Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar

Ciencia

21 de diciembre de 2021

Descubren en Rusia placa tallada de una diosa en topless: tendría al menos 2.200 años

Descubren en Rusia placa tallada de una diosa en topless: tendría al menos 2.200 años Academia de Ciencias de Rusia

Argimpasa era una deidad del pueblo escita que simbolizaba la fertilidad humana y animal. Esta cultura se caracterizó por su gran habilidad para la guerra y la orfebrería.

Por

Una placa tallada con la diosa Argimpasa en topless encontraron arqueólogos de la Academia de Ciencias de Rusia. El hallazgo de la pieza de plata, que corresponde a la deidad del pueblo escita, tendría al menos 2.200 años y fue ubicada en el suroeste Rusia, en el distrito de Ostrogozhsky.

La investigación sugiere que la placa data de entre el 900 a. C. y el 200 a. C y perteneció a la cultura escita, que habitó Rusia, Ucrania y Asia Central. Live Science informó que se trataba de un pueblo seminómada, cuyos integrantes se dedicaban a la orfebrería (trabajos en oro) y se caracterizaban por ser buenos guerreros.

El mismo sitio citó al historiador griego Heródoto, quien en su libro «Las Historias» destacó las habilidades bélicas de los escitas. «Nadie que los ataque puede escapar, y nadie puede atraparlos si no desea ser encontrado», ejemplificó.

El hallazgo de la diosa

El equipo investigador encontró un antiguo cementerio con 19 túmulos funerarios. La pieza fue encontrada dentro de un montículo que mostraba signos de haber sido saqueado. También se encontraron restos óseos de un hombre de unos 40 años.

Donde si situó el cuerpo del hombre desconocido, los expertos hallaron varias «placas semiesféricas de oro que fueron bordadas en las vestiduras de la tumba», dice el estudio. Además, un cuchillo de hierro y una costilla de caballo, que pudo ser parte de una comida ceremonial.

Live Science detalló que la placa de plata «mide 34,7 centímetros de largo 7,5 cm de ancho, y representa a una Argimpasa en topless, que se muestra con lo que probablemente sea una corona». Además está «rodeada de grifos alados con cabeza de águila».

Los arqueólogos también hallaron colgantes elaborados con hueso, material de arnés de caballo, copas, jarras, placas de bronces con un lobo tallado y una mandíbula de oso. Este último pudo haber sido parte de un «culto al oso», señalaron los especialistas.

Valeriy Gulyaev, arqueólogo a cargo de la investigación, dijo que hay un gran trabajo por hacer en el estudio e interpretación de una figura divina tan inusual».

Temas relevantes

#arqueología#ciencia

Notas relacionadas

Deja tu comentario