Foto: Agencia UNO

Ángel Parra: “Es lindo participar de Lollapalooza, pero tampoco nos cambia la vida como artistas”

Según el guitarrista, el festival no es "determinante" para los músicos chilenos. La indefinición del municipio que lidera la Irací Hassler no tiene contento a nadie.

No ha sido fácil la instalación de Irací Hassler en la Municipalidad de Santiago. En sus primeros cinco meses como alcaldesa, ha protagonizado una serie de conflictos, que van desde la entrega de permisos a vendedores ambulantes hasta la construcción de la línea 7 del Metro bajo el Parque Forestal, incluyendo el episodio más reciente de todos: Lollapalooza Chile 2022 en el Parque O’Higgins.

En el último concejo municipal, los representantes comunales decidieron definir el futuro del festival a través de una consulta ciudadana. El hecho puso en jaque la realización de la versión 2022 del festival, agendada para los días 18, 19 y 20 de marzo.

En ese marco, surgen voces desde el mundo artístico que matizan el supuesto golpe que significaría para la industria esta situación. En conversación con The Clinic, el guitarrista Ángel Parra —quien participó de las ediciones de Lollapalooza 2017 y 2019— advierte que “todos tenemos que tener claro que el festival es una franquicia, es un negociado enorme para las marcas que participan de él, que las entradas son muy caras y que solo algunos grupos pueden cobrar sus honorarios como corresponde”.

“No es muy fácil para los artistas independientes participar de este festival, por diversos motivos. Hoy día, lo que rige es la cantidad de reproducciones en Spotify, lo que pasa con YouTube, y esa es la gente que llena esos espacios”, añade.

Para Ángel Parra, Lollapalooza no es un evento “determinante” en la carrera de los artistas chilenos, ya que ellos “saben perfectamente que necesitan moverse en forma independiente (…) Estamos acostumbrados, como músicos chilenos, a trabajar al margen de las grandes discográficas y todo este negocio. Es lindo participar de Lollapalooza, pero tampoco nos cambia la vida como artistas”.

Sobre la consulta ciudadana, el músico asegura que “los vecinos tienen derecho a opinar porque es su barrio”, pero admite que le parece “insólito” que no exista otro espacio para realizar un festival de esta envergadura. Además, sugiere que la empresa regale algunas entradas “a modo de tributar un poco por traer este negocio a Chile”.

Coletazos políticos de Irací Hassler

La decisión de la Municipalidad también trajo algunos coletazos políticos para la alcaldesa Irací Hassler. De hecho, dejó bastante dañada su relación con Rosario Carvajal, profesora de Historia, exdirigenta del barrio Yungay y concejala desde 2016, quien calificó la resolución del concejo municipal de “improcedente”, se negó a votar y se retiró indignada de la sesión.

En esa misma instancia, la alcaldesa se abstuvo, argumentando que la medida se trataba de una “solicitud a la administración”. De todos modos, valoró que “sea la ciudadanía la que pueda definir” si el festival se realizará en el Parque O’Higgins, una vez que Lotus Producciones cuente con los permisos faltantes.

Durante los meses de campaña, Carvajal fue una de las principales aliadas de la entonces candidata comunista. En sus redes sociales, hay muchas imágenes de ambas recorriendo las ferias y haciendo puerta a puerta juntas.

Sin embargo, en conversación con The Clinic, la concejala reconoce el punto de inflexión: “Un concejo municipal y una alcaldía que se somete a los intereses de una empresa en particular nos preocupa y nos molesta”.

“Le pondría un 4”

El origen de la molestia de Carvajal parte con el compromiso programático de Irací Hassler, que fue resumido en las 40 medidas de la alcaldía constituyente. En su punto 16, se apuntaba que una de las prioridades de la administración sería la recuperación de áreas verdes y “terminar con la lógica privatizadora y depredadora”. Lo mismo se reitera en el apartado medioambiental de su programa, aún disponible en su página web.

“Hay un programa que elaboramos en muchos cabildos durante un año. Ella conoce perfecto la situación del Parque O’Higgins, porque participó en todas las jornadas de defensa del parque, de reforestación, jornadas culturales e incluso ha estado en la casa de los dirigentes. Nos descoloca y nos preocupa que no lo reconozca”, dice la concejala.

Fragmento del programa de Irací Hassler. Fuente: Twitter

Para la representante comunal, el problema de fondo pasa porque toda la institucionalidad pública se coloca “en función de un negocio privado”, apuntando que Lotus Producciones ha sido una empresa “muy privilegiada por el municipio desde Zalaquett en adelante.

En una entrevista con La Tercera, Sebastián de la Barra, director de la productora, reveló que se han reunido en numerosas oportunidades con la alcaldesa Hassler y que la compañía entregó una “propuesta formal” del megaevento el pasado 13 de octubre. Sin embargo, Carvajal reclama que hasta ahora “desconocemos los ofrecimientos de la empresa” y que “nos preocupa que se cocine de espaldas a la gente. Eso es gravísimo”.

Carvajal se mantuvo como aliada de Irací Hassler en otro de los conflictos claves que ha tenido la alcaldesa: la intervención que hará el Metro en el Parque Forestal. Sin embargo, ya habían tenido un cruce antes por el comercio ambulante. “Han sido muy errados esos 1.500 permisos que se anunciaron por la prensa con desconocimiento total del concejo municipal”, comentó al respecto.

A la hora de calificar a la jefa comunal, la concejala asegura que ha habido “mucho disparo al pie” y subraya: “Le pondría un 4. No la voy a reprobar, porque le quiero dar la oportunidad todavía, pero está en un grado de insuficiente, está al debe en estos momentos. Hay una molestia de las organizaciones, que apoyaron su compromiso programático, que están muy decepcionadas”.

“Industria paralizada, vulnerable y subestimada

La posibilidad de que Lollapalooza no se realice en el Parque O’Higgins también provocó la reacción de La Red de Asociaciones de Música Chilena (RAM), desde donde enviaron una carta al Concejo Municipal de Santiago manifestando su preocupación por el asunto.

“En este complejo escenario, atendemos con profunda preocupación las informaciones que señalan que el Honorable Concejo Municipal de Santiago estaría contemplando la posibilidad de prohibir la realización del evento Lollapalooza Chile en el Parque O’Higgins”, parten señalando en la misiva.

Asimismo, apuntan a que “de concretarse, ello consolidaría esa triste disociación de la realidad que abunda en medios oficiales y que muestra que los espectáculos han vuelto a funcionar con normalidad, cuando en lo concreto lo que existe es una industria paralizada, vulnerable y subestimada que tiene todas sus esperanzas puestas en un regreso pleno el próximo 2022″.

Ante esta situación desde la organización hicieron un llamado al Concejo Municipal, afirman que esperan que este “reconsidere y evalúe e implemente todos los mecanismos que permitan la realización de tan importante festival, dando así señales de compromiso con la reactivación de la industria musical chilena y con el quehacer cultural de todo el país”.

Carta Municipio Santiago by The Clinic

“País poco serio”

Los cuestionamientos a Irací Hassler también llegan desde otro frente: la Asociación Gremial de Empresas Productoras de Entretenimiento y Cultura (Agepec), que se refirió en duros términos a la administración comunal.

“La municipalidad afecta la imagen país, al público y a los trabajadores”, sostuvo a The Clinic el presidente del organismo, Francisco Goñi, quien calculó en 9.000 los empleos directos que cada día genera un festival como Lollapalooza Chile 2022.

Para el representante, la situación es “compleja, porque le pega un golpe fuerte a una industria que lleva dos años en el suelo, abatida por la pandemia, y que aún no se levanta, producto de las restricciones sanitarias”.

“Es insólito que una municipalidad pluralista como la de Santiago no busque puntos en común” para destrabar la realización del evento, sentenció el presidente de Agepec, cuyo sector genera unos 160.000 puestos de trabajo, de acuerdo con su estimación.

Los obstáculos a Lollapalooza Chile 2022, añadió, denotan no solo “intolerancia” de parte de las autoridades, sino que también “ignorancia”. Según Goñi, se le han exigido a la producción permisos de la Delegación Presidencial y la Seremi de Salud que normalmente se emiten a una semana o el día previo a los eventos, cuando la producción está en marcha.

“La autoridad se está dando una vuelta de carnero, porque Lollapalooza estaba contratado y esta edición es la que se postergó en 2020 (…) No podemos hacer algo así, nos vemos como un país poco serio”, apuntó.

Los vecinos disconformes

Alineado con los cuestionamientos hay algunos dirigentes sociales como Alejandro Correa, tesorero de la Junta de Vecinos Pedro Montt, cuya sede se ubica en Bascuñán Guerrero, a unas cuadras del parque.

En diálogo con The Clinic, explica que “con estos eventos, el Parque O’Higgins sufre daños irreparables. Un año tardan en recuperarse el pasto y los árboles. Además, los vecinos sufrimos una serie de incivilidades, como los tacos y los cambios de rutinas, que muchas veces comienzan con un mes de antelación”.

Sobre la consulta ciudadana, asegura que “es insuficiente, volvemos a lo mismo. Lo primordial es regular a través de una ordenanza para parques como el O´Higgins, Los Reyes o el Forestal, cuyo uso hoy depende de una simple autorización”.


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios