¿Qué pasó? Pingüino antártico viajó 3.000 kilómetros y fue encontrado en Nueva Zelanda

El ave marítima fue encontrado en la playa por un lugareño con signos de deshidratación y bajo de peso.

Un extraño caso de migración animal se dio en las costas de Nueva Zelanda. Se trata del caso de un pingüino Adelia que fue encontrado en las playas de Birdlings Flat, un asentamiento al sur de la ciudad de Christchurch.

Pingu, como fue apodado cariñosamente por los pobladores, tiene su hábitat natural en la costa Antártica, a uno 3 mil kilómetros de distancia de donde fue encontrado.

Harry Singh, el residente local que encontró al pingüino mientras caminaba junto a su esposa a las orillas de la playa, declaró que un principio pensó que era un juguete.

“Primero pensé que era un juguete suave, de repente el pingüino movió la cabeza, así que me di cuenta de que era real”, dijo Singh en entrevista con la cadena de noticias internacional BBC.

Luego de ser encontrado fue llevado a una clínica para ser sometido a algunos exámenes donde se determinó su procedencia y pudo ser alimentado y asistido correctamente.

Este particular caso de migración animal es el tercero del que se tiene conocimiento a lo largo de la historia. Previamente había registro de dos incidentes en que se había encontrado pingüinos Adelia en Nueva Zelanda, uno en 1962 y otro en 1993.

Expertos advierten que se debe estar alerta a si ocurren más episodios como estos para poder determinar el comportamiento de la población de pingüinos con el fin de tener las herramientas necesarias para protegerlos.


VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios