Agencia Uno

“Los responsables finales de la violencia”: La Moneda entra de lleno al escenario presidencial e intenta arrinconar a Boric y Provoste por proyecto de Indulto

El gobierno desenfundó su ofensiva en contra de los candidatos presidenciales de oposición, a quienes responsabilizó de los hechos de violencia registrados en el último 18-O por impulsar el proyecto de Indulto para los presos de la Revuelta, moción patrocinada -entre otros- por la abanderada DC y que actualmente se encuentra paralizada en el Senado. Mientras los comandos aludidos acusan “intervencionismo electoral impresentable”, los expertos coinciden en que el Ejecutivo intenta "desviar la atención" ante sus propios flancos abiertos. Ejemplo: acusación constitucional e investigación del Ministerio Público contra el Presidente Piñera por el proyecto Dominga.

“Más allá de los autores materiales de los delitos, ¿quiénes son los responsables finales de esta violencia?”, preguntó en la mañana del 19 de Octubre, agitando el puño y con el dedo índice en ristre, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, mientras hacía un balance de los hechos de vandalismo registrado el día anterior, 18 de Octubre, segundo aniversario del Estallido Social. Acto seguido, prosiguió a responder a su propia pregunta con una respuesta que definió la agenda de la jornada, sacó ronchas en la oposición y que se le acusara de “intervencionismo electoral”.

Los responsables finales de esta violencia son quienes instalaron en nuestro país una sensación de impunidad, que cometer delitos no era condenable en Chile. Los que hicieron un llamado a quemarlo todo, como la presidenta de Revolución Democrática, Catalina Pérez”, espetó Galli en referencia a un mensaje que publicó en sus redes sociales la diputada en Febrero de este año. (N. de R. Pérez dejó la presidencia de RD en el mes de Junio, asumiendo la conducción del partido Margarita Portuguez)

En la misma línea, el subsecretario apuntó los misiles a dos candidatos presidenciales, a quienes responsabilizó personalmente por los hechos de violencia que se registraron este 18O.

“Quienes presentaron un proyecto de ley para indultar a quienes destruyeron y quemaron, como Yasna Provoste. Quienes van a visitar a la cárcel a un imputado en prisión preventiva por lanzar bombas molotov, como el candidato del Partido Comunista y el Frente Amplio, Gabriel Boric”, agregó un recargado Galli.

En tanto, mientras desde la oposición rechazaron los dichos de Galli, el ministro de la Secretaría General de Gobierno, Jaime Bellolio, pasado el mediodía dio un punto de prensa desde La Moneda donde refrendó la postura del Ejecutivo respecto a los dichos del subsecretario Galli.

Obviamente que el gobierno tiene una responsabilidad con respecto al orden público, pero también la tiene el Estado”, dijo Bellolio en respuesta a quienes estimaron que Galli, en sus declaraciones, no asumía la responsabilidad por la seguridad pública, temática a cargo de la cartera a la que pertenece. “Quienes son parlamentarios, se les tiene que exigir más. Porque no basta con decir que se condena la violencia, y después votar a favor de una ley que relativiza la violencia. O firmar un proyecto que derechamente lo que hace es decir que no importa que se incendie, se saquee y se dañe el patrimonio”, finalizó el vocero del Gobierno sobre este punto.

Entre las acusaciones que se le hicieron a Galli por intervenir con sus dichos en la carrera presidencial, destacó la respuesta del candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, ante el emplazamiento que le hizo el subsecretario. “Dejen de utilizar al gobierno para hacer campaña electoral por sus dos candidatos”, dijo en un video difundido en sus redes sociales, en referencia a los candidatos Sebastián Sichel (Chile Podemos Más) y José Antonio Kast (Partido Republicano)

Para mayores luces del nuevo relato del Ejecutivo, Bellolio respondió: “Que el subsecretario a cargo de la materia dé una opinión sobre ella no puede ser aprovechamiento político, salvo que lo que él pretenda, y se entienda de su alianza con el Partido Comunista, es censurar a aquellos que piensan diferente”.

Comandos entran en escena

La noche del pasado 18 de Octubre, la abanderada de la Falange ya había acusado recibo de la estrategia del gobierno que se le vendría encima. “Al contrario de la caricatura montada por la derecha, no respaldamos ningún tipo de beneficio para delincuentes comunes”, finalizó Provoste.

En este contexto, la vocera de la abanderada presidencial de Nuevo Pacto Social, Javiera Arce, comenta: “Lo de Galli es un intervencionismo electoral impresentable. Echarle la culpa a dos candidatos nos parece una indecencia (…) Entiendo que el proyecto de indulto es para apurar los procesos de investigación. No es tan indulto, sino apurar el proceso judicial de las condenas”, dice Arce en relación con el emplazamiento que hizo Galli contra la senadora por ser una de las firmantes de la iniciativa.

En tanto, el exjefe de la División de Seguridad Pública durante el gobierno de Michelle Bachelet y actual director de la Fundación Chile 21, Eduardo Vergara, concuerda con el análisis de Arce: “Las acusaciones del Gobierno en contra de los candidatos presidenciales, tanto Yasna Provoste como Gabriel Boric, por los saqueos, la delincuencia y los incidentes ocurridos ayer, son absolutamente irresponsables”.

En esa línea, Vergara sitúa la campaña presidencial del oficialismo en La Moneda. “Hoy día el Ejecutivo, y particularmente el ministerio del Interior, es oficialmente el vocero de la continuidad del mal gobierno en seguridad, encarnado por las dos candidaturas de derecha”.

Por lo mismo, los diputados DC, Gabriel Ascencio y Gabriel Silber, ingresaron un oficio a Contraloría por presunta vulneración de las “normas de probidad administrativa”.

Mientras, en la vereda de Apruebo Dignidad, el candidato presidencial, Gabriel Boric, publicó un video en sus redes sociales donde recoge el guante que le llegó vía La Moneda. “Ante las declaraciones del Subsecretario Galli le digo lo siguiente: dejen de utilizar al Gobierno para hacer campaña electoral por sus dos candidatos”, sostuvo el abanderado.

Junto a ello, el diputado Marcelo Díaz (UNIR), complementa: “Esto es un coro armado por ellos, lo tenían absolutamente armado desde ayer. No es que nos sorprenda, para nada. Es un acto de desesperación de la derecha y esto es lo que vamos a ver hasta el final de la campaña: el gobierno tratando de inyectar apoyos a las candidaturas de derecha, principalmente a Sichel, que se está cayendo a pedazos”, dijo el integrante del Equipo Político del comando de Boric.

Con todo, por parte de las supuestas candidaturas beneficiadas por los dichos del subsecretario y del ministro, el candidato al Senado por el Partido Republicano, Rojo Edwards, mantiene una postura similar a la de Galli.

“Es grave que Provoste mantenga su firma al proyecto de indulto, y que Boric mantenga su apoyo al proyecto”, afirma Edwards, quien complementa: “Las señales que envían estos dos candidatos, son señales de apoyo a los violentistas y no a los manifestantes”.

Hoy día el Ejecutivo, y particularmente el ministerio del Interior, es oficialmente el vocero de la continuidad del mal gobierno en seguridad, encarnado por las dos candidaturas de derecha”, comenta el director de la fundación Chile 21, Eduardo Vergara.

Mientras que el abanderado de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, realizó un punto de prensa en la llamada “Zona Cero” (Alrededores de Plaza Dignidad), donde aprovechó de sumarse al discurso de Palacio. “La señal de la impunidad dada por la propuesta de indultos, no sólo acelera la violencia; es la responsabilidad política de la colusión Boric-Provoste no haber retirado su apoyo al proyecto de indulto”, sentenció el ex ministro.

El juicio de los analistas: gobierno intenta desviar la atención

La ofensiva del subsecretario y del ministro se da en un contexto crítico para el gobierno. Cabe señalar que en las últimas dos semanas, se han revelado casos que han abierto flancos políticos y judiciales contra el Ejecutivo y su líder, el Presidente Piñera. 

Entre estos, la investigación penal que abrió el Ministerio Público contra el Presidente Piñera por presunto cohecho, pago de soborno y delitos tributarios, en el marco de la compraventa por el proyecto minero Dominga entre las familias Piñera-Morel y la de Carlos Alberto Délano -amigo íntimo del Mandatario-, realizada el 2010 en las Islas Vírgenes Británicas. Una transacción condicionada a que la regulación medioambiental no impidiera la instalación del proyecto.

La revelación de esta cláusula no sólo le valió al Presidente una investigación penal en su contra, sino que deberá enfrentar una eventual acusación constitucional en su contra por estos hechos, libelo que fuera ingresado el pasado 13 de Octubre y que podría ser votada antes de las elecciones presidenciales del 21 de Noviembre.

A este caso, se le suma la reciente revelación que hizo CIPER sobre un presunto conflicto de interés en el que también estaría involucrado el presidente por la venta del proyecto minero Imán por parte de la familia Piñera Morel a Arnaldo del Campo, quien pocos días antes de la compraventa había sido designado por el mandatario como director de la Empresa Nacional de Minería.

Como si lo anterior no fuera suficiente como para causar dolores de cabeza en la sede de gobierno, un reportaje emitido por Canal 13 durante la noche del 17 de Octubre, reveló que la ministra de Desarrollo Social habría utilizado recursos públicos para interceder en favor de la campaña a diputado de su pareja, el periodista Christian Pino.

En este contexto, la investigadora del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social, Isabel Castillo, afirma que la postura del Ejecutivo “refleja que están dando manotazos de ahogado, por el déficit que está viviendo el Gobierno. El Gobierno viene en una seguidilla de dificultades y problemas y esto es una estrategia recurrente: desviar la atención de sus propias responsabilidades”.

En tanto, sobre el efecto electoral que podrían tener la postura del Ejecutivo, esto es, arrinconar a los candidatos presidenciales de la oposición a partir del proyecto de ley de indulto -pensado para los Presos del Estallido- la cientista político agrega: “La gente que cree que la izquierda tiene la culpa de la violencia, es gente que ya son votantes de Sichel o de Kast, y este mensaje de Galli o del gobierno no mueve a los indecisos”.

Pensando en el complejo escenario en el que se mueve actualmente el gobierno, el director de la encuestadora Criteria, Cristián Valdivieso, complementa:  “Es una estrategia desviar el foco de la conversación de la acusación del Presidente y otros problemas que tiene La Moneda”.

Sobre si el relato de La Moneda beneficia a alguna de las candidaturas presidenciales del oficialismo -Sebastián Sichel o José Antonio Kast-, Valdivieso se inclina por el candidato del Partido Republicano. “Más que favorecer a Sichel, favorece a Kast. La gente tiene un juicio del Gobierno porque no ha logrado mantener el orden público y otros problemas que tiene La Moneda. Sichel recoge ese guante (las críticas a Boric-Provoste) porque intenta hablarle a la derecha dura, pero se ve más favorecido Kast porque él ha sido crítico con el Gobierno”.

“Es una estrategia desviar el foco de la conversación de la acusación del Presidente y otros problemas que tiene La Moneda”, afirma el director de la encuestadora Criteria, Cristián Valdivieso.

Indulto en el Senado: al ritmo de un bolero

El proyecto de indulto en cuestión, utilizado por el oficialismo para arrinconar a los abanderados presidenciales Yasna Provoste y Gabriel Boric, fue ingresado al Senado en Diciembre del año pasado y cuenta con las firmas de los senadores Juan Ignacio Latorre (RD), Isabel Allende (PS), Adriana Muñoz (DC), Alejandro Navarro (Ind.), además de la propia Provoste. Su objetivo: indultar por “razones humanitarias” a los detenidos en manifestaciones del Estallido Social, en un rango de tiempo que va desde el 18 de octubre de 2019 hasta la fecha que se presentó la iniciativa, el 9 de diciembre de 2020

La iniciativa fue aprobada en la Comisión de Seguridad del Senado, con los votos favorables de los senadores Francisco Huenchumilla (DC), José Miguel Insulza (PS) y Jaime Quintana (PPD). Luego continuó en su tramitación a la Comisión de Constitución de la Cámara Alta, con los votos a favor de los senadores Pedro Araya (Ind.), Alfonso de Urresti (PS) y Francisco Huenchumilla (DC) .

Con esto, sólo falta que la iniciativa sea votada en la Sala del Senado, algo que en el punto de prensa de hoy en La Moneda, los ministros Jaime Bellolio (Segegob) y Juan José Ossa (Segpres) exhortaron encarecidamente: votar a la brevedad esta iniciativa, a objeto de que Gabriel Boric y Yasna Provoste tengan que definirse ante una iniciativa que resulta impopular cuando aún no sale de la retina los hechos vandálicos del pasado 18 de Octubre.

Pese a ello, su tramitación tomaría más tiempo del presupuestado. Cuando la iniciativa fue aprobada por la Comisión de Constitución del Senado, el presidente de la instancia, Pedro Araya, hizo algunos alcances que retrasarían su avance en el Congreso. “El presidente de la Comisión, senador Pedro Araya, explicó que, si bien se autorizó a la instancia a discutir en general y en particular este proyecto, no se la liberó de elaborar un segundo informe, lo que en la práctica implicaba dos discusiones en particular del texto”, informó al respecto el portal de la Cámara Alta.

“Agregó que, dada la sobrecarga de trabajo de la Comisión, sus integrantes prefieren que se vote en Sala y se vea si están o no los votos suficientes para seguir con su trámite. Además, recordó que el proyecto está sin urgencia, por lo que son los comités los que deben resolver cuando se pondrá en votación por el pleno del Senado”, añadió el sitio oficial del Senado.

 

The Clinic Newsletter
Comentarios