Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Planeta

14 de enero de 2022

Magawa, la rata que murió a los ocho años y detectó más de 100 minas terrestres en Camboya

Instagram @teampdsa

En los cinco años de trabajo, Magawa detectó muchas minas terrestres que aún son parte de un horrible capítulo de la historia de Camboya y que todavía sigue cobrando miles de víctimas.

Por

A la edad de ocho años falleció Magawa, la rata gigante africana que olfateó en más de 100 minas terrestres en Camboya. Estos dispositivos son vestigios de una guerra civil que terminó en los 90, pero sus consecuencias permanecen en la tierra.

El animal trabajó durante cinco años para la organización APOPO con sede en Tanzania y es una de las «ratas heróicas». Su entrenamiento empezó en la década de 1990.

Su labor no fue en vano, pues la organización benéfica veterinaria People’s Dispensary for Sick Animals (PDSA) la condecoró. Recibió la distinción máxima en una medalla de oro, convirtiéndose en la primera rata en recibirlo.

«Ha sido una especie de embajador de APOPO destacando nuestro trabajo”, dijo para Time el director ejecutivo de la organización, Christophe Cox.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de APOPO (@herorats)

Peligro en Camboya

Camboya es uno de los 59 países donde todavía quedan minas terrestres. Según la Autoridad de Acción contra las Minas de esta nación, hasta el año pasado, los explosivos terrestres han matado y herido 65.000 personas, desde la caída del régimen de los Jemeres Rojos en 1979. No solo ellos pusieron estas bombas, también el ejército estadounidense y vietnamita.

Al respecto de las personas heridas, PDSA reportó que en país asiático tiene el mayor número per cápita de personas amputadas a causa de los artefactos: son alrededor de 40.000 personas.

El programa de APOPO ha logrado detonadar hasta la fecha 6.400 minas terrestres, pero queda mucho todavía. La autoridad local además informó que todavía faltan por revisar cerca de 777 kilómetros cuadrados.

Asimismo, Camboya es firmante de la convención de Ottawa, que prohíbe las minas antipersonales (AP) en todas sus formas: uso, almacenamiento, producción y transferencia. Tienen hasta el 31 de diciembre de 2025 para limpiar estos sitios minados.

Cox dijo que «la mayor parte de los fondos de la organización provienen de fundaciones, mientras que el resto proviene del apoyo público a través de «adopciones» de ratas de limpieza de minas, apoyo del gobierno y subvenciones para investigación».

Magawa se hizo famosa por su increíble capacidad olfativa, para detectar los peligrosos explosivos colocados en los suelos de Camboya, convirtiéndose en la rata más «adoptada» de APOPO.

A futuro, esperan tener más fondos para invertirlos en investigación y desarrollo y entrenar más ratas para otros usos. El sensible olfato de estos animales podrían servir para la detección de productos ilegales silvestres e incluso para hallar sobrevivientes bajos los escombros en situaciones de desastre.


Volver al home

Temas relevantes

#camboya#minas terrestres

Notas relacionadas

Deja tu comentario