Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

26 de diciembre de 2021

«No tuvieron gran peso ni Lagos, ni Bachelet»: El análisis de Ascanio Cavallo por el triunfo de Boric

Boric celebrando su triunfo en segunda vuelta

"El nuevo presidente es vitoreado, acogido, tocado y fotografiado como no lo ha sido ninguno en las últimas décadas", escribió Ascanio Cavallo sobre el triunfo de Boric en las urnas.

Por

En su columna dominical -que publica en La Tercera– el Premio Nacional de Periodismo 2021, Ascanio Cavallo, abordó el triunfo de Gabriel Boric.

El análisis de Cavallo sobre la campaña de Boric comienza con estar de acuerdo con las palabra de la diputada y ex presidenta de RD, Catalina Pérez, quien aseguró que «el triunfo de Gabriel Boric tiene poco que ver con un viraje al centro y más bien habla de una amplia movilización ciudadana donde los jóvenes y las mujeres votaron para defender y avanzar en derechos y libertades”.

En su texto, el columnista afirma que «las mujeres jóvenes determinaron que se produjera un milagro muy escaso en la política». Ese fenómeno, según Cavallo, fue el «desplazamiento de una o dos generaciones por la figura más joven de la historia nacional. No el cambio progresivo de una generación a otra, sino la sustitución completa».

En esa línea, el Premio Nacional de Periodismo 2021 afirma que, «Crudamente, esto significa que no tuvieron gran peso ni Lagos, ni Bachelet. Ni los otros presidenciables, ni menos las contorsiones de Parisi. Los así llamados -con cierto retintín extorsivo- ‘votos prestados’ no fueron más de lo que eran en noviembre».

Cavallo: «Boric se ha visto colmado de una admiración sentimental»

A continuación, el análisis de Cavallo afirma que «los abuelos y los padres imaginarios pueden estar arrobados y orgullosos de lo que consideran un producto suyo, pero, tal como ocurre en las familias reales, eso tiene escasa o ninguna encarnación con la idea del futuro que portan los jóvenes».

En esa línea, Cavallo afirma que «Boric se ha visto colmado de una admiración sentimental, afectiva, apasionada. El nuevo presidente es vitoreado, acogido, tocado y fotografiado como no lo ha sido ninguno en las últimas décadas».

De todos modos, el columnista cree que «el significado preciso de ese afecto es misterioso; otra cosa es convertirlo en gobierno. Pero es claro que no se sustenta en el programa ni en el círculo que lo rodea, sino en el fenómeno mismo de haber triunfado con una movilización nunca antes vista»


VOLVER AL HOME

Notas relacionadas

Deja tu comentario