Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

La Convención

29 de diciembre de 2021

Autoras de iniciativa popular que consagra el derecho al aborto: «No es casual que sea la primera en alcanzar las 15 mil firmas»

Foto: Agencia UNO

El proyecto redactado por la Asamblea Permanente por la Legalización del Aborto en Chile cumple con los requisitos mínimos para que sea discutida y votada en la Convención.

Por

La iniciativa popular de norma que consagra el derecho constitucional al aborto es la primera en obtener las 15 mil firmas mínimas para que sea discutida y votada en la Convención Constitucional.

El texto fue publicado bajo la consigna «Será ley» por Siomara Molina, integrante de la Asamblea Permanente por la Legalización del Aborto en Chile. También forma parte de la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir y de la agrupación «con las amigas y en la casa», dedicada a acompañar mujeres en procesos de aborto seguro.

En conversación con The Clinic, la activista destaca que «es importante decir que no es casual que esta sea la primera iniciativa popular que alcanzó las 15 mil firmas y los requisitos para ser incorporada en el debate constitucional».

El logro también fue celebrado por la convencional Alondra Carrillo, integrante de la Coordinadora Feminista 8M. En sus redes sociales, aplaudió que la iniciativa que consagra el aborto como un «derecho humano» haya logrado reunir los patrocinios necesarios.

«Avanza con la potencia feminista este esfuerzo histórico de dejar nuestra autonomía y nuestro derecho a decidir la maternidad voluntaria consagrada como principios de la Nueva Constitución», sostuvo.

El origen de la Asamblea Permanente por la Legalización del Aborto

Siomara Molina explica que el aborto justamente es una de las demandas históricas del movimiento. «Las feministas en Chile venimos hablando de aborto desde principios del 1900», manifiesta. No obstante, la idea de consagrarlo en un derecho de rango constitucional surgió en agosto.

La activista cuenta que todo nació cuando desde el movimiento feminista miraron con decepción el derrumbe del proyecto de despenalización que se discutió en el Congreso y que se terminó archivando.

Así, algunas organizaciones se declararon en «alerta permanente» y decidieron agruparse en una asamblea. Paralelamente, se vieron influenciadas por el inicio del trabajo de la Convención Constitucional.

«Nos parecía que no podíamos quedarnos en silencio. El aborto cuando es vivido en la clandestinidad te pone en el lugar de una indignidad y una violencia brutal. Entonces, si este país está cambiando y tenemos la voluntad de transformar, hay que poner toda la información en esta discusión», agrega.

Detalles de la iniciativa popular de aborto

Según el propio texto, la iniciativa popular busca resolver la «falta de garantías» que existen en Chile para la interrupción voluntaria del embarazo. En ese sentido, el diagnóstico es tajante: la ley de tres causales no brinda una «solución integral» al problema del aborto.

Bajo ese marco, Siomara Molina explica que para avanzar en ello, se va a requerir un «período de ajuste» en términos de forma y contenido. En ese contexto, parten considerando los derechos sexuales y reproductivos como un «derecho humano» y, como tal, debe estar consagrado en la Constitución.

Por esta razón, proponen cuatro definiciones para los principios jurídicos de autonomía, libertad, dignidad e igualdad sustantivas, que funcionan como ejes orientadores de la norma. También plantean cuatro cláusulas, todas con una propuesta de articulado. La primera de ellas establece:

«El Estado reconoce y garantiza a todas las personas sus derechos sexuales y reproductivos, en condiciones de igualdad y sin discriminación, incluyendo el derecho al aborto sin interferencia de terceros, instituciones o agentes del Estado. En particular, se reconoce y promueve el derecho de las personas a tomar decisiones libres y autónomas sobre sus cuerpos, su sexualidad y su reproducción, de manera libre, sin violencia ni coerción, debiendo el Estado garantizar el acceso a la información y los medios materiales para ello».

El texto también incorpora cláusulas en materia de educación, salud y trabajo. Además, agrega una norma transitoria que garantiza que la interrupción del embarazo “no será imputable penalmente, hasta que se realicen los cambios normativos correspondientes”.

Otras iniciativas populares feministas que requieren firmas

Actualmente, en la plataforma de la Convención Constitucional hay más de 370 iniciativas populares de norma que requieren las 15 mil firmas necesarias.

En ella también descansan algunas que despiertan el interés del movimiento feminista. «Desde la forma en que se constituye el Estado hasta el sistema nacional de cuidado», afirma Siomara Molina.

Una de las que destaca: «Una educación feminista para Chile: laica, pública y no sexista», impulsada por la Red Docente Feminista (Redofem) y que actualmente lleva poco más de 4 mil patrocinios.

«La educación es uno de los pilares fundamentales para transformar una sociedad y convertirlo en un lugar más digno para vivir», resalta Molina.

Puedes revisar la iniciativa popular de norma que consagra el derecho al aborto y las otras que aún están buscando firmas en la plataforma Iniciativas.Chileconvencion.cl.


Notas relacionadas

Deja tu comentario