Soldado desconocido

Galería HD: Así fue el traslado del Soldado Desconocido al Mausoleo Militar del Ejército

Es importante destacar que la tumba del Soldado Desconocido fue erigida a los pies del monumento ecuestre del General Manuel Baquedano el 25 de agosto de 1931, en reconocimiento y memoria de todos aquellos soldados chilenos caídos en el campo de batalla, cuyo sacrificio y heroísmo llevaron al país a triunfar en la Guerra del Pacífico.

Luego que el Consejo de Monumentos Nacionales acogiera la solicitud institucional de concretar su traslado desde Plaza Baquedano, en una solemne ceremonia y con honores militares, los restos del Soldado Desconocido fueron trasladados al Panteón del Ejército, ubicado en el Cementerio General.

Es importante destacar que la tumba del Soldado Desconocido fue erigida a los pies del monumento ecuestre del General Manuel Baquedano el 25 de agosto de 1931, en reconocimiento y memoria de todos aquellos soldados chilenos caídos en el campo de batalla, cuyo sacrificio y heroísmo llevaron al país a triunfar en la Guerra del Pacífico.

Tras la exhumación, que se concretó en la noche del 21 de octubre, los restos del Soldado Desconocido fueron trasladados hasta el Regimiento de Infantería N° 1 “Buin”, donde se efectuó un responso en su memoria. En la mañana de hoy, los restos fueron escoltados por una guardia de honor del Regimiento “Buin” hasta el Cementerio General, donde se desarrolló una solemne ceremonia encabezada por el Ministro de Defensa Nacional, Baldo Prokurica P., y el Comandante en Jefe, General de Ejército Ricardo Martínez Menanteau.

Representando a la Institución, el Comandante General de la Guarnición de Ejército de la Región Metropolitana y Comandante de Industria Militar e Ingeniería (CGGERM-CIMI), General de División Cristóbal De la Cerda R.,, se refirió a la historia del soldado y su descanso de 90 años frente al monumento al General Baquedano, “pasando desapercibido por la mayoría de las personas la mayor parte del tiempo, pero privilegiado espectador en el epicentro de las grandes celebraciones y manifestaciones ciudadanas de la capital, como también, lamentablemente de la vergonzosa ignominia de este último tiempo, que obligó a sacarlo del lugar de su merecido descanso y traerlo hasta acá. Por eso, como chileno, hoy es justo pedirle perdón”, dijo el Oficial.

Posteriormente, el Capellán del Regimiento de Infantería N° 1 “Buin”, Teniente Coronel Jaime Casals C., pidió por el descanso eterno del soldado, para luego bendecir la caja fúnebre. Posterior a ello, dos suboficiales plegaron la bandera que cubría el féretro, haciendo entrega de ésta al Comandante en Jefe del Ejército.

Al término de la alocución, se procedió al ingreso de los restos del Soldado Desconocido al Panteón para su descanso eterno, momento que se selló con un toque de silencio y, posteriormente, con tres descargas de reglamento ejecutadas por una unidad fundamental del Regimiento “Buin”.

Al cierre de la ceremonia, el Ministro Prokurica señaló que, junto con respaldar la decisión del Consejo de Monumentos Nacionales, a petición del Ejército, “creemos que a los soldados desconocidos, todos los chilenos, sectores políticos y económicos, del lado que sea, le deben respeto y reconocimiento por todo lo que ellos hicieron por Chile. Chile no sería lo que es si no fuera por aquellos soldados que dieron su vida en esa oportunidad. No podemos permitir que gente, por la vía de la violencia mancille a nuestros héroes”.

Por su parte, el Comandante en Jefe del Ejército manifestó que “siempre las decisiones que se tienen que tomar son difíciles, pero creo que la dignidad del General Baquedano y del Soldado Desconocido están primero. Creo que es la oportunidad para pensar en nuestros héroes, que han entregado todo por Chile. El Soldado Desconocido es un chileno, hay que recordar que el 70% de los que combatieron eran civiles, y la dignidad está por delante de todo, pero es el momento de pensar en que debe existir un monumento especial para el Soldado Desconocido, como los hay en todos los países del mundo”.


VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios