensó que serían tantos?

No pensaba que serían tantos. Pensé que iba a primar la mirada de largo plazo, de lo que significa este proyecto para el futuro de las pensiones. Pero lamentablemente primó el interés de corto plazo y electoral. 

¿Qué faltó para cuadrar a toda la coalición frente al cuarto retiro? 

Convencer de que es más importante el proyecto colectivo que los intereses individuales. Yo espero que esa mirada sí la tenga el Senado. Y si finalmente termina ocurriendo algo distinto, bueno, Sebastián Sichel ya ha dicho lo que él esperaría; si se aprueba el cuarto retiro, que no se siga haciendo campaña electoral cada cierto tiempo con los retiros, sino  tratar de resguardar los fondos de pensiones y que sea el 100% que quede en la propiedad de cada cotizante. 

¿Cree que en estos 18 diputados oficialistas que aprobaron el Cuarto Retiro, influyó el hecho de que ministros como Rodrigo Cerda, o la vocera de campaña Katherine Martorell, hayan reconocido que hicieron el retiro del 10%?

Creo que fue una decisión que tomaron 18 diputados mirando distintos factores, pero el más importante fue el interés electoral. Pero obviamente esto pudo haber influido. 

¿Cuál es el escenario en el Senado? ¿están seguros que ahí será rechazado el cuarto retiro? 

Por los tiempos convulsionados que vivimos en política, es muy difícil tener la certeza de aquello. Hay que tratar de convencer y espero que los senadores no se den vuelta la chaqueta como lo hizo Gabriel Boric con este mismo tema. 

También puedes leer: María Jaraquemada y los Pandora Papers en la familia presidencial: “Estas situaciones dañan mucho a las instituciones, que en Chile ya están bastante deterioradas”


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

Comentarios