Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Mundo

14 de enero de 2022

La «teoría amorosa» que explica el secuestro de un empresario italiano en Costa de Marfil

La "teoría amorosa" que explica el secuestro de un empresario italiano en Costa de Marfil Captura

El hombre aseguró que viajó al país africano para hacer trabajos voluntarios, pero todo indica que fue engañado por el perfil de una mujer en redes sociales.

Por

Claudio Formenton es un empresario italiano de 64 años que fue víctima de un secuestro durante un viaje a Costa de Marfil.

El hecho ocurrió a fines de noviembre. El hombre le informó a su familia en Venecia que se iba a tomar una semana de vacaciones en el país africano.

Según su propia versión, la idea era trabajar con una comunidad misionera en la ciudad de Abiyán, según informa la BBC.

En el aeropuerto, a Formenton lo esperaba un taxista que sostenía un cartel con su apellido. El italiano se subió confiado al vehículo, sin embargo, en lugar de ser trasladado hacia su objetivo, fue secuestrado.

Los captores le exigieron a su familia el pago de un rescate para liberarlo. Al mismo tiempo, el empresario era movido de una escondite a otro, hasta que llegaron a un hotel de Bonoua, donde fueron allanados por la policía marfileña.

Los uniformados habían intervenido los teléfonos para establecer el paradero de Formenton. Tras la redada, el italiano regresó a su país completamente ileso.

La «teoría amorosa»

La Fiscalía italiana inició una investigación del secuestro de Formenton y encontró algunas inconsistencias en los hechos. A tal punto de que han deslizado la tesis de que el empresario fue víctima de una trampa amorosa.

Los persecutores romanos aseguran que el italiano mantuvo contacto por redes sociales con una joven marfileña llamada Olivia Martens. Intercambiaron mensajes durante meses y cultivaron una relación romántica en línea.

Sin embargo, por la misma vía, le dijeron a Formenton que la mujer tenía problemas legales y le pidieron ayuda financiera. Sin embargo, en lugar de enviar dinero, el hombre habría decidido volar a Costa de Marfil con la intención de conocerla.

Los fiscales creen que Olivia Martens pudo haber actuado como cebo. Incluso, estudian la posibilidad de que se trate de una perfil falso y la mujer no exista realmente. También especulan que otros italianos ricos pudieron haber sido atacados por el mismo personaje.

El abogado de Formenton, Stefano Marrone, no ha entregado una versión actualizada del secuestro. Sin embargo, en su última aparición en medios, insistió en la tesis de que su defendido se encontraba en Costa de Marfil para realizar trabajos humanitarios.

«Durante años ha estado haciendo trabajo voluntario en nombre de las poblaciones de los países pobres, especialmente en África», argumentó.

Notas relacionadas

Deja tu comentario