Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Cultura & Pop

9 de enero de 2022

Director de «No miren arriba»: el dinero le quitó su razón de ser a la izquierda

Director de “No miren arriba”: el dinero le quitó su razón de ser a la izquierda

El realizador estadounidense Adam McKay aseguró también que la política está capturada por las grandes corporaciones.

Por

El director de “No miren arriba”, Adam McKay, criticó el rol de la izquierda y aseguró que la política está capturada por las grandes corporaciones. El también guionista, comediante y actor estadounidense también arremetió contra la derecha.

“El problema es que en Estados Unidos (…) la izquierda dejó de existir”, fundamentó. “Lo que entendemos por izquierda aquí, el Partido Demócrata, es la derecha en cualquier parte del mundo”, comentó a El Mundo.

“Lo que pasó es que la política es, desde hace tiempo, asunto de las grandes corporaciones”, explicó el hombre tras el último fenómeno de Netflix. “La cantidad ingente de dinero que entró en política castró a la izquierda, le quitó su razón de ser”, señaló el director de cine.

Posteriormente, McKay se preguntó: “Si la izquierda no se dirige a la clase trabajadora, ¿para qué sirve?”. “Tenemos una izquierda que no (les) dice nada a los trabajadores y una derecha que les miente descaradamente”, enfatizó.

Para el también director de “El vicepresidente: Más allá del poder”, la derecha, “al menos, se dirige a ellos, aunque sólo sea para intoxicarlos de mentiras”. “En eso han demostrado ser inteligentes”, agregó.

Basura fácilmente comprensible

“¿Cuál es la receta de la derecha? Pues racismo, nacionalismo, uso libre de las armas y un sentido del orgullo macabro”, analizó. “Es basura, pero es fácilmente comprensible”, complementó.

McKay dijo creer que la película estelarizada por Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence habla de esperanza. “El miedo es el más destructivo de los sentimientos. Hay que dejar de tenerlo y actuar con urgencia. Estamos a tiempo”, sentenció.

El realizador aseguró que el mundo no cambió con la derrota de Donald Trump. “Hablamos de él, pero (Jair) Bolsonaro, (Recep Tayyip) Erdogan o todos sus aprendices en todos los países del mundo siguen ahí”, recordó.

“Son líderes demagógicos con una tendencia a la caricatura y que responden al mismo impulso obsceno”, resumió. “No están ahí en absoluto por casualidad, lo están por dinero”, argumentó.

Según su visión, el Partido Demócrata “es tan corrupto y débil que, en realidad, no ha logrado nada importante”. “Sinceramente, creo que se dan todas las condiciones para que Trump o alguien exactamente igual a él vuelva al poder”, dijo.

El problema, a su juicio, es que “nos obsesionamos con las personas y no: el problema es otro. Es como la comida rápida. El fenómeno lo inventamos nosotros, pero ya está en todo el mundo”.


Volver al home

Temas relevantes

#netflix#No miren Arriba

Notas relacionadas

Deja tu comentario