Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

25 de enero de 2022

Una subsecretaría para Siches: las claves del cargo que secundará a la influyente doctora en Interior

Una subsecretaría para Siches: académicos sugieren experiencia en las temáticas propias de la cartera en Interior.

Con fenómenos que van desde la violencia en la Araucanía hasta la seguridad ciudadana, la persona que asuma la subsecretaría del Interior acompañará a una de las mujeres más influyentes del próximo comité político de La Moneda, Izkia Siches. Académicos y ex autoridades sugieren criterios: desde experiencia en las temáticas del área, hasta una militancia partidaria determinada para dotar de mayor amplitud política al ministerio.

Por

En su primera entrevista televisiva tras ser nombrada formalmente como la próxima ministra del Interior, Izkia Siches abordó la situación de La Araucanía, acaso el conflicto más quemante que deberá gestionar su cartera. Así, ratificó la decisión del Presidente electo, Gabriel Boric, de no persistir con el Estado de Excepción en la zona durante su mandato.

“Militarizar la zona no ha logrado el objetivo de reducir la violencia, sino que lo ha incrementado”, aseguró Siches en el programa Mesa Central el pasado domingo 23 de Enero, en lo que fue su primera definición sobre un tema que es de competencia directa de la cartera que asumirá el 11 de marzo.

Sin embargo, las declaraciones de Siches no se quedaron ahí. Además, aseguró que “en la Araucanía hay sectores reducidos que pareciera que les beneficia el conflicto”, lo cual bastó para que desde La Moneda hasta Chile Vamos salieran a replicar con dureza a la ex presidenta del Colegio Médico.

Mientras el Presidente Piñera dijo en un punto de prensa que “es importante informarse bien” respecto de las palabras de Siches, la directiva de RN sacó un comunicado en el que se lee: “Rechazamos la irresponsable denuncia que hiciese la futura ministra del Interior”.

Son las primeras horas de Izkia Siches en una cartera que históricamente no responde a su perfil: de profesión médica, carece de militancia política, además de ser la primera mujer ministra del Interior en un cargo, hasta ahora, de sumo masculinizado.

No obstante la influencia que tiene en el equipo del Presidente electo,  quien luego de erigirse como una de sus estrechas colaboradoras tras la primera vuelta presidencial terminó a cargo de la jefatura de gabinete en el próximo comité político de La Moneda, Siches tampoco cuenta con experiencia en seguridad, ahí donde convergen, en similitud de intensidad y complejidad, la delincuencia, el narcotráfico, la migración y el conflicto en la Araucanía.

Por esto último, cobra especial relevancia el nombramiento de la subsecretaría que deberá complementar las labores de la doctora, lo cual debería ocurrir antes del miércoles 26 de enero, según ha informado el propio Presidente electo.

Para ello, hasta ahora suenan dos nombres puestos a disposición por los partidos del denominado “Socialismo Democrático” para la subsecretaría de la cartera: el todavía diputado por Arauco Manuel Monsalve (PS) en Interior, junto a Eduardo Vergara (PPD) en Prevención del Delito, cuentan fuentes partidarias a este medio. 

Lo anterior, para así tener el diseño completo del equipo ministerial para  lo que será el primer cónclave del futuro Mandatario con los 24 ministros y 39 subsecretarios. De ahí surgirán los primeros lineamientos para el próximo gobierno.

Violencia en la Araucanía 

Uno de los desafíos más grandes que deberá asumir la futura ministra del Interior es la violencia en la Araucanía, conflicto que ha dejado cuatro muertos por reyertas armadas en la última semana, entre quienes se contaban tres trabajadores agrícolas y uno forestal. 

Así, Siches deberá destrabar un conflicto que tiene como antagonistas principales a los grupos radicalizados de la región. Entre estos se encuentra la Coordinadora Arauco Malleco, liderado por su vocero Héctor Llaitul. 

Una muestra de la disposición anímica para el gobierno entrante: 30 de diciembre pasado la CAM difundió un comunicado en el que sus miembros reivindicaron “la violencia política como un instrumento legítimo de nuestra lucha, sea quien sea que esté gobernando”.

“Nuestro ánimo tiene que ser de diálogo y ahí tenemos que hacer un trabajo con todos los actores, incluyendo a la CAM”, dijo Siches a modo de respuesta en la ocasión, lo cual bastó para atizar una polémica de la que tuvo que intervenir el propio Presidente electo al día siguiente.

“Vamos a dialogar con todos los que estén disponibles para llevar el camino de la paz”, matizó Boric sobre una zona en la que el Estado de Excepción ha sido renovado cinco veces desde la primera vez que se decretó, el 12 de Octubre del año pasado.

Seguridad y narcotráfico

Parte de tomar el fierro caliente que implica el ministerio del Interior tiene que ver con hacerse cargo de dos temas que han sido señalados por la ciudadanía como unos de los principales problemas que debería solucionar el gobierno, según consigna la última encuesta CEP: la delincuencia y el narcotráfico.

Así, Siches deberá lidiar con un contexto en el que, según información sistematizada por Carabineros, durante la primera semana de este año los robos con violencia aumentaron en un 70%; los robos con intimidación un 61%; los robos con sorpresa, un 74% y los robos violentos de vehículos, un 44%, en relación respecto a la misma fecha del año pasado.

A lo anterior se suman indicios de la presencia de actores relacionados al cártel de Sinaloa (México) en el país. Esto, ya que según constató el Ministerio Público en una incautación de seiscientos kilos de cocaína realizada en Puerto Montt este 17 de Enero, se tomó detenidas a dos personas ligadas a la ex esposa del capo mexicano, Joaquín “Chapo” Guzmán.

Migración irregular

Otro de los temas que mayor complejidad social ha adquirido en el último tiempo, el cual deberá ser abordado por la futura titular de Interior, es la migración irregular, cuya magnitud parece ir creciendo de forma sostenida. 

Según registros de Carabineros, entre el 2019 y 2021 más de dieciocho mil personas ingresaron al país por pasos no habilitados, de los cuales alrededor de catorce mil lo hicieron por las zonas fronterizas de Colchane e Iquique.

Con todo, la entrada no regulada de migrantes aumentó en el 2021 un 82% en relación con el año anterior.

A su vez, la situación ha alcanzado puntos altos de violencia, como aquella marcha del 27 de Septiembre pasado que derivó en una quema de campamentos de migrantes en la ciudad de Iquique.

Esta situación hizo que el gobernador de Tarapacá, José Miguel Carvajal (Comunes) se tirara en picada contra Sebastián Piñera al afirmar que “el Presidente no puede estar en el poder y no puede gobernar este país, porque no están las condiciones de seguridad para la población migrante”. 

La voz de la academia y la experiencia: dupla con la ministra y confianza con el Presidente

Así, a la espera del anuncio de quién será la persona que acompañará a Izkia Siches en el ministerio, el ex titular de Interior del ex Presidente Ricardo Lagos, Francisco Vidal (PPD), esboza algunas criterios que serán fundamentales para quien asuma el 11 de marzo la subsecretaría de la cartera.

“La clave es la potencia que tenga el subsecretario del Interior. Que tenga experiencia política, que se lleve muy bien con la PDI y Carabineros, eso es clave. También que haga dupla muy bien con la ministra, que tengan la misma línea. Si funciona bien esos puntos, la ministra puede darle más tiempo diario al tema político”, sugiere Vidal.

En tanto, para el académico de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad de Talca, Mauricio Morales, será fundamental que quien resulte designado para la subsecretaría de Interior tenga una amplia experiencia en temas de seguridad, lo que podría determinar la viabilidad de las políticas públicas que el gobierno pretenda impulsar en el área que, entre otras cosas, propone en el programa de gobierno la creación de un “ministerio de Seguridad, Protección Civil y Convivencia Ciudadana”. 

“Debe ser un especialista en seguridad y no necesariamente un político de trayectoria tan amplia. El ideal es que ambas condiciones estén presentes, pero se requiere de alguien con experiencia en la materia porque, de lo contrario, será un fusible que fácilmente puede saltar, lo que perjudicará la continuidad de las políticas públicas en asuntos de seguridad”, sintetiza Morales.

Considerando la independencia partidaria de la futura ministra, el académico aventura que la persona designada probablemente sea militante de algún partido de Apruebo Dignidad o de las colectividades de la ex Concertación que respaldan a Boric, a fin de dar una mayor amplitud política a la cartera.

“Parece más razonable que el equipo ministerial sea diverso en cuanto a su composición partidaria con el fin de compartir y no concentrar todas las responsabilidades”, finaliza Morales.

Con todo, Francisco Vidal plantea una característica fundamental que deberá tener quien secunde a Izkia Siches en Interior: la disposición para arriesgar el capital político en un ministerio que -valga la metáfora- vive “apagando incendios”.

“Todos los que estén en esa primera línea en La Moneda tienen que estar dispuestos a quemarse. Nadie puede mirar para el techo”, finaliza solemnemente el ex ministro.

“El ministerio del Interior es como una botica de urgencia. Que todos los días aparecen nuevos problemas”, alegoriza Hugo Frühling, director del Instituto de Asuntos Públicos de la U. de Chile sobre el sello de un ministerio definido por las emergencias. “El subsecretario del Interior, tiene una función muy estratégica. Pueden ser más importantes incluso que varios otros ministerios sectoriales”, agrega el académico. 

Para profundizar en el perfil de quien asuma la subsecretaría del Interior, Frühling enfatiza que debe ser “una persona que cumple funciones de extrema confianza, no sólo del ministro, sino que del Presidente. Requiere ser una figura muy robusta”. 

Un tono común en el ministerio

¿Cómo se expresa esa sintonía fina con el futuro Mandatario? La tonalidad con que tanto la subsecretaría como la futura ministra Siches comuniquen e implementan la agenda propia de la cartera. 

«Cada ministro y cada subsecretario tienen que concordar en un tono determinado. El tono de Hinzpeter era más bien represivo, por ejemplo. Claramente ese no es un tono que le acomode al próximo gobierno y no creo que sea productivo», agrega el docente. 

“Debe pesar más lo político que lo técnico en un futuro subsecretario o subsecretaria. Pero, sobre todo, debe ser un hacedor, gestor, alguien que quizás aparezca poco en la prensa, pero que sea quien sostenga los muebles cuando hay temblores”, remata el experto. 

Algo que el decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la U. Autónoma, Tomás Duval, lo sintetiza de la siguiente manera: “Lo mejor sería poder tener a una ministra ocupada de los temas políticos y unos subsecretarios encargados de la seguridad”.

También puedes leer: De Rengo a Santiago, pasando por La Habana: El largo camino de Begoña Yarza hasta el Minsal


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

Notas relacionadas

Deja tu comentario