Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

27 de enero de 2022

Pardow, Dammert y Águila: los nombres que se barajan para el influyente “Segundo Piso” de Boric en La Moneda

Segundo Piso: los nombres de los asesores de Boric en La Moneda Agencia Uno

Uno de los espacios claves que aún debe diseñar Gabriel Boric para su futuro gobierno es el llamado Segundo Piso, ahí donde coincidirá el reservado grupo de asesores más cercanos al Presidente electo. Para esto, se manejan algunos nombres que adquirieron un alto nivel de confianza con el futuro Mandatario, como el abogado y ex jefe de campaña, Diego Pardow.

Por

Mientras la conformación del gabinete dio a conocer la cara más visible del próximo gobierno, la lista de las treinta y nueve subsecretarías mostrará la configuración de la segunda línea de la administración de Gabriel Boric. Sin embargo, parte fundamental de la estructura más incidente del futuro gobierno aún está por verse.

Esto, ya que entre los nombramientos y definiciones que le quedan a Gabriel Boric, está el diseño de su equipo de asesores más cercano, reservado grupo históricamente conocido como el “Segundo Piso” de La Moneda, dada la ubicación de este espacio de confianza en la sede de gobierno: segundo piso, ala poniente de Palacio.

Este elenco de colaboradores es de plena confianza del Presidente y está compuesto por cargos de influencia en la gestión del Ejecutivo: la dirección de Comunicaciones de la Presidencia, la Secretaría de Comunicaciones -Secom- y la jefatura de asesores del Presidente, cargo que también es reconocido como la cabeza del Segundo Piso.

Así, mientras desde La Moneda Chica advierten que aún no hay una estructura definida para el Segundo Piso, los nombres que se estarían barajando son profesionales políticamente comprometidos, pero que provienen de espacios de reflexión como centros de estudios y universidades.

Ernesto Águila. El académico de la Facultad de Humanidades y Filosofía de la Universidad de Chile y columnista de este diario, Ernesto Águila es uno de los nombres que se evalúan en el entorno de Boric para integrar el reservado grupo de asesores del futuro Presidente.

El analista político, quien militó en el PS por cuarenta años hasta que renunció tras el Estallido Social del 2019, participó de manera activa en la campaña presidencial de Gabriel Boric a través de Plataforma Socialista, espacio de militantes y ex militantes socialistas inconformes con la actual orientación del partido. El colectivo, además, también suele participar de las reuniones de la dirigencia de Apruebo Dignidad.

Esta postura se vio reflejada en el texto fundacional de la agrupación, en el que califican a la colectividad conducida por el senador Álvaro Elizalde, como una “organización extraña e irreconocible a la luz de su historia”. En esta línea, desde un principio han sido defensores de aliarse al Frente Amplio. 

Lucía Dammert. La socióloga y Doctora en Ciencia Política, Lucía Dammert, es otra de las cartas que se barajan en el anillo de Boric para integrar el Segundo Piso de La Moneda. 

La académica de la Facultad de Humanidades de la USACH ha dedicado su carrera profesional a investigar temas de seguridad, crimen y gobernabilidad en el continente. Materias en las que asesoró al segundo gobierno de Michelle Bachelet en Interior y que continuó con el Presidente electo durante la pasada campaña presidencial.

En esa línea, la también directora de Espacio Público se integró al comando de Gabriel Boric para participar como coordinadora programática. Su cercanía al futuro Mandatario, además, se vio reflejada cuando acompañó al entonces candidato a algunos de los hitos más relevantes de la contienda presidencial. Ejemplo: el debate Anatel de la primera vuelta presidencial. 

Diego Pardow. El abogado y doctor en derecho, Diego Pardow, ha sido desde el comienzo de la campaña presidencial uno de los más estrechos colaboradores de Gabriel Boric, a quien conoce desde su época estudiantil en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, casa de estudios donde es académico. Sus áreas de especialización son democracia y anticorrupción, libre competencia y consumidores, y seguridad social. 

También, Pardow fue presidente ejecutivo de Espacio Público hasta que se integró al comando de Boric para asumir la coordinación programática y la jefatura de su campaña durante la primera vuelta.

Pese a que su nombre sonaba fuerte para asumir algún ministerio, terminó fuera de la nómina de la primera línea del próximo gobierno. Por esta razón, desde La Moneda Chica se menciona su nombre como un candidato natural para asumir un rol entre los asesores del próximo Presidente.

Pablo Paredes. El publicista, dramaturgo y poeta, Pablo Paredes (RD), fue el cerebro detrás de la franja electoral televisiva que inmortalizó al Presidente electo arriba de un ciprés magallánico, imagen cristalizada como el símbolo de su candidatura.

Así, el nombre de quien también fuera guionista de la serie El Reemplazante y coordinador nacional de Revolución Democrática entre los años 2014 y 2015, suena fuerte para hacerse cargo de la Secretaría de Comunicaciones, según comentan las fuentes al interior de La Moneda Chica. 

Paredes, además, integra la corriente interna de RD denominada “Pantalones Largos”, tendencia que ha defendido el entendimiento con el mundo socialista -por ende, también son apuntados como “moderados- y donde convergen también el todavía diputado Miguel Crispi y el secretario general del partido, Sebastián Depolo. 

De materializarse su opción en el cargo, quien también fuera guionista de la franja electoral de la campaña presidencial de Beatriz Sánchez en el 2017 y dos veces ganador del extinto Premio Altazor de las Artes, estará a cargo de la estrategia comunicacional del próximo gobierno. 

Diseño en construcción: sin un “Larroulet” a la vista

Si bien desde la Moneda Chica recalcan que el diseño del próximo Segundo Piso se encuentra en construcción, sí mencionan que el Presidente electo buscaría alejar a su grupo de asesores del esquema que trazó Sebastián Piñera para su segunda administración.

Lo anterior,  para que el Jefe de Asesores no sea una figura fundamental por quien pasen las decisiones políticas del gobierno, lo que en el caso del actual Presidente se personalizó en el ex ministro Cristián Larroulet.

Según comentan en el círculo del Presidente electo, esto obedecería el nombramiento de Giorgio Jackson en la Secretaría General de la Presidencia (Segpres). 

De esta forma, el diseño del gobierno entrante buscaría que el Segundo Piso asesore al Presidente, pero que las decisiones finales sean zanjadas en el comité político, el cual será integrado por Izkia Siches (Ministra del Interior), Camila Vallejo (Segegob), Mario Marcel (Ministro de Hacienda), Antonia Orellana (Ministra de la Mujer), los partidos de Apruebo Dignidad y el “Socialismo Democrático” (PS, PPD, PR y PL), además del propio Jackson.

Influyentes y resistidos: los Segundos Pisos del pasado

El reservado grupo de asesores del Segundo Piso fue un espacio que surgió  en el gobierno de Ricardo Lagos, donde coincidieron -entre otras figuras insignes de la Concertación- como el sociólogo Ernesto Ottone y el fallecido abogado Eugenio Lahera. En el mundo de la centro izquierda hay consenso en que este fue uno de los grupos de asesores más sofisticados de los últimos años.

Durante el primer gobierno de Michelle Bachelet, el Segundo Piso tuvo una destacada influencia. Esto, al punto de que, durante esos años, se mencionaba entre la dirigencia de la ex Concertación de que el binomio Paula Walker -ex jefa de prensa- y Juan Carvajal -ex director de la Secom- fungía casi como un ministerio aparte. 

En este grupo también se encontraban figuras de confianza de la ex Presidenta, como Francisco Javier Díaz (posterior subsecretario del Trabajo) y María Angélica Álvarez, “la Jupi”, entonces jefa de programación y de quien se decía era amiga de Bachelet. También fue figura central el ex jefe de gabinete de la ex Mandataria, Rodrigo Peñailillo, quien en el segundo gobierno de Bachelet ejerció como un poderoso ministro del Interior, para luego ser defenestrado a raíz del caso Caval.

Con todo, este espacio de asesores adquirió una presencia mayor durante el primer gobierno de Sebastián Piñera, en donde la jefatura de asesores recayó en la actual miembro del Tribunal Constitucional, María Luisa Brahm. Se decía que era una suerte de “fiscal” en el cumplimiento de objetivos en las políticas públicas de los ministerios de la época.

En esa línea, el Segundo Piso en el segundo gobierno de Michelle Bachelet también tuvo una influencia que resintieron los ministerios. El personaje fuerte de ese espacio fue el sociólogo Pedro Guell, uno de los autores intelectuales de los relatos que acompañaron al proyecto de la Nueva Mayoría. 

A Guell, por ejemplo, se le atribuye el concepto de “realismo sin renuncia”, acuñado cuando el gobierno tuvo que frenar su ímpetu transformador ante una economía adversa.

Asimismo, el actual Segundo Piso de La Moneda también ha sido objeto de polémica. Así, el ex precandidato presidencial y otrora timonel de RN, Mario Desbordes, ha sido explícito en criticar las ideas ortodoxas que supuestamente impulsa Cristián Larroulet desde la jefatura de asesores de Palacio.

El perfil del segundo piso: Discreción y saber decir que no

La conformación del gabinete del futuro gobierno, en el que conviven las fuerzas políticas de Apruebo Dignidad con los partidos de la ex Concertación, es señalada por los expertos como uno de los principales obstáculos que deberá sortear el próximo Segundo Piso.

“Ahí va a haber un primer desafío: cómo incorporar a estas dos almas con las que Gabriel Boric ha decidido gobernar. Donde hay una identidad más de izquierda, muy centrada en lo simbólico y en el relato, y una segunda alma que es más técnica, fría y lejana de esta retórica más inflamada”, comenta Rodrigo Pérez de Arce, subdirector del Instituto de Estudios para la Sociedad. 

Para el abogado también esta coordinación deberá enfrentar el desafío de calmar las ansiedades de los distintos sectores que gobernarán junto a Gabriel Boric a partir del 11 de Marzo. 

“Su Segundo Piso va a tener que maniobrar en un contexto hostil, tanto por las condiciones externas como con las presiones sobre el ritmo que va a tener dentro de su propia coalición; va a haber gente que va a pedir más velocidad y otros que van a pedir que vaya más lento. Manejar esa caja de cambios va a ser un desafío importante”, agrega el investigador del IES. 

Junto con aunar a las distintas fuerzas políticas representadas en el gabinete de Gabriel Boric, el sociólogo Axel Callís señala que el grupo de asesores también deberá procurar no intervenir en las funciones ministeriales.

“Lo importante es que el Segundo Piso no se convierta en una amenaza para los ministros. Cuando eso ocurre, todo lo que puede hacer un comité asesor pasa a ser irrelevante, porque lo que se hace es debilitar al gobierno”, sintetiza el director de la encuestadora Tú Influyes.

En tanto, quien fuera director de la Secretaría de Comunicaciones durante el primer gobierno de Michelle, Bachelet, Juan Carvajal, es directo en identificar en el Congreso otro escollo que deberá tener en consideración el reservado grupo de asesores del presidente.

“La principal tarea del Segundo Piso va a ser cómo transitar en estos difíciles tiempos de un Parlamento que está partido en dos mitades, junto con lograr que la mayoría de las personas sea capaz de percibir la naturaleza de los cambios”, advierte Carvajal, quien ve que el empate parlamentario obligará al segundo piso a velar por “la búsqueda de acuerdos y ganar mayorías. En la medida que tú logras acuerdos, las contra comunicaciones se desvanecen”, añade.

En ese sentido, Carvajal también se aventura en una conformación ideal del Segundo Piso, vinculada a la conformación del gabinete. “Una pista muy clara de lo que se podría buscar, esperar y necesitar”, sintetiza el periodista.

“Lo que debe tener ese Segundo Piso son sensibilidades distintas, de manera que en la diferencia sea capaz de llegar a puntos que permitan enfocar los temas desde distintos lados y perspectivas para encontrar las mejores soluciones”, apunta Carvajal, para quien los asesores del Presidente “no deberían ser de militancia. Lo que importa es cómo los personajes que están ahí actúan para hacer sugerencias que puedan enfrentar de la mejor forma las distintas situaciones y conflictos”.

Con todo, Axel Callís también identifica un deber primordial para los próximos asesores del presidente: “En los países donde les va bien a los presidentes, los segundos pisos no existen en la prensa. Es como un árbitro. Un árbitro que lo hace bien es el que pasa desapercibido. El día que el segundo piso se transforma en un tema, está todo mal”.

En tanto, Pérez de Arce también se las juega por ponderar las distintas habilidades, tanto políticas como profesionales, que debería tener el Segundo Piso de Gabriel Boric basándose en la figura misma del Presidente electo.

“Como lo demuestra el propio Boric, aquí hay que tener personas técnicas con vocación política. Aquí no basta que sean 51% técnicos y 49% políticos. Aquí lo técnico requiere de mucho manejo político, sobre todo cuando haya que decir que no, frenar ciertos impulsos y tomar decisiones que quizás no sean tan populares. La técnica tiene que contrapesarse con eso”, remató.

También puedes leer: Por qué es tan importante la Subdere, la subsecretaría donde suena fuerte el nombre de Miguel Crispi


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

Notas relacionadas

Deja tu comentario