Análisis tras escándalo por rendiciones millonarias: el incierto escenario electoral de Karina Oliva como candidata a senadora por la RM

"Puede ser electa si es que es la candidata más votada de su lista, o si es que es la segunda más votada de su lista y ningún subpacto logra doblar la cantidad de votos que obtenga el suyo", explica el Doctor en Ciencia Política y experto electoral, Kenneth Bunker, en base al complejo sistema electoral D´Hont.

El caso de los millonarios sueldos para los siete asesores de Karina Oliva durante su campaña a gobernadora regional por la RM -revelado en un reportaje de Ciper-, dinamitó sus opciones de ser electa como senadora en las elecciones del próximo domingo 21 de noviembre.

Según comentan fuentes de Comunes y del resto del Frente Amplio, Oliva ya tenía acotadas opciones de ser electa, ya que debe disputar el electorado de izquierda de la Metropolitana con el Partido Comunista -que lleva a dos de sus cuadros más fuertes, Guillermo Teillier y Claudia Pascual– y también con eventuales votantes que se sienten representados por los acontecimientos del Estallido Social. Ahí tendría mayores opciones Fabiola Campillay, quien compite en calidad de independiente.

Dicho lo anterior, cabe la pregunta: ¿Cuáles son sus chances de ser electa? ¿Puede ser arrastrada por los votos de sus compañeros de lista?

Sistema D’hont: pactos y subpactos

Para entender lo anterior, hay que recordar que los parlamentarios en Chile son elegidos a través del Sistema D’Hont. Eso implica que los candidatos pueden organizarse en listas de partidos políticos (o pactos) o presentarse como independientes.

En todo caso, dentro de los pactos electorales también se pueden encontrar subpactos.

La lista de Apruebo Dignidad por la Región Metropolitana tiene tres subpactos: el Partido Comunista (con Teillier y Pascual), Revolución Democrática (Depolo y Donoso) y el de Comunes (Oliva y Martner).

Ejemplo: el caso de Karina Oliva, candidata a senadora por el pacto de Apruebo Dignidad en la RM. Dentro de esa lista hay tres subpactos: el del Partido Comunista con Teillier y Pascual; Revolución Democrática con Sebastián Depolo y Rocío Donoso; y Comunes Gonzalo Martner y la propia Oliva.

¿Cómo se reparten los escaños por listas?

En este sistema de pactos y subpactos –que está detallado en la Ley 20.840– privilegia que quienes obtengan más escaños sean las listas que obtuvieron una mayor cantidad de votos en total.

En el caso de la Región Metropolitana hay 9 listas y una candidatura independiente compitiendo por 5 escaños en la Cámara Alta. Una vez que los votos ya estén escrutados, lo primero que se debe determinar es cuántos escaños obtiene cada lista.

Lo anterior, según sostiene la norma, se resuelve así: “los votos de cada lista se dividirán por uno, dos, tres y así sucesivamente hasta la cantidad de cargos que corresponda elegir”.

Kenneth Bunker, experto electoral y director de Tresquintos.cl, explica: “En el caso de la Región Metropolitana se reparten cinco escaños y cada lista puede llevar un máximo de seis candidatos. Entonces, cada vez que una persona vota por un candidato de nombre y apellido, está aportando un voto a la lista en la que va”.

A esto, el Doctor en Ciencia Política agrega: “para la repartición de escaños, lo primero que hay que ver es el total de votos que obtiene cada lista”.

“El sistema D’hont divide la cantidad de votos de cada una de esas listas por el número de escaños por el que se reparten. Es decir, primero dividimos el total de cada lista en 1, después el total en 2, después el total en 3, en 4 y finalmente en 5”, explica Kenneth Bunker.

“Lo que hace el sistema D’hont es que divide la cantidad de votos de cada una de esas listas por el número de escaños por el que se reparten. Es decir, primero dividimos el total de cada lista en 1, después el total en 2, después el total en 3, en 4 y finalmente en 5″, añade.

Luego de eso, continua Bunker, “hay que tomar las cinco cifras más grandes que resulten de esas divisiones. Ahí, si una lista tiene dos de esas cifras, por ejemplo, se le otorgan dos escaños. Si tiene 3, se le otorgan 3 y si tiene uno, se le da uno”.

Este sistema fue el mismo que se utilizó para elegir a los convencionales constituyentes. En esa época del año, el cientista político Claudio Fuentes elaboró un video explicando el cálculo con peras y manzanas

¿Entra Oliva?: “Apruebo Dignidad podría obtener dos escaños”

Una vez que se determina cuántos escaños van hacia cada lista, “hay que repetir el mismo ejercicio, pero utilizando el total de votos de cada subpacto”, dice Bunker.

“En este caso, las proyecciones previas a la elección decían que la lista de Apruebo Dignidad podría obtener dos escaños en la RM”, asegura el director de Tresquintos.cl.

A esto, Bunker sostiene que “con esa proyección de dos escaños, el cálculo es más simple: si el subpacto del PC, por ejemplo, obtiene el doble de votos que los otros dos subpactos, van a salir electos los dos candidatos del PC. Si ningún subpacto logra doblar en votos al que lo sigue, serán electos los dos candidatos de la lista que tengan mayor cantidad de votos”.

Según Kenneth Bunker, “Karina Oliva puede ser electa si es que es la candidata más votada de su lista, o si es que es la segunda más votada de su lista y ningún subpacto logra doblar la cantidad de votos que obtenga el suyo”.

Así las cosas, las probabilidades de Oliva de ser electa dependen, en buena medida, de su propio desempeño en la batalla senatorial.

“Karina Oliva puede ser electa si es que es la candidata más votada de su lista, o si es que es la segunda más votada de su lista y ningún subpacto logra doblar la cantidad de votos que obtenga el suyo, donde está Gonzalo Martner. Entonces, la forma más segura de que no salga electa ni directamente ni por arrastre, es que su subpacto sea el menos votado de toda la lista”, remata Bunker.


VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios