voto

Agencia Uno

Sondeos de opinión en veda: ¿Qué hacen las encuestadoras durante los quince días de prohibición para publicar sus resultados?

A menos de dos semanas de unas abiertas elecciones presidenciales, la prohibición de publicar encuestar de opinión dejó a los electores sin referencias sobre el candente devenir de la batalla presidencial. Sin embargo, las encuestadoras no han dejado de medir la temperatura de los votantes, difundiendo sus resultados entre sus clientes de manera reservada. “Es lamentable porque la élite igual accede a información y el público general no”, confidencian desde la industria bajo reserva a The Clinic. 

Desde este domingo 7 de Noviembre, a quince días de los comicios presidenciales y parlamentarios, la carrera electoral entró en una zona difusa en lo que a sondeos de opinión respecta. Esto, debido a que entró en rigor la veda electoral.

Lo anterior es la prohibición de “divulgar resultados de encuestas de opinión pública referidas a preferencias electorales”, según la Ley 18.700, promulgada en abril del 2017 y cuya infracción podría significar una multa que va desde las 10 a las 200 UTM.

En concreto, y al valor de la UTM de Noviembre, el valor de la infracción durante el período en que esté en rigor la veda electoral -que comenzó el pasado domingo 07 de Noviembre hasta y que termina lunes 22- podría ir desde los $534.760 hasta los $10.695.200.

Sin embargo, a poco menos de dos semanas de una incierta elección presidencial y parlamentaria, con un debate Anatel a la vuelta de la esquina -que será transmitido este lunes 15 de Noviembre a las 20 horas- y una vertiginosa batalla electoral que no da tregua con quemantes polémicas de todo tipo, las principales encuestadoras no han parado de medir la febril temperatura del electorado.

Recapitulemos. La última fotografía de los votantes graficada en las encuestas, mostraba a los candidatos Gabriel Boric (Apruebo Dignidad) y José Antonio Kast (Frente Social Cristiano) peleando la punta de la carrera, mientras que las candidaturas de Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social) y Sebastián Sichel (Chile Podemos Más) aparecen mirándoles las espaldas.

Sin embargo, según afirman desde una de las principales encuestadoras “un día es mucho tiempo” en la cronología electoral: la aguja de los votantes puede cambiar de dirección de un segundo a otro. “Todo cambia mucho porque estamos en un escenario de mucha digitalización”, comentan con el micrófono apagado.

Cambia, todo cambia (durante la veda)

“Por supuesto”, afirma con la grabadora apagada un ejecutivo de una importante encuestadora al ser consultado si es que continúan midiendo la temperatura de los electores tras la veda electora.

Según afirma también otro alto directivo de una empresa que realiza encuestas de opinión, los sondeos durante el período de veda se hacen “porque algunas empresas quieren tener información”, lo que -comenta- se suma a la ansiedad de algunas encuestadoras “por achuntarle” al resultado de las elecciones. Junto a ello, los comandos de los candidatos a La Moneda también están interesados en “medir la temperatura rápido” de los electores.

Con esto, fuentes de la industria que prefieren mantener su identidad en reserva, comentan que la veda a quince días de la elección les perjudica porque consideran que es un tiempo extenso para la cronología electoral, debido a una contingencia política más que movediza: el temple de los votantes puede variar con facilidad, advierten los encuestadores.

Por esto, según dicen, “no da una buena imagen” para las encuestadoras que el último sondeo publicado se haya llevado a cabo cuando aún falta paño por cortar en la carrera a La Moneda, con eventos relevantes en el camino que podrían dar un golpe repentino de timón en lo que a preferencias concierne. A modo de ejemplo: los últimos flancos del abanderado de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric por una antigua denuncia de acoso o el apoyo de uno de sus partidos aliados, el PC, a las elecciones truchas en Nicaragua.

“Es mucho tiempo y las tendencias van a ir cambiando ”, afirman desde una de las principales encuestadoras de la plaza que realizarán dos sondeos en lo que queda de tiempo para los comicios del 21 de Noviembre.

Sin ir más lejos, comentan, el debate Anatel del lunes 15 de Noviembre podría ser un factor clave en la decisión de muchos votantes, ya que, según es transversalmente reconocido en la industria encuestadora, gran parte de los electores indecisos definen su voto pocos días antes de la elección.

En esta línea, también afirman que el período que abarca los días previos a la elección es un tiempo crucial para ajustar los propios engranajes de las empresas que realizan sondeos de opinión pública. “Este es el minuto en el que nosotros sabemos algo y después sabemos el hecho real (las elecciones). Entonces nos permite mejorar nuestros procesos de medición”, comentan desde una importante encuestadora.

Encuestas VIP vía Whatsapp

Con esto, sin embargo, quienes continúan realizando sondeos de opinión pública se enfrentan a un dilema: ¿Qué hacer con la información recabada, si publicarla atenta en contra de la ley?

Para esta pregunta, hay algunos que miran ejemplos -a lo menos, excéntricos- de otros países que podrían ser útiles para la realidad chilena.

Podríamos publicar la encuesta en Argentina, o cambiarles el nombre a los candidatos y ponerles nombres de frutas, como se ha hecho en España, o podríamos simplemente pagar la multa”, reflexiona un alto ejecutivo de una encuestadora que afirma que realizará tres sondeos de opinión pública hasta el día de la elección, con un “panel abierto” a realizar el día anterior a los comicios presidenciales.

En tanto, desde otra encuestadora comentan que es altamente probable que los sondeos que realicen de aquí en más, sean difundidos con reserva por canales privados y acotados de comunicación, como chats de WhatsApp para determinados usuarios: dirigentes políticos, altos ejecutivos de empresa, entre otros.

Esto es lamentable porque al final la élite igual accede a información y el público general no lo hace”, advierten desde una de las principales encuestadoras sobre una ley que la misma fuente considera “mala, porque limita la democracia y el acceso a la información”.

También puedes leer: Denuncia de acoso contra Boric: un mazazo al relato feminista de Apruebo Dignidad


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios