Agencia UNO

Toma fuerza acusación constitucional contra Piñera: Siete reacciones del oficialismo y la oposición luego que Fiscalía decidiera abrir investigación

Ante los nuevos antecedentes surgidos de los Pandora Papers, el Ministerio Público tomó la decisión se investigar al Presidente por presunto cohecho, soborno y delitos tributarios. Dicha decisión volvió a encender los ánimos en la oposición y el oficialismo ante una inminente acusación constitucional.

La presión sobre La Moneda sigue en aumento. La decisión de Fiscalía de reabrir la causa por la venta de minera Dominga -ante los nuevos antecedentes filtrados por los Pandora Papers– está pavimentando el camino para el éxito de una acusación constitucional contra Piñera.

Si bien el pasado martes 5 de octubre, distintas bancadas de oposición acordaron presentar el libelo acusatorio, la indagatoria penal del Ministerio Público, que investigará al Presidente por presuntos delitos tributarios, cohecho y soborno, cambió el tono de las acusaciones desde ese sector.

Es lo que se refleja en la reacción del candidato presidencial de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, quien fue uno de los primeros en manifestarse y afirmó que “no puede ser que Chile sea noticia mundial por su sinvergüenzura”.

“Acusaciones de cohecho, evasión de impuestos en paraísos fiscales y depredación ambiental harán que el Presidente Sebastián Piñera responda ante tribunales y el Congreso, mediante acusación constitucional que presentaremos”, sostuvo en su cuenta de Twitter.

En esa misma línea, el jefe de la banca del Partido Socialista, Marcelo Schilling, adelantó que “es bastante probable que la Cámara de Diputados apruebe la acusación constitucional porque hay hechos muy graves (…) el honor de la nación está gravemente comprometido”.

“Aparte de dar espacio para fundar en la letra de la Constitución y la ley, también hay que responder ante otras necesidades. No puede ser que Chile hoy día esté estigmatizado en el mundo como el país que tiene un presidente que hace negocios al amparo de los paraísos fiscales, que el mismo país que dirige se comprometió a luchar contra ellos en convenio con la OCDE”, añadió.

En la Democracia Cristiana también hubo reacciones de los diputados Gabriel Ascencio e Iván Flores. A partir de la decisión de Fiscalía, este último acusó al Presidente Piñera de mentirle al país, instándolo a que “evite el bochorno” y renuncie.

“Esto se desfondó. Con esto, el gobierno se termina. Si el presidente no da un paso al costado ahora, la acusación constitucional de todas maneras prospera. Esto ya no es una gota que rebalsa un vaso, la verdad es que se derramó completo”, disparó en su cuenta de Twitter.

Incluso legisladores reticentes a este tipo de medidas se mostraron a favor, como es el caso de Pepe Auth (ex PPD). “Desde 1990 que en Chile el Presidente electo recibe la banda presidencial de manos del Presidente en ejercicio. Pero si me formo convicción de que Sebastián Piñera hizo o dejó de hacer algo como Presidente para cobrar tercera cuota de su negocio, sacrificaré ese valor”, reflexionó en su cuenta de Twitter.

Cuchillos largos en la derecha

Entre los diputados del oficialismo, ya hay algunos que están comenzando a evaluar posiciones frente a una eventual acusación constitucional en contra de Sebastián Piñera. Uno de los que adelantó su posición fue el senador Manuel José Ossandón, quien tildó de “sumamente grave” que el Ministerio Público haya abierto una investigación en contra del Presidente.

“Demuestra dos cosas: Que la investigación que se hizo en la Fiscalía Oriente fue desprolija o mal hecha. Y por otro lado, esto le va a dar más fuerza a los diputados para una acusación constitucional. A mí no me va a temblar la mano si hay pruebas suficientes para culpar al Presidente pero tampoco voy a juzgar por percepciones, porque esto sería poco serio”, añadió.

De este modo, Ossandón se suma al cúmulo de voces críticas que se han ido gestando en el oficialismo, como los diputados Andrés Celis y Leonidas Romero. Ante ese escenario, el senador Claudio Alvarado (UDI) llamó a poner orden.

El legislador gremialista no cuestiona la facultad de la Fiscalía de reabrir la causa, sin embargo, aclaró que “de ahí a que parlamentarios de Chile Vamos levanten voces sumándose a la acusación constitucional es simplemente no darse cuenta de una operación político-electoral que los hace caer en su trampa”.

En esa línea, el candidato presidencial del Partido Republicano, José Antonio Kast, modificó su postura más crítica del Gobierno y tomó un tono más conciliador con el resto del sector: “Respetamos la decisión de la Fiscalía de reabrir una nueva investigación en el entendido de que hay nuevos antecedentes”.

“Esperamos que dicho trabajo sea realizado con la mayor transparencia y rigurosidad posible. Le hacemos un llamado al gobierno a colaborar y también a la izquierda de dejar de lado su aprovechamiento político“, cerró.


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios