Bodenhöfer

AGENCIA UNO

“‘Elige una varilla’, me dice”: Bastián Bodenhöfer relata agresiones que sufrió en colegios de Francia

El interprete abordó el periodo en que se tuvo que mudar a Francia a los 8 años, junto con su mamá a fines de los 60, narrando ciertas atrocidades que ocurrían en los colegios galos.

El connotado actor nacional, Bastián Bodenhöfer, fue al programa “Los 5 Mandamientos” de Canal 13, conducido por Martín Cárcamo, donde se refirió a su infancia y adolescencia en el extranjero.

El interprete, según consignó La Cuarta, abordó el periodo en que se tuvo que mudar a Francia a los 8 años, junto con su mamá a fines de los 60, narrando ciertas atrocidades que ocurrían en los colegios galos.

“Llego con mi mamá, Leni Alexander, una gran compositora de música contemporánea que se ganó una beca importante, la Guggenheim, y decidimos quedarnos a vivir allá”, comenzó señalando el actor.

“Me puso en una escuelita en el primer barrio donde vivimos en París. Esto era en plena enseñanza victoriana, que existía aún en Francia”, explicó Bodenhöfer.

“El primer día estábamos en el recreo antes de volver a clases, yo me sentía perdido, no hablaba francés, y me hice al tiro amigo de un hijo de portugueses”, relató.

“Entonces mientras subíamos a clases nos tomamos la mano para apoyarnos el uno con el otro. Entramos a la sala y el profesor nos dice ‘Es absolutamente imposible, no pueden tomarse de la mano'”, confesó.

“Y andaba con un estuche como de flauta, lo abre y eran tres varillas. ‘Elige una varilla‘, me dice, había una más delgadita, una mediana y una gruesa. Yo elijo la delgadita, y los compañeros se ríen. ‘Pon las manos así’, me dijo, y ¡Paf Paf Paf!, y a mi compañero también”, detalló, graficando la agresión.

En ese sentido, Bodenhöfer, reveló también cómo su madre lidió con este tipo de agresiones, quien lo terminó cambiando continuamente de colegios, sin obtener resultados.

“Le dije a mi mamá y me cambió de colegio, me puso en otro, pero era peor. Te agarraban de las patillas y te levantaban, y tenían unas reglas metálicas y te pegaban en los dedos”, aseguró.

“Eran torturas. Hasta el 72, cuando cambió el sistema educacional, me habían cambiado a 5 colegios, mi mamá iba a hablar con los directores y ellos asombrados ‘Qué extraña es usted, señora. A nosotros las madres nos piden que castiguemos a sus hijos'”, cerró el interprete, dejando atónitos a los televidentes.


VOLVER AL HOME

Comentarios