Agencia Uno

¿Qué tan rápido va cambiando el español chileno? Académicos explican esta “gran olla a presión”

Según expertos, el español chileno estaba dividido por estratos sociales hasta ahora.

El español chileno es sinónimo de muchos comentarios, en especial entre los países hispanohablantes, los cuales aún se preguntan cómo realmente se habla en Chile.

“Muchos lingüistas concordamos en que el español de Chile y el de Honduras son los que están variando más rápido en el mundo hispano“, dice Ricardo Martínez, lingüista y profesor de la Universidad de Chile a El Mundo.

Si bien entre nosotros podemos distinguir entre una persona del norte y del sur con el simple hecho de hablar, los especialistas en la lengua aún no tienen claro cómo se puede explicar a detalle tanta diferencia en el dialecto nacional.

“No existe ningún estudio que mida eso. Por ahora es solo una intuición, una impresión que podría no ir mal encaminada si se tiene en cuenta que la velocidad de los cambios lingüísticos se relaciona con los tipos de estructuración social”, explica Darío Rojas, profesor en la Universidad de Chile y miembro de la Academia Chilena de la Lengua.

Sin embargo, la clave social sigue siendo una constante en el pronunciar de la lengua en Chile, pero cada vez menos asimilados según explica Martínez.

“El habla de prestigio pronunciaba Chile; el habla de las clases bajas decía Shile. El español chileno estaba dividido por estratos sociales más que por territorios; era muy fácil identificar de qué clase venía otra persona por su habla. Ahora no lo es tanto”, indicó.

Asimismo, se señala que cada vez más las nuevas generaciones están tomando términos genéricos de la lengua inglesa, mezclado con un reflore del “lenguaje inclusivo” y la adopción de términos utilizados por los “flaites“, según explican los expertos.

“En los últimos años estamos viendo variedades muy ideologizadas del habla. Lo que ustedes llaman cheli aquí se llama flaite. Y hay muchos grupos de personas en la universidad que no pertenecen por origen a esa cultura pero que están validando su lenguaje. Creo que el reguetón y el trap también influyen en ese fenómeno y por eso creo que está pasando lo mismo en otros países de América Latina”, concluye Ricardo Martínez.

VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios