Hallan un exoplaneta en el que los años transcurren en solo 16 horas: alcanza los 3.226 grados Celsius

Se trata además del segundo cuerpo celeste extrasolar más caliente jamás descubierto, alcanzando temperaturas 'infernales' de más de 3.200 grados centígrados. Asimismo, es cinco veces más pesado que Júpiter.

Unos astrónomos descubrieron un nuevo y gigantesco exoplaneta en el que los años duran solamente 16 horas debido a la cercanía que tiene con su estrella, lo que lo convierte en el planeta con la órbita más corta conocida hasta ahora, según publicó la revista The Astronomical Journal.

Este exoplaneta, apodado por los expertos como TOI-2109b, ha sido calificado en la categoría llamada “Júpiter calientes”. Sin embargo, es 1.35 veces más grande en tamaño y 5 veces más pesado que Júpiter.

Según calculan los investigadores, este cuerpo celeste extrasolar, captado en 2020 por el Satélite de Estudio de Exoplanetas en Tránsito (TESS) de la NASA, no está tan lejos de la estrella que orbita, ya que está solamente a una distancia de 2,4 millones de kilómetros (Mercurio y el Sol están separados por 57,9 millones de kilómetros).

Temperaturas ‘infernales’

Precisamente, a causa de su proximidad a esta estrella madre, TOI-2109b alcanza los 3.226 grados centígrados de día, temperaturas mucho más altas que miles de otras estrellas y que lo convierten en el segundo planeta más caliente detectado hasta ahora, detrás de KELT-9b (hasta 4.300 grados Celsius). Se desconoce hasta ahora su temperatura nocturna.

“Desde el comienzo de la ciencia exoplanetaria, los Júpiter calientes han sido vistos como bichos raros”, dijo Avi Shporer, astrofísico del Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT.

“¿Cómo puede un planeta tan masivo y grande como Júpiter alcanzar una órbita de sólo unos días de duración? No tenemos nada parecido en nuestro sistema solar, y vemos esto como una oportunidad para estudiarlos y ayudar a explicar su existencia”, explicó el experto.

Destinado a dejar de existir

Asimismo, existe una elevada posibilidad de que este nuevo exoplaneta esté en proceso de dejar de existir, ya que parece estar acercándose a su estrella madre a un ritmo muy rápido.

“En uno o dos años, si tenemos suerte, podremos detectar cómo el planeta se acerca a su estrella“, dijo Ian Wong autor principal de la investigación.

“Durante nuestra vida no veremos al planeta caer en su estrella. Pero dale otros 10 millones de años, y este planeta podría no estar más allí”, concluyó Wong.


VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios