Youtube vía Amauryn29X

“Abuela Vengadora”, la mujer de 62 años que la rompe en Twitch con sus partidas de League of Legends

Anabel Ávila, más conocida como "La Abuela Vengadora", ya cuenta con 180 suscriptores en Twitch y gana 300 euros al mes ($281.869) y su sueño es poder vivir del streamings mientras juega LoL.

Pasar seis horas al día jugando partidas en League of Legends es el pasatiempo de Anabel Ávila Vegue, una madrileña de 62 años que ha agarrado fama en la comunidad de Twitch por sus habilidades en este videojuego.

Este multijugador en línea de estrategia abreviado como LoL en que dos equipos, de cinco jugadores, deben destruir la base de su enemigo, ya cuenta con cerca de 180 millones de usuarios entre 16 a 25 años. Pero Anabel sale de la norma.

La “Abuela Vengadora” empezó sus trasmisiones en marzo de 2020 a través de su canal en Twitch y suma más de 36 mil seguidores, 180 suscriptores y gana alrededor de 300 euros al mes ($281.869).

“Yo ya jugaba, pero empecé con esto del streaming justo en marzo de 2020, unos días antes de que empezara el confinamiento”, dijo para El País. La madrileña tenía su salón de manicure y debido a la pandemia, tuvo que cerrar sus puertas.

El LoL ya era parte de su vida. Nueve años atrás, Ávila vivió un divorcio muy duro. “Estaba hundida, deprimida, y vino mi hijo mayor y me dijo: ‘Mamá, ya sé lo que necesitas, se llama League of Legends y es un juego online’”. Así empezó a compartir su afición con sus tres hijos y su marido, ahora es para una comunidad de players.

Pero Anabel prefería los clásicos. Desde hace años que está involucrada con las pantallas y consolas. “En mi luna de miel había una máquina con el Space Invaders en el hotel y me pasé la mitad del viaje jugando”, dijo al medio.

De los clásicos a lo moderno, incluso en su nickname. Ella relató además que se puso ese nombre luego de que la trolearan en una partida. “Me cambié el nick, borré a todos mis contactos y juré vengarme de todos los niños rata”, chacoteó.

A pesar de esto, LoL ha sido su espacio para divertirse. Las personas le dicen abuela con respeto y no ha tenido mayores problemas. “A los jugadores lo que les importa es que seas bueno, les da igual si eres chico o chica”, aseguró.

VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios