Foto: Agencia UNO

“No nos parecía trascendente”: La explicación del ex fiscal Manuel Guerra para no pedir el contrato por el caso Dominga

En 2017, como encargado de la investigación, el exjefe de la Fiscalía Oriente sobreseyó a Sebastián Piñera por la venta de minera Dominga, cuyos antecedentes reflotaron con los Pandora Papers y tienen al Presidente en medio de una nueva investigación penal y una acusación constitucional en ciernes.

Manuel Guerra, ex jefe de la Fiscalía Oriente, entregó su versión sobre la investigación que realizó en 2017 en contra de Sebastián Piñera por la venta de minera Dominga, caso que reflotó con los Pandora Papers.

En conversación con El Mercurio, el ex persecutor señaló que, en el marco de la querella del entonces diputado Hugo Gutiérrez, “indagamos negociación incompatible, que sanciona al empleado público que toma interés en un acto u operación en que debe intervenir en razón de su cargo para favorecer sus intereses o los de cercanos”.

En ese sentido, detalló que “declararon las personas que participaron de la administración de los negocios de Piñera y se estableció que él la dejó en 2009″ y que “entramos con palabras clave a más de 2 mil e-mails” de Nicolás Noguera, gerente de la family office de los Piñera Morel (antes Bancard, hoy Odisea).

“Nos dimos cuenta que no teníamos ningún elemento de la intervención de Piñera o de algún miembro de su familia para beneficiar a Dominga respecto de Barrancones y tampoco en lo que era la venta de la minera”, añadió.

Manuel Guerra subrayó que, en su carpeta investigativa, nunca contó con el contrato que fue firmado en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas, y que fue destapado por la investigación de los Pandora Papers. Sin embargo, detalló que sí tuvieron a la vista el acuerdo por minera Dominga.

“Es anterior, está en español, es un anexo que viene en ese correo de Noguera, que es muy similar, por lo que he visto ahora publicado en distintos medios, a lo que se celebró en definitiva, pero, primero, lo firman sociedades distintas y, segundo, el lugar donde esto se hace es en Islas Vírgenes y no en Chile”, precisó.

El ex fiscal también reiteró que “no tenía ningún elemento que diera cuenta de la intervención de Piñera, por eso es que pedimos el sobreseimiento y el juez lo decretó”.

Sobre la polémica cláusula por la tercera cuota, Manuel Guerra puntualizó que “aparecía redactada por terceros, que eran unos privados, no teníamos ningún elemento de que él hubiese intervenido (…) el querellante en ningún momento mencionó la existencia de este acuerdo, menos la cláusula”.

Finalmente, consultado sobre por qué no solicitó el contrato final durante las pesquisas del 2017, el ex persecutor señaló: “En ese momento no nos parecía trascendente, porque, en definitiva, como investigamos la intervención de Piñera, en qué documento estuviese no era lo fundamental”.


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios