Dj Bitman en modo zen: “Ojalá la gente pueda encontrar el camino hacia el autoconocimiento como yo lo hice”

“Cuando empecé a meditar de alguna manera me voló la tapa de la cabeza”, relata el reconocido productor ariqueño, quien ahora está desarrollando “Infinity”, un proyecto de cuatro discos con más de 400 minutos de música para meditación.

Todo partió por una necesidad personal. El “rey de la noche”, quien ha estado en el Festival Lollapalooza 13 veces y es reconocido por producir y componer numerosos proyectos con artistas nacionales e internacionales se vio en la urgencia de meditar.

José Antonio Bravo (Arica, 1975), más conocido como Dj Bitman o Latin Bitman, quería mejorar sus límites en términos de producción. “Hay gente que se acerca a la meditación por fines terapéuticos por distintas cosas. En mi caso, yo lo que quería era poder sobrellevar mejor una mayor carga de trabajo. Quería enfocarme y tratar de expandir un poco mis límites y mis capacidades de producción”, recuerda.

Sin embargo, los playlist de Spotify incluían tracks muy breves que no le permitían alcanzar el estado que buscaba. Fue entonces cuando el artista, quien ha trabajado junto a Eric Bobo de Cypress Hill, Dj Raff, Ana Tijoux, Francisca Valenzuela, Roberto “Titae” Lindl, Manu Chao y Beastie Boys entre muchos otros, decidió crear su propia música para sus sesiones de contemplación.

El resultado es “Infinity”, un proyecto de cuatro discos de 100 minutos cada uno y completamente distinto a sus composiciones anteriores que ya han sido utilizadas, por ejemplo, en series de televisión como “Dexter” o en el videojuego FIFA 2007. Los dos primeros álbumes, “Breath” y “Relax”, ya están disponibles. “Heal” y “Gratitude” se publicarán el 19 de noviembre y 7 de enero, respectivamente.

“De repente me encontré con que tenía una plataforma de más de 400 minutos de música y fue como ‘qué ganas de poder compartirlo con toda la gente’, porque finalmente es un regalo… Para mí se convirtió en una súper herramienta”, cuenta a The Clinic el Dj.

-¿Cómo nace este proyecto de música de meditación?

-Yo venía de alguna manera experimentando meditación hace algunos años. Al principio no era algo de meditación necesariamente, era algo solamente de respiración y cosas como conectarse con la gratitud y todo eso. Pero de a poco fui metiéndome en meditación y la música era clave en el proceso de comenzar a entender y a practicar la meditación para canalizar mejor, obviamente, todos los sentimientos.

-¿Y cómo pasaste de escuchar ese tipo de canciones a realizarlas?

-Mira, hay distintos tipos de músicas para meditar. Están por un lado los mantras más largos, de hasta 40 minutos… Pero es otro tipo de sonoridad, de música, es otro estilo, no es el que hizo resonancia conmigo. Me pasó que sentí que la mayoría de la música para meditar es súper complaciente, porque obviamente las personas tienden a pensar “voy a meditar y voy a ser feliz porque voy a llevar mi mente al Caribe o voy a escuchar música buena onda”, y a veces no es tan así, porque hay todo tipo de procesos. Pero el problema era que las músicas que me gustaban eran muy cortas. Y ahí yo, de alguna manera, tomo la idea de lo que me gustaba y empecé a crear canciones más largas, de 10 minutos para arriba. Yo lo hice para mí, para tener música para que yo pudiera meditar.

-¿Para ti qué es la meditación? ¿Qué ha significado para ti la meditación?

-Hoy día para mi es un hábito. Es algo normal y ya está super normalizado en mi día a día, pero cuando empecé a meditar de alguna manera me voló la tapa de la cabeza. A mí por lo menos me permite estar super conectado y enfocado. Ahora yo tengo que meditar todos los días. Quizás pueda un día no meditar, pero al otro día tengo que meditar sí o sí. Es como una necesidad y por ahí a mí me libero de todas las cosas negativas, del estrés, de la angustia, no sé, miedo, traumas… Tiene que ver con encontrarse con uno mismo.

-Además, durante la pandemia muchas personas se han dedicado a meditar…

-Sí, buenísimo eso.

-Pero no deja de ser curioso que se produzca esto, cuando en la actualidad se priorizan los temas breves, cuando estamos llenos de estímulos, cuando vemos videos cortos de Tik-Tok, etc.

-Claro. Un poco la idea de este proyecto es que la gente común, la gente normal, pueda acercarse a la meditación y no sentir que es algo reservado para cierto tipo de gente que es más excéntrica, por ejemplo… Sino que, al contrario, si toda la gente aprendiera a meditar, tomarse 10 minutos en la mañana para respirar un poco y enchufarse bien antes de salir a hacer lo mismo de siempre, obviamente la calidad de vida sería muy superior. Ahora no estoy corriendo por el carril de los lanzamientos de los singles, de toda la locura, yo estoy metido en esa área como productor musical, es lo que yo hago, a eso me dedico y lo otro me ayuda de alguna manera a poder hacer esta otra parte bien.

Recientemente dijiste que este proyecto sería tu mayor legado en términos musicales. ¿Por qué crees eso?

-Yo de alguna manera lo entiendo así: esta música salió en ese proceso de autoconocimiento y de qué quería expresar yo a través de la música. Sale muy de mi alma, tiene mucho sentir. Es una experiencia más de ser que de algún otro tipo de música que está hecha con mucha más frialdad se podría decir, o con otra intención. Está música realmente tiene mucho de mi sentir, por eso yo pienso que cuando yo no esté, independiente de que va a estar toda mi música, este proyecto va a representar un poquito más mi etapa cuando yo no esté. Entonces yo siento que la gente de alguna manera va a poder conectarse con mi energía de una mejor manera, escuchando esa música que otra.

“Cuando empecé a meditar de alguna manera me voló la tapa de la cabeza”

-¿Y cómo definirías tu sentir?

-Yo creo que todo lo que se plasma en este disco es la paz interna que pudiera haber dentro mío. Obviamente uno tiene muchas facetas y me encanta ser DJ, me encanta hacer bailar a la gente, pero de alguna manera esta es como el área pacifica de mi alma donde no hay ningún requerimiento, no hay ningún pelo, en la sopa. Es libre totalmente.

-Durante mucho tiempo fuiste “el rey de la noche”. Pero, por lo que planteas, pareciera que quieres mostrar que las personas tienen otras caras, otros intereses… Que uno es mucho más complejo de lo que los demás ven.

-Sí, de todas maneras… ¡De todas maneras! Yo, de hecho, a lo largo de toda mi carrera he sido super versátil. De hecho, como consumidor de música también soy bastante libre. Cuando tengo tiempo para ir a pasear los perros o andar en el auto, o qué sé yo, pongo música antigua puedo escuchar Led Zeppelin, Pink Floyd, Michael Jackson, Bob Marley, James Brown y cosas de ahora, hip-hop de los 90, etc. Eso me lleva muchas veces a chocar con algunos puristas, ya sea del hip-hop, o del rock. Porque, no sé, po, una vez hice algo para Los Tres, otra me tocó hacer una versión para Los Jaivas, pero al mismo tiempo también trabajaba con raperos, o produje un par de temas de reggaetón o música electrónica. Al final a mí me gusta la música, toda la música. En este caso, Infinity fue hacer algo, pero algo contundente, o sea, no como decir; “ahh, me puse a meditar e hice un par de temas o hice un disco”, no. Traté de expresar que era algo importante para mi y que lo va a seguir siendo. Y también responde a esa versatilidad, de cómo darme permiso y libertad para hacer lo que yo quiera en términos creativos.

“Yo creo que todo lo que se plasma en este disco es la paz interna que pudiera haber dentro mío”

-Hasta ahora, ¿cómo ha sido la recepción del público?

-Para lo que esto fue hecho, para donde se mueve, ha estado super bien. A mí, los comentarios que me llegan son como de, no sé, un profesor de yoga en Francia que me escribe que le encanta y que quiere usarlo en sus clases. Ese es el feedback, que yo tengo. Gente que hace meditación, que hace yoga, que me escribe o gente que estuvo en el cerro y escuchó tres canciones y quedó súper contenta. Esto no pretende entrar a competir en cobertura con la música de los singles o de esa cosa inmediata, o sonar en la radio, imposible.

-¿Te gustaría que toda la gente tuviera acceso o por lo menos la curiosidad por escuchar músicas de meditación como las que estás creando?

-Lo que más me gustaría es que la gente se acercara al autoconocimiento. Ojalá la gente pueda encontrar el camino hacia el autoconocimiento como yo lo hice. Como estamos viviendo en una época tan heavy en todo sentido, para mí fue vital la meditación… Y es tan fácil, y tan a la mano, no necesitas nada. Si logramos entender de alguna manera eso, esta es una súper herramienta para poder ayudar a la gente. Lo importante es que la gente pueda tener herramientas de autoayuda. Se vienen épocas muy locas y ojalá la gente esté bien en todo sentido.

-¿Cuál sería el diferencial de una música de meditación de cualquier otra música que uno siente que le hace bien?

-Esta música si te logra conectar, de alguna manera, en buena sintonía, te puede llevar a sentir una felicidad extrema. La meditación obviamente tiene un hábito, pero mi primer año fue increíble, fue como descubrir, descubrir y descubrir. Entonces uno se inspira mucho y le agarra mucho cariño a la actividad y eso es lo que me gustaría a mí que a la gente también le pueda pasar: que cada uno pueda descubrir dentro de sí, y que en el fondo entienda al toque que la felicidad no está en otro lugar.

“Lo que más me gustaría es que la gente se acercara al autoconocimiento”

-¿Te ha hecho más feliz el autoconocimiento?

-Sí, 100%. Es que uno se libera de cosas negativas y obviamente va a estar más feliz.


Volver al Home

The Clinic Newsletter
Comentarios