PDG

Luis Moreno, presidente del Partido de la Gente: “Es fácil que me siente a negociar ministerios, pero no voy a negociar con nadie”

Los votos que obtuvo Franco Parisi -tercera mayoría en primera vuelta- podrían jugar un rol determinante para definir al próximo Presidente. Sin embargo, el timonel del partido que sustenta la carrera política de Franco Parisi, le da un portazo a cualquier cosa que se parezca a una transacción. "Me enviaron unos números para que llamara (de los comandos de Kast y Boric), pero no he llamado", cuenta en conversación con The Clinic.

Luego que el candidato presidencial del Partido de la Gente, Franco Parisi, diera la sorpresa en las elecciones presidenciales del domingo 21 de Noviembre y se consagrara tercero con el 12,8% de los votos -detrás de José Antonio Kast, que obtuvo el 27,9% y de Gabriel Boric y su 25,8%-, sus adherentes se volvieron un botín preciado para las dos candidaturas que siguen en la contienda hacia el balotaje del 19 de Diciembre.

Así, mientras durante los últimos días los dos candidatos que siguen en competencia afinan su estrategia para ampliar su base de votantes, ya sea haciendo guiños hacia la ex Concertación -en el caso de Boric- y sumando el apoyo de los partidos de Chile Podemos Más -en el caso de Kast-, el Partido de la Gente ha preferido mantenerse neutral hasta realizar una consulta online que podría tener lugar durante la primera quincena de Diciembre, en donde la base de la colectividad definirá el apoyo institucional hacia alguna de las cartas presidenciales en juego.

Hasta ese entonces, los 899.403 votantes de Franco Parisi son una nebulosa que los candidatos deberán descifrar. En esta entrevista, el presidente de la tienda, Luis Moreno, adelanta que el trabajo que tendrán los comandos de Kast y Boric no será fácil debido a la desconexión de la política tradicional con los nuevos tiempos políticos en curso. “Hay muchos políticos que siguen viviendo en una burbuja y que todavía no entienden lo que pasó el domingo”, acusa.

“Son tremendamente individualistas y con poca consciencia de clase y lo único que buscan es más plata en el bolsillo”. Esta cita corresponde a Daniel Jadue, intentando describir al votante promedio de su lider, Franco Parisi. ¿Es tan así?

Estos dichos están completamente fuera de la realidad y quiere decir que no entendió nada, nada referente al tema de las elecciones.

¿Qué es lo que diferencia a la realidad de los dichos de Jadue?

El votante de Parisi está molesto por la clase política tradicional. Es un votante que no quiere que le mientan, que está cansado de las peleas derecha-izquierda y lo único que quieren es que miren a la gente y que empiecen a legislar a favor de la gente. Eso es lo que quieren. Un gobierno que los apoye, pero no sólo económicamente.

O sea, hablemos con la verdad: da vergüenza cómo la clase política ha manejado el sistema de pensiones, hay gente que recibe una miseria de plata, obviamente hay que mejorar eso. No hablemos que esto es algo individual o que la gente quiera plata por todos lados: hay que mejorar las pensiones.

En Antofagasta Franco Parisi fue mayoría con el 33,9% de los votos en la región, muy lejos de José Antonio Kast que obtuvo el 21% ¿Qué lectura hacen de esos buenos resultados.

En el norte se hizo un trabajo previo que viene desde el año 2013. Franco estuvo en el norte, estuvo muy ligado al norte, conversó con mucha gente e hizo un trabajo territorial muy grande. Aparte de las propuestas y las reuniones telemáticas, donde nos juntamos con muchos gremios, muchas agrupaciones, mucha gente.

En términos programáticos: ¿Por qué las propuestas de Franco Parisi apelaron mejor a ese electorado que el resto de los candidatos?

Es que la gente del norte está muy enojada con la política tradicional. Lo que la gente quiere ahora es un cambio, una nueva forma de política, un cambio de políticos que cumplan lo que dicen, no que lancen algo solamente para los votos. O sea, que estén con ellos, que trabajen con ellos, que conozcan la realidad de la gente. Eso está buscando la gente y creo que en el norte despertaron con el trabajo territorial. Hay muchos políticos que siguen viviendo en una burbuja y que todavía no entienden lo que pasó. La gente lo que quiere es un cambio político, le da lo mismo si es izquierda o derecha.

Muchas veces se pasan a la farándula opinando cosas que a la gente no le interesan, la gente quiere que le solucionen sus problemas ahora. Y los políticos todavía no lo entienden. No entienden que la gente está enojada porque en treinta años le han dado la espalda y eso es lo que está buscando ahora; ese es el voto de Franco.

Nosotros venimos con un partido nuevo, con unas propuestas nuevas y queremos renovar la política, queremos hacer un cambio, un nuevo sistema de hacer política, algo más democrático. La gente tiene que sentirse integrada en la política, y eso es lo que la vieja política, o la izquierda y derecha tradicionales, no han hecho.

Los dichos de Daniel Jadue están completamente fuera de la realidad y quiere decir que no entendió nada, nada referente al tema de las elecciones.

¿Alguna de las candidaturas de las que pasaron a segunda vuelta puede apelar a esas inquietudes del electorado del PDG?

Por las propuestas que tienen, no. Independientemente que algunas se acerquen un poco, no creo que el votante tenga que acercarse a los candidatos… ¡Por dios, estamos en el siglo veintiuno! Acá, los candidatos tienen que acercarse a los votantes. Que cambien su programa completo, que tiren propuestas de centro, en fin, sobre los problemas reales, como de las pensiones a la tercera edad.

Esas son cosas importantes, y obviamente que tienen que ser pensiones que sean legítimas y que no vaya a perder otra gente. Tienen que buscar un mejor Estado, hacer un programa de gobierno y ver de dónde van a sacar la plata para realizar las cosas. Ahora, de ahí a que nos gusten, es otra cosa. Pero esos votantes que estuvieron por Franco, si van a votar por alguien de los extremos, es algo personal de ellos. Nosotros como partido vamos a seguir en el centro.

“La gente de Parisi está muy enojada con la política tradicional”

En ese sentido ¿Cómo calificas los gestos de las dos candidaturas al electorado del PDG?

Está bien que se acerquen y que salgan de sus extremos para poder trabajar. Mira, Chile no son los extremos, sino que son toda la gente. Y aquí tenemos gente de izquierda, de centro y de derecha, entonces acá un candidato va a gobernar para todos los chilenos, no va a gobernar sólo para derecha extrema o para la izquierda extrema.

Tienen que ser propuestas para todos los chilenos sobre los problemas que hay hoy en día: pensiones, salud. Pero tiene que llegar más a la gente, no solamente favorecer más a un grupo extremo, o a la gente más pobre o a la gente con más plata para poder favorecer a algunas empresas. No, la gente necesita un cambio.

En base a eso, ¿crees que alguna de las dos candidaturas en juego pueda capitalizar mejor el voto de Franco Parisi?

Si entienden el mensaje que pasó este domingo, a lo mejor puede que alguno pueda capitalizarlo. Aunque la gente, por lo menos de Franco Parisi, está muy enojada con la política tradicional, va a ser muy poco lo que puedan sacar de esos votos. Pero ellos tienen que acercarse al centro y cambiar su programa; si la gente no quiere su programa, por eso no votó por ellos.

¿Y cómo crees que se comportará el electorado del PDG en la segunda vuelta?

Nosotros como partido vamos a llamar al voto. Estamos a favor de la democracia y de que la gente vaya a votar, ojalá que fuera todo el mundo a votar. ¿A qué voto vamos a llamar? Eso lo vamos a decidir después. Nosotros conservamos nuestro centro, y por mi parte personal, no creo en la política tradicional izquierda-derecha.

¿Hay alguna posibilidad que sea una repartición igual para Kast y Boric, tal como indica la última encuesta Activa?

Sí, puede ser repartido, pero el asunto no es si el votante de centro se va a acercar a la derecha o a la izquierda. Aquí la derecha y la izquierda tienen que salir de sus puestos y acercarse hacia el centro si quieren los votos.

Las dos candidaturas han dado señales en esa dirección durante esta semana, en relación a las personas que han incorporado a sus equipos de campaña, por ejemplo…

Sí, pero es muy poco. O sea, tienen que mandar una señal más fuerte en ese aspecto. La gente que está aburrida de ellos y que son de centro, no va a ir a votar por la derecha porque le ofrece una pastilla. Y no estoy diciendo que nosotros como partido queremos negociar con ellos, para nada. Yo no me voy a sentar con ninguno de los dos.

¿Y han habido acercamientos de parte de ellos hacia ustedes?

Sí, me enviaron unos números para que llamara, pero no he llamado.

¿Y de las dos candidaturas?

Correcto, pero yo no me siento con nadie. Es fácil que yo me siente con ellos a negociar ministerios y otras cosas más, pero no: acá yo no voy a negociar con nadie. Si ellos quieren tener un acercamiento con diferentes propuestas, que ofrezcan propuestas a la gente, a mí no me interesa las cosas que nos vayan a dar a nosotros como partido. A mí me interesa que la gente esté conforme y que si la gente quiere votar por ellos, que vote, pero yo no voy a llamar a votar por algún candidato.

También puedes leer: Los votos del norte y los de Parisi: los factores que explican la incorporación de Izkia Siches a la campaña de Boric


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios