Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

6 de enero de 2022

Las cinco estrategias contra las fake news del comando de Gabriel Boric

Las cinco estrategias contra las fake news del comando de Gabriel Boric Agencia Uno

El periodista Felipe Valenzuela y el antropólogo Claudio Villegas expusieron las lecciones y principios que guiaron la campaña del Presidente electo.

Por

Cinco lecciones y principios que guiaron las estrategias contra las fake news en la última campaña divulgaron integrantes del comando de Gabriel Boric. “La desinformación como herramienta de acción política no es algo nuevo”, comentaron el periodista Felipe Valenzuela y el antropólogo Claudio Villegas.

Un supuesto consumo de drogas y el financiamiento desde grupos islámicos fueron algunas de las falsedades difundidas en contra del hoy Presidente electo, aseguraron. Su origen fue el candidato rival, José Antonio Kast, y miembros del Partido Republicano, afirmaron en una carta a El Mercurio.

“Recopilamos más de 20 narrativas falsas contra Gabriel Boric”, detallaron. Otras de ellas fueron versiones sobre micrófonos escondidos en sus anteojos. También citaron presuntos fraudes electorales y falsificación de firmas para inscribir la candidatura.

1.- No todo vale en campaña

Según Valenzuela y Villegas, evitaron usar noticias falsas como “herramienta de campaña” ni contrataron “servicios de bots para distorsionar las redes sociales”. “La deliberación democrática requiere un respeto básico a sus procesos internos, al debate genuino de ideas y a toda la ciudadanía” afirmaron.

2.- La desinformación es contenido de alta calidad

Los profesionales aseguraron que las fake news “viajan hasta seis veces más rápido que las verdaderas”. Los humanos —explicaron— tienen mayor tendencia a difundir información sobre otros, que “desata emociones negativas como la ira o el miedo” y “minimiza los recursos cognitivos necesarios para comprenderla”.

“El contenido falso tiene ventajas para maximizar estas tres propiedades porque no debe apegarse a hechos concretos”. Indicaron. Por ejemplo, la falsa ficha clínica de Boric lo atacaba directamente, apelaba al “estigma social contra el consumo de drogas” y era “muy fácil de entender”.

3.- Observar y entender las burbujas informativas

En su carta a El Mercurio, el periodista y el antropólogo explicaron que “todas las redes sociales contienen comunidades semicerradas, que masifican sensaciones como el falso consenso”. En otras palabras, se trata de “la creencia de que la mayoría de la sociedad piensa como yo”.

“Lo que produce miedo en unos puede parecer ridículo para otros. Lo que indigna a mi tribu puede generar indiferencia en la tuya”, ahondaron. “Es clave tener un conocimiento etnográfico digital acabado y actualizado de todos los grupos involucrados, adversarios y aliados, activos o potenciales”, analizaron.

4.- Mentir es una costumbre

Valenzuela y Villegas indicaron que otras de las estrategias observadas desde el comando de Boric fue que “la desinformación requiere elaborar tantas fakes como sea posible”. La apuesta, comentaron, es que “alguna instale dudas y afecte la relación del adversario con sus audiencias”.

“Estos grupos generan una cultura de estándares de verificación muy bajos, volviéndolos más susceptibles a conspiraciones que eventualmente alimentan propuestas programáticas como salir de la ONU, negar el cambio climático o combatir la vacunación”, complementaron.

5.- El contragolpe fue de la gente

Tres días después de la primera vuelta, recordaron los profesionales, “se cuadruplicó la capacidad de copar las redes sociales de los partidarios de Boric”. Entre las acciones, citaron los memes de Piolín y Chayanne invitando a votar, los avatares de árboles y las comunidades “por Boric”.

“Como el aikido, esta fuerza colectiva y descentralizada usó la energía rival para develar una campaña mentirosa en medios, redes y calles, anulando su capacidad de penetración fuera de los círculos convencidos”, agregaron.

Otro factor “crucial” de apoyo fue el “fact checking sistemático e independiente. “Todos los intentos de instalar noticias falsas en la recta final quedaron atrapados en la burbuja de adherentes duros del candidato de derecha”, reflexionaron.

“Las estrategias basadas en desinformación desgastan las campañas, las vacían de contenido programático y erosionan la legitimidad de la labor política”, sostuvieron. Para el periodista y el antropólogo, fue “fundamental exponerlas y sistematizar las experiencias que logran enfrentarlas”.

De acuerdo con Valenzuela y Villegas, “una sociedad activa, organizada y comprometida con un proceso democrático limpio es la pieza clave para desactivar este tipo de prácticas, y debe ser un actor protagónico en la construcción de una democracia más robusta”.


Volver al home

Notas relacionadas

Deja tu comentario